Trucos para limpiar zapatos de niños de ante o serraje

5
(1)

Los materiales utilizados para fabricar zapatos de niños no solo influyen en el atractivo de los mismos, sino también en la durabilidad, la comodidad y en la propia salud de los más pequeños. Cuando nos decantamos por un modelo, debemos considerar todos los aspectos, y el diseño es uno de los principales.

Sin embargo, cuando se trata de la elección de zapatos para niños, tendremos en cuenta tanto la comodidad como los materiales de fabricación, y será necesario saber cómo podemos conservarlos en buenas condiciones. Dos de los materiales más utilizados en la fabricación de zapatos para niños son el ante y el serraje.


Limpiar zapatos de niños de ante y serraje

El ante, el serraje y el nobuck tienen la gran ventaja de que se trabajan de forma que se adaptan perfectamente a todo tipo de diseños: botas, mocasines, calzado deportivo, sandalias, etc. Un cuidado diario y adecuado del calzado de nuestros niños ayudará a que siga impecable, no parezca descuidado o con aspecto desgastado y dure más tiempo.

La limpieza diaria consistirá en pasar por toda la superficie un cepillo de cerdas suaves, o un paño humedecido con agua y un poco de jabón neutro, frotando suavemente en dirección del pelo, de esa forma evitaremos que aparezcan surcos o marcas que lo desluzcan.

Si hay manchas de grasa se deberán frotar con el cepillo y un poco de amoniaco, siempre con movimientos suaves, hasta que la mancha desaparezca por completo. Si estas manchas son recientes, bastará con utilizar un poco de talco que absorba la grasa antes de limpiar con agua y jabón neutro.

Cuando el calzado tenga manchas de barro, antes de limpiar hay que retirarlo por completo con un bastoncillo o una lima de uñas. Se puede utilizar desengrasante o quitamanchas no agresivo para manchas de otro tipo, por ejemplo tinta o pintura.

Consejos a tener en cuenta

El agua es el principal enemigo del calzado del ante y el serraje, con lo cual, es conveniente que desde el primer momento se limpien y sequen de inmediato para evitar que se deterioren.

Hay remedios caseros que siempre funcionan, como envolver el cepillo con una media o un paño fino para evitar surcos, y guardar los zapatos envueltos en tela de algodón o papel y evitar así que el material del que están hechos sufra cualquier tipo de anomalía.

Hay productos comerciales muy recomendables para su limpieza. El agua micelar también es uno de los productos que ayudan a una limpieza adecuada. Todo contribuye para que el calzado de ante y serraje se conserve con un aspecto inmejorable y en condiciones óptimas por más tiempo.

Puedes valorar este artículo?

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *