¿Qué son las terapias familiares y por qué son importantes?

terapia familiar

La familia es una de las instituciones más importantes y fundamentales en la vida de las personas. En la familia se aprenden los primeros valores, normas, hábitos y actitudes que nos acompañarán durante toda nuestra existencia. La familia también es el principal agente de socialización, es decir, el que nos enseña a relacionarnos con los demás y a integrarnos en la sociedad. Además, la familia es una fuente de apoyo, afecto, seguridad y confianza, que nos ayuda a afrontar las dificultades y los retos que se nos presentan en el camino.

Sin embargo, la familia no es una entidad estática, sino que está sometida a constantes cambios y transformaciones, tanto internas como externas. Los ciclos vitales, las crisis, los conflictos, las enfermedades, las pérdidas, las separaciones, las nuevas incorporaciones, las transiciones, las expectativas, las diferencias, las influencias del entorno… Todos estos factores pueden generar estrés, tensión, desajuste, desequilibrio, malestar o sufrimiento en la familia, afectando a la calidad de vida y al bienestar de sus miembros.

En estos casos, puede ser de gran ayuda recurrir a un servicio de salud especializado en la intervención familiar, que pueda ofrecer una atención integral, personalizada y multidisciplinar a la familia. Se trata de las terapias familiares, un tipo de psicoterapia que se centra en la familia como unidad de análisis e intervención, y que busca mejorar la comunicación, la cohesión, la adaptación y la resolución de problemas en el seno familiar.


Las terapias familiares son un conjunto de técnicas y estrategias terapéuticas que se aplican sobre la familia, entendida como un sistema dinámico, complejo e interrelacionado, en el que cada miembro influye y es influido por los demás.

El objetivo de las terapias familiares es fortalecer y dotar de recursos a la familia para que pueda actuar de manera colaborativa, solidaria y funcional, y para que pueda prevenir, afrontar y superar las dificultades o los problemas que puedan surgir en su seno.

Las terapias familiares se basan en la premisa de que el comportamiento y el estado de ánimo de un individuo no pueden entenderse de forma aislada, sino que están determinados por el contexto familiar en el que se desarrolla. Así, se considera que muchos de los problemas o trastornos psicológicos que afectan a las personas tienen su origen o su mantenimiento en las interacciones disfuncionales o conflictivas que se dan en la familia.

Por ejemplo, la ansiedad, la depresión, el estrés, los problemas de autoestima, los trastornos de la alimentación, los trastornos del aprendizaje, los trastornos del espectro autista, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de estrés postraumático, el duelo, la adicción, la violencia de género, el acoso escolar o laboral, entre otros.

Las terapias familiares se realizan con la participación de dos o más miembros de la familia, que asisten a las sesiones conjunta o individualmente, según las indicaciones del terapeuta.

El terapeuta actúa como un facilitador, un mediador y un orientador, que ayuda a la familia a identificar, comprender y modificar los patrones de comunicación, los roles, las normas, las creencias, las expectativas y las emociones que generan malestar o conflicto en la familia. El terapeuta también ayuda a la familia a desarrollar habilidades, estrategias y recursos para mejorar la convivencia, la cooperación, el respeto, la empatía, el apoyo y el afecto entre sus miembros.


Las terapias familiares pueden aportar numerosos beneficios a la familia, tanto a nivel individual como colectivo. Algunos de estos beneficios son los siguientes:

  • Mejoran la comunicación entre los miembros de la familia, favoreciendo la expresión y la escucha activa, la claridad y la asertividad, la retroalimentación y el feedback, la negociación y el consenso, la resolución de conflictos y la prevención de malentendidos.
  • Fomentan la cohesión y la unidad familiar, fortaleciendo los lazos afectivos, los vínculos emocionales, la confianza, la seguridad, la lealtad, la pertenencia y la identidad familiar.
  • Potencian la adaptación y el cambio familiar, facilitando la aceptación y la integración de las nuevas situaciones, las transiciones, las crisis, las pérdidas, las separaciones, las incorporaciones, las diferencias o las diversidades que se dan en la familia.
  • Promueven el desarrollo y el crecimiento personal y familiar, estimulando las capacidades, las fortalezas, los recursos, los valores, los objetivos, las metas y los proyectos de cada miembro de la familia y de la familia en su conjunto.
  • Previenen y tratan los problemas o trastornos psicológicos que puedan afectar a la familia, ofreciendo un espacio de apoyo, orientación, asesoramiento, acompañamiento y terapia, que contribuya a mejorar la salud y el bienestar de la familia.

Existen muchos centros de salud que ofrecen servicios de terapias familiares, tanto públicos como privados. Sin embargo, no todos tienen la misma calidad, profesionalidad, experiencia y especialización. Por eso, es importante elegir un centro que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Que cuente con un equipo multidisciplinar de profesionales de la salud, que abarque diferentes áreas de intervención, como la psicología, la logopedia, la optometría, la psiquiatría y el coaching.
  • Que tenga una amplia trayectoria y reconocimiento en el ámbito de la salud familiar, con casos de éxito y testimonios que lo avalen.
  • Que ofrezca una atención integral, personalizada y adaptada a las necesidades y objetivos de cada familia, con una metodología de trabajo basada en la evidencia científica y las técnicas más avanzadas y eficaces.
  • Que disponga de unas instalaciones adecuadas, cómodas, accesibles y equipadas con los recursos y materiales necesarios para realizar una intervención de calidad.
  • Que tenga unos precios razonables, competitivos y ajustados al mercado, con facilidades de pago y posibilidad de financiación.

Un ejemplo de centro que cumple con todos estos requisitos es Espai Granollers, un servicio de salud familiar ubicado en la ciudad de Granollers, en la provincia de Barcelona. Espai Cognoos Granollers está compuesto por un equipo de profesionales orientados a mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas, mediante la intervención global y coordinada de las diferentes disciplinas de salud.

Espai Cognoos Granollers ofrece una amplia gama de servicios y tratamientos para mejorar el bienestar físico, mental y emocional de las personas, entre los que se encuentran las terapias familiares. Si quieres saber más sobre Espai Cognoos Granollers, puedes visitar su página web o contactar con ellos por teléfono o correo electrónico. Estarán encantados de atenderte y de ofrecerte la mejor solución para tu familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *