Poemas infantiles – Poemas que le gustan a los niños

Poemas que le gustan a los niños
Comparte en tus redes sociales......
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

La poesía es una composición literaria, que a pesar de las opiniones si gusta y mucho a los niños, hay infinidad de poemas que le gustan a los niños. Deberíamos difundir poesías infantiles ya que reportan numerosos beneficios como estimular su imaginación, creatividad, atención, etc

En este artículo encontrarás los numerosos beneficios que reportan los poemas infantiles, algunos libros recomendados para leer los poemas que le gustan a los niños y una pequeña selección para que podáis disfrutar con vuestros alumnos o hijos.


¿Cómo beneficia a los niños leer poemas infantiles?

Hay una gran cantidad de estudios que demuestran cómo beneficia a los niños leer poemas infantiles, ya que los pequeños desarrollan más rápido el pensamiento abstracto y tienen un vocabulario más amplio.

Las poesías cortas, resultan de una actividad muy sencilla que se puede disfrutar en cualquier momento del día y en cualquier lugar.

Incluso la poesía para niños es agradable antes de ir a dormir, porque es desestresante y ayuda a los niños a conciliar el sueño.


¿Por qué debes leer poemas infantiles a tus hijos?

Hay padres que se han preguntado, por qué debes leer poemas infantiles a tus hijos y la respuesta es muy sencilla; leerle a los niños poesías bonitas cortas ofrece grandes beneficios como los siguientes:

  • Mejora la dicción.
  • Favorece la memoria.
  • Se nutre el vocabulario.
  • Mejora la expresión corporal.
  • Estimula el gusto por la lectura.
  • Potencia el aprendizaje artístico.
  • Favorece el desarrollo del lenguaje.
  • Se adquieren nuevos conocimientos.
  • Fortalece el vínculo entre padres e hijos.
  • Estimula el desarrollo emocional y cognitivo.
  • Se adquieren y se refuerzan valores como la amistad, el amor, la felicidad, entre otros.

Gracias a la musicalidad que tienen las poesías para niños cortas con rima, los niños se relajan, por lo que son ideales para leérselas por las noches.

Sin embargo, cualquier momento del día es bueno para leer mejores poesías para niños de primaria.

Hay otras cosas que podemos hacer con la lectura de poemas infantiles con nuestros hijos, como por ejemplo, disfrazarnos y dramatizar el poema. También, podemos dibujar todo lo que se le pasa por la cabeza cuando le recitas un poema.

Seguro que si organizas actividades como estas con tus hijos, lo pasaran en grande genial y podrá, darse cuenta de todos los beneficios que tiene, leer poesías cortas famosas.

En este blog, te brindamos muchos poemas para leérselos a niños de cualquier edad, incluso para niños de educación infantil.

poesía infantil


8 Libros de poemas recomendados para niños

Queremos recomendarte una lista de 9 libros de poesías para niños y niñas, que son muy buenos.

  1. 12 poemas de Federico García Lorca (Fuera de Colección) Autor: García, Federico
  1. Mejores Versos De Gloria Fuertes. Antología (El Duende de Los Cuentos) Autor: Fuertes, Gloria
  1. Versos del MAR Autor: Reviejo, Carlos
  1. Gloria Fuertes (Poesía Para Niños) Autor: Fuertes, Gloria
  1. 24 Poemas de Adviento: con actividades para hacer en familia Autor: Mayorga Toledano, MS Elena
  1. Rubén Darío Para Niños (Poesía Para Niños) Autor: Darío, Rubén
  1. Abezoo (Álbumes ilustrados) Autor: Reviejo, Carlos
  1. El libro de Gloria Fuertes para niñas y niños (BB) Autor: Fuertes, Gloria

Buenos poemas infantiles cortos

Nos han gustado un par de buenos poemas infantiles cortos por su musicalidad, porque se pueden cantar perfectamente.

Estos poemas para niños son muy cortitos y hay uno con dos estrofas de 4 versos cada una.

El barquito de papel de Amado Nervo

Con la mitad de un periódico

hice un barco de papel,

en la fuente de mi casa

le hice navegar muy bien.

