Terapia asistida con animales y niños con TEA

Los animales pueden llegar a ser una gran compañía e incluso el mejor amigo de las personas, pero también pueden ser un fabuloso terapeuta para muchas enfermedades. Los niños y niñas con necesidades educativas especiales, necesitan una buena metodología para dar respuesta a dichas necesidades, y las investigaciones y experiencia reciente demuestran que la integración de animales en la terapia supone importantes beneficios. Las terapias acompañadas de caballos, delfines,  perros, resulta más que favorable tanto a nivel físico, psíquico como social.

Los TEA, características y necesidades

Los Trastornos del Espectro Autista o TEA, suponen un conjunto de trastornos cuyo origen reside en una alteración neurológica, que tienen en común una importante dificultad para la comunicación, en la interacción y habilidades sociales. Las dificultades varían su grado e intensidad de un tipo de trastorno a otro. Podemos englobar todos dentro de un mismo grupo, en función de sus características comunes:

  • Origen neurobiológico.
  • Dificultades en las relaciones e interacciones con los demás.
  • Dificultades en la comunicación, en algunos casos, aparece una ausencia de comunicación casi completa.
  • Su nivel de inteligencia es normal, e incluso en muchos casos presentan capacidades superiores.

Las necesidades de los TEA, se centran en sus dificultades. La intervención ha de centrarse en sus dificultades y en favorecer el desarrollo y estimulación de las mismas: comunicación, habilidades sociales, etc.

TEA Animales

La terapia asistida con animales y niños con TEA

Los animales pueden mejorar la intervención de los niños y niñas con TEA, pueden mejorar su día a día y favorecer su desarrollo y superación de sus dificultades. Las investigaciones demuestran que la terapia asistida con animales, puede actuar directamente sobre el sistema neurológico de los niños y niñas, ofreciendo importantes ventajas en su intervención y desarrollo. En concreto, las investigaciones han demostrado que:

  • Los sonidos emitidos por los delfines, van más allá de la comunicación oral y penetran en lo más profundo de nuestro sistema neurológico, generando cambios en las conexiones neuronales, ayudando a crear nuevas conexiones y un cambio significativo.
  • En el caso de la terapia de los caballos y perros está demostrado que el calor que desprenden los caballos, actúa como neurorelajante y también nuevas conexiones neuronales.
  • La interacción con estos animales ayuda a mejorar las habilidades sociales de los niños y niñas con TEA. Estos animales desprenden emociones innatas como la alegría o la tristeza, que son inexistentes en muchas ocasiones en estos niños y niñas y por lo tanto la interacción con estos animales favorece la aparición de estas emociones en los niños y niñas.
  • Los animales tienen un modo de comunicarse diferente, que los niños y niñas con TEA, parecen comprender mejor. Los animales no entienden de dobles sentidos, ni de intenciones ocultas, y los niños y niñas con TEA tampoco.

¿Cómo podemos llevar a cabo una terapia asistida con animales?

  • Dependiendo de las necesidades del niño o niña, sus gustos o intereses podremos escoger un tipo de animal u otro.
  • Introduciremos el animal en la terapia poco a poco, para que ambos niño y animal, vayan creando vínculos y establezcan una relación.
  • Escoger un perro es una de las mejores opciones, ya que podemos tenerlo como animal de compañía.
  • Escoge un animal de buen carácter y acostumbrado a estar con personas.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies