Reparar juguetes en familia 

reparar juguetes

El valor de los juguetes es indiscutible y se puede decir que la mayoría de los niños han aprendido a relacionarse con el resto de las personas y con el entorno en general, gracias a ellos. No obstante, todos los días se estropea algún coche, muñeca, peluche o casita. Por eso, vamos a dar una serie de pautas para repararlos y mantenerlos durante mucho más tiempo. Una actividad que por otro lado, se puede hacer en familia para que los niños también sean partícipes de este proceso. 


¿Qué se necesita para arreglar los juguetes en la casa?

Incluso ese juguete tan moderno que hay en casa, ese que parece que ha sido pensado para consumirlo rápidamente y después olvidarlo, puede llegar a tener una larga vida. Lo único que se necesita es saber cómo repararlo. Dependiendo del tipo de juguete se requerirán los siguientes materiales:

  • una tijera,
  • un pegamento resistente que sea apto para diversos materiales,
  • repuestos que se adapten al juguete,
  • aguja e hilo,
  • pintura.

Dependiendo del material con el que se haya fabricado el juguete, deberás seguir algunos pasos para repararlo. Por ejemplo, si el juguete es de plástico y se ha desprendido alguna pieza, lo mejor será aplicar un poco de pegamento sobre la zona que se va a arreglar y, simplemente, dejar que seque durante algunas horas antes de volver a utilizarlo. 

En caso de que se haya descosido algún muñeco o peluche, solo será necesario coser cuanto antes la parte rota para evitar que se deteriore más. Si lo que hay es un desgarrón, lo mejor será colocar un parche que se puede hacer con retazos de ropa vieja. Si es un juguete de madera que ha perdido sus colores con el paso del tiempo, lo mejor es aplicar una ligera capa de pintura especial para que quede como nuevo. Por último, si lo que ha sucedido es que una pieza se ha roto, hay que valorar el uso del pegamento o buscar una pieza de sustitución. 


Beneficios de reparar los juguetes

Está claro que aprender jugando es una de las mejores maneras de adquirir conocimientos y conceptos y reparar o reutilizar las cosas en vez de tirarlas y comprar otras nuevas, es una excelente opción. Además, si los pequeños tienen cariño a sus juguetes, van a descubrir que arreglándolos y cuidándolos les van a durar muchísimo tiempo más. 

El momento de reparar los juguetes puede plantearse como un juego para los más pequeños de la casa, especialmente si se crea un ambiente único que recree un hospital o taller para los mismos. Los pequeños se involucrarán más en el proceso y, al mismo tiempo, echarán a volar su imaginación. Eso sí, hay ciertos pasos que necesitarán ser realizados por los padres dependiendo de la edad de los niños o, a lo sumo, bajo su estrecha vigilancia, por ejemplo, cuando sea necesario el uso de pegamentos, pinturas o tijeras, entre otros. 


Claves para mantener en buen estado los juguetes

Ya sabes cómo hacer cuando un juguete se estropea y, por eso, debes tener en cuenta ciertas pautas para mantenerlo en buen estado en la medida de lo posible. Por eso, recomendamos:

  • Escoger juguetes de calidad. No es recomendable dejarse guiar por las modas o elegir el artículo más económico, ya que suelen durar menos.
  • Orden. Si cada vez que se utiliza un juguete se crea en los pequeños la rutina de recogerlo y chequear que esté completo, se evitará que las piezas se mezclen y se pierdan. Esta es una de las ventajas de enseñar a los niños a ser ordenados.
  • Limpieza. Un juguete que está sucio va a quedar seguramente como nuevo cuando se limpie y le provocará al niño jugar más con él.

¿Cómo limpiar los juguetes según su material?

Si el juguete es de metal o madera se puede lavar con un trapo empapado en agua y un poco de vinagre o de jabón, y secarlo con un trapo bien seco. En el caso de ser de tela, en sus etiquetas vienen indicadas las especificaciones para lavarlo dependiendo del tejido. Antes de utilizarlos hay que dejarlos secar bien y si es al sol, mucho mejor. Los juguetes de plástico se pueden limpiar con un cepillo o trapo con agua y vinagre y dejar que se seque bien. 

En definitiva, elegir bien los juguetes, utilizarlos con cuidado y mantenerlos ordenados y limpios es fundamental para que tengan una vida útil mucho más larga. Pero en el caso de que sufran algún daño, la reparación puede convertirse en una magnífica manualidad para realizar todos juntos en familia. ¿Os animáis?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *