El mito de Teseo y el minotauro

El mito de Teseo y el minotauro
Comparte en tus redes sociales......
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

El mito griego de Teseo y el minotauro se desarrolla en el mar Mediterráneo, donde se encuentra la isla de Creta.

De esta isla se han contado innumerables aventuras mitológicas con héroes y monstruos y es en donde se encontraba el famoso laberinto de Dédalo, que fue construido para encerrar al Minotauro.

El Minotauro era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro, mientras que Teseo era hijo de Etra y Egeo, aunque en otras interpretaciones se dice que su padre fue Poseidón,​ el dios del mar.

Teseo es el héroe fundador de Atenas y para saber más sobre el mito de Teseo y el minotauro, la versión más completa de esta formidable historia, se encuentra en el libro llamado “La Biblioteca mitológica” de Apolodoro de Atenas.

teseo

“Teseo y el Minotauro”


¿Cómo se desarrolla el mito de Teseo y el minotauro?

El Minotauro era un temible monstruo mitad hombre y mitad toro, que vivía en Creta y se alimentaba de carne humana.

Los habitantes de Creta lo encerraron en un laberinto diseñado por Dédalo el inventor, que era el padre de Ícaro y quien también fue muy famoso por su ingenio.

Esté laberinto fue diseñado para que nadie nunca encontrara la salida y los cretenses pensaron que no corrían peligro, si el minotauro estaba encerrado allí.

Sin embargo esto no fue así, ya que este sitio atraía mágicamente a las personas que se olvidaban que el minotauro se encontraba ahí y se adentraban en los peligros que encerraba el misterioso laberinto.

El laberinto del minotauro

Los corredores del laberinto de Creta eran muy enredados y numerosos y nadie tenía posibilidad de escapar de las fauces del monstruo.

Al entrar jamás lograban salir, porque cuando el Minotauro encontraba a una de las personas perdidas en el laberinto, las devoraba sin ninguna contemplación.

Los cretenses no sabían qué hacer y buscaban a alguien muy valeroso para que se enfrentara al minotauro, lo derrotara y que pudiera salir del laberinto del minotauro.

Por lo que decidieron llamar a Teseo que era uno de los más famosos héroes de aquel tiempo, ya que también había luchado contra bandidos, Centauros, Gigantes, bestias salvajes y contra Las Amazonas.

el laberinto del minotauro

“Nadie podía escapar del laberinto del Minotauro”


El mito de Teseo y el Minotauro para niños

En el mar Mediterráneo se encuentra la isla de Creta y en ese entonces era regida por el rey Minos, que tenía todo lo que podía desear y sin embargo, enviaba regularmente a su armada a Atenas a atacarla y saquearla.

Ante estos ataques que mantenían a su pueblo en desdicha y zozobra, Egeo el rey de Atenas, estaba tan desesperado que decidió construir su propia armada naval para combatir el ataque de Minos y navegó hasta Creta para ofrecerle un trato:

Al llegar, el rey Egeo se reunió con el rey Minos y le dijo:

– Si durante 9 años no atacas a Atenas, te daré a 7 niños y 7 niñas para que los des en sacrificio al Minotauro.

De esta manera, el rey Minos aceptó la propuesta de su homólogo Egeo y respetó el trato.

Sin embargo, este absurdo trato tenía un precio muy alto para los atenienses, ya que tenían que enviar a sus hijos a que la bestia los devorara.

Teseo y Ariadna

El príncipe Teseo era hijo de Egeo rey de Atenas y aunque sabía que tenían que cumplir con el nefasto trato, no estaba dispuesto a sacrificar a los niños de Atenas.

Así que se dirigió a su padre y le dijo que iría a Creta a matar al minotauro y de esta manera, acabaría con el terror que vivían sus ciudadanos.

Egeo que era su padre y lo amaba, le rogó a Teseo que no fuera a enfrentarse con el despiadado monstruo, pero el audaz Teseo le contestó:

– No te preocupes padre, los dioses me ayudarán a darle muerte a esa bestia.

De esta manera, Teseo salió rumbo a Creta junto con 14 niños, 7 hembras y 7 varones.

