Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.365 suscriptores

La violencia de género y sus repercusiones en los niños

La violencia de género es una realidad desgraciadamente frecuente en muchos hogares. La violencia de género es un problema de todos que afecta a todos, las consecuencias son tremendas y en especial en los niños y niñas que viven en hogares en los que la violencia de género está presente.

La Organización Mundial de la Salud, considera a la violencia de género como uno de los problemas de salud pública internacionales más graves, que debe ser solucionado por toda la sociedad.

La violencia de género se ha convertido en una prioridad para las diferentes políticas sociales, tanto a nivel nacional como regional. En estas políticas se recoge la atención a los niños, las niñas y adolescentes como víctimas del fenómeno.

La violencia de género y los niños

La violencia de género afecta a muchas víctimas, entre las que cabe destacar los niños y las niñas ya que están en un periodo de desarrollo en el que son especialmente vulnerables y además son víctimas muchas veces olvidadas.

Las repercusiones provocadas en múltiples áreas de su desarrollo, están demostradas pero a pesar de ello, en la mayoría de los casos no se produce una intervención adecuada.

Según la definición que la Organización Mundial de la Salud hace sobre el maltrato infantil, podemos integrar la violencia de género como una forma de maltrato infantil. En el sentido en que los niños y niñas son espectadores de la violencia y sufren maltrato emocional con repercusiones graves.

violencia de género

Repercusiones de la violencia de género en los niños y niñas

Los niños y las niñas son los espectadores silenciosos de la violencia, son espectadores en fase de desarrollo, y vivirán el ambiente, vivirán la violencia, vivirán el miedo, el odio, etc. Veamos cuales son las repercusiones:

  • Se ven afectadas diferentes áreas de su desarrollo.
  • Los niños y niñas que viven la violencia de género, crecen en un ambiente y clima de violencia negativo para su desarrollo y bienestar.
  • Las figuras de apego, figuras más cercanas desempeñan roles confusos para el niño y/ o la niña: el padre maltratador y la madre maltratada. Esto trae consecuencias psicológicas importantes. Para los niños y niñas tanto su padre como su madre son figuras de referencia y tendrán que dar un sentido a la situación y los roles que observan, cuando no ayudamos a dar sentido a los mismos las consecuencias futuras pueden ser desastrosas.
  • Desarrollo de un patrón de apego, inestable, inseguro y nada sano que puede dar lugar a futuras relaciones insanas.
  • Aparecen muchas emociones contradictorias, y tienen dificultades para otorgar un sentido, para canalizarlas: el miedo, el amor, el enfado, la rabia, etc….
  • Puede aparecer un sentimiento de culpa, del que difícilmente se libraran sin ayuda.

 

Consejos para actuar con los niños y niñas víctimas de violencia de género

  1. No debemos olvidarnos de los niños y las niñas. Aunque no quieran hablar de ello y prefieran minimizar así el problema debemos ayudarles a dar un sentido a todo lo que han vivido o aún viven.
  2. Habla con ellos e indaga sus interpretaciones y creencias. Ten en cuenta que tratamos de ver cómo están interpretando la situación, el objetivo es darles una visión realista y acabar con interpretaciones erróneas: no es culpa del niño, no hay nada que pueda hacer o pudiera haber hecho, son situaciones graves que ocurren y que bajo ningún concepto deben tolerarse, el maltratador no debe nunca maltratar a la víctima, no es culpa de la víctima,…En este sentido debemos de comprender que para el niño o la niña se trata de dos personas queridas, por lo tanto es importante trabajar con mucho tacto.
  3. Ayúdale a identificar y expresar sus emociones. Es normal que experimente muchas emociones contradictorias que le lleven a sensaciones difusas y difíciles de identifica para los niños y niñas. Nuestra labor es guiarles para que identifiquen y dejen salir esas emociones.
  4. Procúrales modelos de familia no violentos y hazles ver que eso lo normal y lo sano.
  5. Analiza sus significados vitales y los comportamientos que puede haber interiorizado. En muchas ocasiones imitan la violencia vivida y es muy importante evitar que por un lado imiten y por otro que asuman que pueden ser víctimas de violencia porque asuman un significado así.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>