Mi hermana con su abanico

sopla, y sopla sobre él.

¡Buen viaje, muy buen viaje,

barquichuelo de papel!

 

La madre triste de Gabriela Mistral

Duerme, duerme, dueño mío,

sin zozobra, sin temor,

aunque no se duerma mi alma,

aunque no descanse yo.

Duerme, duerme y en la noche

seas tú menos rumor

que la hoja de la hierba,

que la seda del vellón.

Duerma en ti la carne mía,

mi zozobra, mi temblor.

En ti ciérrense mis ojos:

¡duerma en ti mi corazón!

Poesías cortas para niños

Los siguientes poemas y poesías cortas para niños de primaria, son geniales para recitárselos a los bebés y también son muy buenos para leer, ya que constan de palabras cortas y son fáciles de entender.

La primavera ha venido de Antonio Machado

La primavera ha venido

nadie sabe cómo ha sido.

Ha despertado la rama

y el almendro ha florecido

y en el campo se escuchaba

el gri gri del grillo.

La primavera ha venido

nadie sabe cómo ha sido.

Abuelita de Tomás Allende Iragorri

Quién subiera tan alto

como la luna

para ver las estrellas

una por una,

y elegir entre todas

la más bonita

para alumbrar el cuarto

de la abuelita.

Poemas y versos cortos para niños

Hemos seleccionado las siguientes poesías infantiles, porque son breves y son fáciles para su lectura en la etapa de preescolar. Selección de Poemas que le gustan a los niños

Canciones de Gloria Fuertes

Lo importante de un niño

no es que sea un empollón

y recite como un loro

sin entender la lección.

Lo importante de un gato

es que cumpla sus funciones

-no que sea blanco o negro-,

sino que cace ratones.

La mosca y el mosquito de Gloria Fuertes

Soy una mosca,

me quiero casar

con un mosquito

que sepa volar.

Soy un mosquito,

me quiero casar

con una mosca

que sepa bailar.

Soy una mosca

que sabe bailar,

y el violín

también sé tocar.

Ti-ri-ri-rí,

ti-ri-ri-rá;

con mis patitas

yo llevo el compás.

Soy un mosquito,

ti-ti-ri-rí;

a nadie pico,

y vivo feliz.

Escuela de Federico García Lorca

MAESTRO

¿Qué doncella se casa con el viento?

NIÑO

La doncella de todos los deseos.

MAESTRO

¿Qué le regala el viento?

NIÑO

Remolinos de oro y mapas superpuestos.

MAESTRO

Ella ¿le ofrece algo?

NIÑO

Su corazón abierto.

MAESTRO

Decid cómo se llama.

NIÑO

Su nombre es un secreto.


Poemas cortos que gustan a los niños

Los ratones de Lope de Vega

Juntáronse los ratones

para librarse del gato;

y después de largo rato

de disputas y opiniones,

dijeron que acertarían

en ponerle un cascabel,

que andando el gato con él,

librarse mejor podrían.

Salió un ratón barbicano,

colilargo, hociquirromo

y encrespando el grueso lomo,

dijo al senado romano,

después de hablar culto un rato:

¿Quién de todos ha de ser

el que se atreva a poner

ese cascabel al gato?

Agua, ¿Dónde vas? de Federico García Lorca

Agua, ¿Dónde vas?

Riendo voy por el río

a las orillas del mar.

Mar, ¿adónde vas?

Río arriba voy buscando

fuente donde descansar.

Chopo, y tú ¿qué harás?

No quiero decirte nada.

Yo…, ¡temblar!

¿Qué deseo, qué no deseo,

por el río y por la mar?

Cuatro pájaros sin rumbo

en el alto chopo están.

Mariposa del aire de Federico García Lorca

Mariposa del aire,

¡Qué hermosa eres!

Mariposa del aire

dorada y verde.

Luz de candil,

Mariposa del aire,

¡quédate ahí, ahí, ahí!

No te quieres parar,

pararte no quieres.

Mariposa del aire

dorada y verde.