Al llegar fue recibido por el rey Minos y su hija la princesa Ariadna y esta al verlo, notó que Teseo tenía un plan oculto.

Esa misma noche, la princesa Ariadna que se había enamorado de Teseo, le escribió una nota y la deslizó por debajo de la puerta de sus aposentos.

Esta misiva decía lo siguiente:

– Teseo, quiero ayudarte para que el Minotauro no te coma, esta noche te voy a decir algunos trucos que pueden salvar tu vida.

Si matas al minotauro, nos reuniremos a las puertas del laberinto y debes prometerme que me llevarás lejos de esta isla.

Al llegar la hora, Teseo y Ariadna se encontraron a las puertas del laberinto y la princesa le entregó una espada, una cuerda y le dijo:

– Debes escóndelos detrás de la entrada del laberinto y mañana al entrar con los niños, cuando cierren la puerta debes atar la cuerda a la puerta e irla desenróllala mientras caminas por el laberinto para que puedas regresar y usa la espada para matar al minotauro.

Teseo en el laberinto del minotauro

A la mañana siguiente, los niños y el príncipe de Atenas entraron al laberinto, quedando la puerta cerrada con llave tras ellos.

Teseo siguió el plan de Ariadna y ató un extremo de la cuerda a la puerta y les dijo a los niños que debían aseguraran de que la cuerda permaneciera atada y que no se alejaran de la puerta.

Entonces Teseo comenzó a adentrarse, en el intrincado laberinto donde habitaba el feroz minotauro.

Teseo se enfrenta al Minotauro

El laberinto era muy oscuro y Teseo caminaba sigiloso y aunque temía por su vida, iba con firmeza tras la pista de la bestia.

Al rato de caminar entre penumbras, rozó con algo que parecía tener pelo áspero y pudo tocar la curvatura de un cuerno.

De pronto escucho un gran rugido y Teseo cayó estrepitosamente de un empujón que le propinó el minotauro.

Fue una lucha cuerpo a cuerpo de vida o muerte, en donde el feroz engendro lo pisoteó con sus afiladas pezuñas y le dio un fuerte golpe a Teseo, que lo obligó a soltar la cuerda y la espada.

Pero Teseo pudo agarrarlo fuertemente por los cuernos y aunque el minotauro lo pateó, lo embistió y forcejeó con él, recogió la espada y finalmente pudo reducir al monstruo dándole la estocada final.

Luego de esta titánica pelea, Teseo encontró el extremo de la cuerda que le dio Ariadna y siguió el camino hasta regresar a la puerta del laberinto.

Allí lo esperaba muy inquieta la princesa Ariadna y abrió la puerta para que el Príncipe Teseo y los niños de Atenas pudieran escapar hacia su barco y zarparon sin que los cretenses se dieran cuenta.

teseo vence al minotauro

“Teseo vence al temible Minotauro”

Teseo y Ariadna escapan de Creta

La princesa Ariadna se fue con ellos y de regreso a Atenas, los sorprendió una fuerte tormenta que los obligo a detenerse en una pequeña isla llamada Naxos, a buscar suministros para el resto de la travesía.

Ariadna decidió bajar del barco para tomar un poco el aire y Teseo se puso nuevamente en marcha hacia Atenas, dejando olvidada a la princesa.

El príncipe había quedado con su padre, en cambiar las velas negras de su embarcación por unas blancas para indicar que le había ido bien, cuando estuviera cerca de la costa de Atenas y así él rey podría saber que estaba con vida.

Pero desafortunadamente a Teseo se le olvidó y su padre cuando avisto las velas negras, pensó que su hijo había muerto.

El rey destrozado por la pena de creer que su valiente hijo había muerto, tomo la drástica decisión de lanzarse al mar y desde entonces se le conoce como el mar Egeo.

El mito de Teseo y el minotauro para niños #mitos #leyendas #fabulas #cuentos Clic para tuitear

 


© 2021 ▷ Educa y Aprende ➡➤ [ El mito de Teseo y el minotauro ] Mitos y leyenda @educa_aprende
Comparte en tus redes sociales......
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.