El reto de ayudarles con los deberes de los niños

Los deberes pueden suponer un quebradero de cabeza para las familias. Por un lado queremos que hagan sus deberes y que los terminen en el menor tiempo posible, también queremos ayudarles en lo que podamos, pero por otro lado comprendemos la necesidad de que sean autónomos y se organicen para hacerlos por sí solos. Ayudar a los niños y niñas con los deberes puede llegar a ser un verdadero reto, ¿hasta qué punto debemos involucrarnos y ayudarles? ¿Cuál es el papel de las familias en lo que ayudar a los niños y niñas con los deberes se refiere?

deberes escolares

Los deberes escolares

Cada tarde al llegar del cole, tienen que enfrentarse a los deberes. Como padres y madres pensamos que es importante que hagan sus deberes y, en muchas ocasiones también hemos escuchado que es importante que desarrollen un hábito de estudio y que aprendan a organizarse, ya que de este modo serán autónomos y conseguirán buenos resultados.

Pero, ¿qué pasa si les dejamos solos? Puede que alguna vez lo hayamos intentando con resultados más o menos desastrosos. Puede también que no lo hayamos intentando ya que el niño o la niña nos reclaman constantemente. En algunos casos, harán sus tareas con algunas llamadas para dudas. La diferencia entre las tres situaciones es el grado de autonomía que han desarrollado los niños y las niñas.

¿Hasta que punto debemos involucrarnos en los deberes de los niños y niñas?

Para que desarrollen su autonomía y llegar a la tercera situación es importante considerar varias cosas.

  • Cuando los niños y niñas son muy pequeños, lo normal es que tengan pocos deberes y lo normal también es que apenas tengan desarrollados hábitos de estudio o una rutina para hacer los deberes.
  • En estos primeros momentos nuestra labor es muy importante. No para hacer sus deberes, sino para ayudarles a desarrollar el hábito y las estrategias necesarias.
  • Para ello es importante mantener una rutina, en cuanto a horario de hacer los deberes y tareas que realizamos antes y después. Por ejemplo después de comer y antes de jugar, o después de jugar y antes del baño, etc.
  • También es importante disponer de un lugar adecuado para que puedan hacer sus deberes. Lo aconsejable es en su habitación con su mesa y silla de estudio. En un lugar tranquilo, sin muchas distracciones y bien iluminado (a poder ser con luz natural).
  • Para comenzar podemos explicarles a los niños lo que tienen que hacer y ayudarles a organizarse. Aunque, realmente seamos nosotros los que organicemos las tareas, es muy importante que ellos y ellas también se involucren, porque de este modo aprenderán a hacerlo y desarrollan el hábito.
  • En un principio necesitaran muchas pautas y ayuda, pero poco les iremos quitando nuestra orientación. A medida que vayan haciéndolo solos.
  • No importa si tardan más tiempo, si necesitan descansos o si se equivocan lo importante no es el resultado, sino el proceso en sí.
  • Cuando sean más mayores les dejaremos más libertad y más autonomía, pero responderemos a sus consultas o dudas.
  • Ante las dudas, les ayudaremos a encontrar la solución, pero en ningún momento resolveremos sus tareas.

tareas_escolares

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

1 comentario

    • delly en 2 junio, 2016 a las 3:34 pm
    • Responder

    hola,buen dia
    oye tengouna cuestion y se que tu me puedes ayudar.
    como puedo enseñarle al niño sobre lo que es el maltrato infantil y los tipos de ello que hay.
    espero puedasayudarmey tu pronta respuesta.
    feliz dia

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346