Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.363 suscriptores

Niños estresados. Consecuencias del estrés en niños

Vivimos en una sociedad donde todos tenemos poco tiempo, elevadas exigencias y la necesidad de llegar más de nuestros propios límites. Vivimos en una sociedad donde el estrés y la ansiedad se extienden a gran velocidad mientras permanecemos agobiados e impasibles. Pero esta tendencia se extiende a la infancia, encontrándonos habitualmente con niños estresados, con sobrecarga de tareas, de actividades, sin tiempo para aburrirse y con elevadas exigencias.

 

Niños estresados

Niños estresados. El estrés en los niños

El estrés es una reacción del organismo en situaciones en las que las demandas son elevadas que nos permite  funcionar a un elevado ritmo. El estrés por lo tanto puede ser bueno en momentos concretos, pero no de manera prolongada. El estrés, intenso y prolongado puede ser muy perjudicial para las personas pero en especial para los más pequeños.

El niño que vive con continúa tensión, no tiene tiempo de parar, de pensar ni de ser. Son niños que crecen con una tendencia constante a activarse, en su cerebro se incrementan los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y se generaliza ese equilibrio hormonal, de manera que cuando queremos que se relajen no podrán hacerlo.

Consecuencias del estrés en los niños

El estrés es muy perjudicial para los niños.

  • Se altera el equilibrio químico del cerebro, cuando el nivel de activación es elevado de un modo continuado. 
  • Serán niños nerviosos y alterados, que difícilmente se relajen. 
  • No tendrán tiempo para jugar, ni para explorar por lo que se verá alterado su desarrollo afectivo y emocional, así como el desarrollo de la identidad. 
  • Estarán acostumbrados a tener algo que hacer siempre y tenderán a desorientarse cuando no tengan nada que hacer. 
  • Pueden llegar a ser dependientes y tener dificultades para tomar decisiones, ya que no tienen tiempo para ello. 
  • El estrés además puede tener consecuencias que afecten a los niños a largo plazo, favoreciendo la aparición de otros trastornos del estado de ánimo y síndromes crónicos. 

 

Consejos para educar sin estrés

Es un muy importante devolver a la infancia su esencia y su sentido, es esencial ayudar a nuestros pequeños a crecer sin estrés.

  • Empieza por analizar tus costumbres y tu ritmo de vida, cuida tu estrés ya que puedes estar contagiando tu activación a los niños. 
  • Presta atención a la agenda y tareas de los niños, no se trata de que no hagan nada, pero sí de que no vivan con un horario completo. Se trata de dejar huecos para no hacer nada. 
  • Es importante que los niños aprendan a aburrirse y a entretenerse cuando estén aburridos, no necesitan estar entretenidos todo el tiempo. Podemos pensar que si están entretenidos se portarán mejor, pero eso es un error, ya que si así lo hacemos cuando no estén entretenidos no sabrán autocontrolarse. 
  • Practica técnicas de relajación y de meditación con ellos. En la sociedad en la que vivimos enseñarles a conectar con su presente, con el aquí y el ahora será una herramienta muy poderosa. 
  • Favorece las actividades al aire libre, ya que reducen el estrés y contribuyen a un desarrollo sano. 

Te puede interesar leer

Desarrollar el autocontrol en los niños y niñas

Desarrollar el autocontrol en los niños y niñas

El AUTOCONTROL, o la capacidad de controlar nuestras emociones e impulsos es una habilidad fundamental para las personas.

© 2017 Niños estresados. Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>