Luz de candil,

Mariposa del aire,

¡quédate ahí, ahí, ahí!

¡quédate ahí!

Mariposa, ¿estás ahí?

Canción de cuna del elefante de Adriano del Valle

El elefante lloraba

porque no quería dormir…

Duerme elefantito mío,

que la luna te va a oír…

Papá elefante está cerca,

se oye en el Manglar su mugir;

Duerme elefantito mío,

que la luna te va a oír…

El elefante lloraba

y alzaba su trompa al viento…

parecía que en la luna

se limpiaba la nariz.


Poesías infantiles para todas las edades

Las poesías infantiles para todas las edades, son un excelente recurso para crear el hábito de lectura en los niños desde que son muy pequeños.

El lagarto está llorando

El lagarto y la lagarta

con delantalitos blancos.

Han perdido sin querer

su anillo de desposados.

¡Ay, su anillito de plomo!

¡Ay, su anillito plomado!

Un cielo grande y sin gente

monta en su globo a los pájaros.

El sol, capitán redondo

lleva un chaleco de raso.

¡Miradlos qué viejos son!

¡Qué viejos son los lagartos!

¡Ay, cómo lloran y lloran!

¡Ay, ay, cómo están llorando!

Pegasos, lindos pegasos, de Antonio Machado

Pegasos, lindos pegasos,

caballitos de madera.

Yo conocí siendo niño,

la alegría de dar vueltas

sobre un corcel colorado,

en una noche de fiesta.

En el aire polvoriento

chispeaban las candelas,

y la noche azul ardía

toda sembrada de estrellas.

¡Alegrías infantiles

que cuestan una moneda

de cobre, lindos pegasos,

caballitos de madera!

Llega el invierno, de Marisol Perales

El señor invierno

se viste de blanco,

se pone el abrigo

porque está temblando.

Se va a la montaña,

se mete en el río,

y el parque y la calle

se llenan de frío.

Se encuentra a la lluvia

llorando, llorando,

y también al viento

que viene soplando.

¡Ven amigo sol!

Grita en el camino,

pero el sol no viene

porque se ha dormido.

La vaca estudiosa, de María Elena Walsh

Había una vez una vaca

en la Quebrada de Humahuaca.

Como era muy vieja,

muy vieja, estaba sorda de una oreja.

Y a pesar de que ya era abuela

un día quiso ir a la escuela.

Se puso unos zapatos rojos,

guantes de tul y un par de anteojos.

La vio la maestra asustada

y dijo: – Estas equivocada.

Y la vaca le respondió:

¿Por qué no puedo estudiar yo?

La vaca, vestida de blanco,

se acomodó en el primer banco.

Los chicos tirábamos tiza

y nos moríamos de risa.

La gente se fue muy curiosa

a ver a la vaca estudiosa.

La gente llegaba en camiones,

en bicicletas y en aviones.

Y como el bochinche aumentaba

en la escuela nadie estudiaba.

La vaca, de pie en un rincón,

rumiaba sola la lección.

Un día toditos los chicos

se convirtieron en borricos.

Y en ese lugar de Humahuaca

la única sabia fue la vaca.

De ola en ola, de Antonio García Teijeiro

De ola en ola,

de rama en rama,

el viento silba

cada mañana.

De sol a sol,

de luna a luna,

la madre mece,

mece la cuna.

Esté en la playa

o esté en el puerto,

la barca mía

la lleva el viento.

Las gaviotas, de Julián Alonso

Mira las gaviotas

Volando en el puerto

Con sus alas blancas

Abiertas al viento.

Parecen cometas

Parecen pañuelos

Son sábanas blancas

que van por el cielo.

Todos estos poemas para niños de primaria son excelentes para compartir momentos divertidos de sano entretenimiento, junto con los cuentos, los más pequeños se inician en la lectura y les dará muchos beneficios.

Poemas infantiles - Poemas que le gustan a los niños Clic para tuitear
© 2021 ▷ Educa y Aprende ➡➤ [ Poemas infantiles – Poemas que le gustan a los niños ] Escuela de padres 
Comparte en tus redes sociales......
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *