Memoria prospectiva en niños: Ejercicios básicos

memoria prospectiva

¿Sabías que la memoria prospectiva es clave en nuestro día a día? De hecho, un estudio reciente revela que el 50% de nuestras acciones diarias dependen de esta habilidad cognitiva. En este artículo, exploraremos qué es la memoria prospectiva, su importancia en el funcionamiento de nuestras funciones ejecutivas y cómo podemos entrenarla mediante cuatro ejercicios efectivos.

La memoria prospectiva se refiere a nuestra capacidad de recordar y realizar acciones planificadas en momentos específicos en el futuro. Nos permite recordar citas médicas, tareas pendientes o incluso cumplir con compromisos sociales. Es una habilidad esencial para llevar una vida organizada y productiva.


La memoria prospectiva se define como nuestra capacidad para recordar y llevar a cabo acciones en un momento futuro determinado. A diferencia de la memoria retrospectiva, que se refiere a la capacidad de recordar eventos pasados, la memoria prospectiva nos permite recordar y realizar tareas futuras en el momento adecuado. Es decir, nos permite recordar que debemos hacer algo en el futuro y realizar esa acción cuando llegue el momento apropiado.

Características de la memoria prospectiva

La memoria prospectiva tiene varias características distintivas. En primer lugar, implica un componente de tiempo. Para recordar y realizar una acción prospectiva, debemos tener en cuenta el momento en el que debemos llevarla a cabo. Además, la memoria también implica un componente de intención. Es decir, debemos tener la intención de realizar la acción en el futuro y recordar hacerlo en el momento adecuado.

Otra característica importante de la memoria prospectiva es que puede ser basada en eventos o basada en tiempo. La memoria prospectiva basada en eventos implica recordar una acción en respuesta a un evento específico. Por ejemplo, recordar llamar a un amigo cuando veamos su cumpleaños en nuestro calendario. Por otro lado, la memoria basada en el tiempo implica recordar realizar una acción en un momento específico, independientemente de los eventos que ocurran.

Importancia de la memoria prospectiva en niños

La memoria prospectiva juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños. Les permite adquirir habilidades de planificación, organización y ejecución de tareas, que son fundamentales para su éxito académico y personal. La memoria prospectiva les ayuda a recordar hacer la tarea, entregar trabajos a tiempo, recordar eventos importantes, seguir instrucciones y cumplir con responsabilidades diarias.

Al desarrollarla en niños, les estamos proporcionando herramientas que les serán útiles a lo largo de su vida. Les ayuda a desarrollar habilidades para realizar y mantener rutinas, establecer metas a largo plazo, gestionar su tiempo de manera eficiente y cumplir con compromisos y responsabilidades.

Relación entre memoria prospectiva y funciones ejecutivas

La memoria prospectiva y las funciones ejecutivas están estrechamente relacionadas. Las funciones ejecutivas son un conjunto de habilidades cognitivas superiores que nos permiten planificar, organizar, regular nuestras emociones y conducta, inhibir respuestas automáticas y tomar decisiones adecuadas. Esta memoria es una de las habilidades clave de las funciones ejecutivas y juega un papel fundamental en su funcionamiento.

La memoria prospectiva requiere procesos cognitivos complejos, como la atención selectiva, la planificación, la monitorización y el control inhibitorio. Estas habilidades están estrechamente relacionadas con las funciones ejecutivas y desempeñan un papel crucial en la capacidad de recordar y realizar acciones en el futuro.

ejercicios de memoria prospectiva

Te presentamos cuatro ejercicios prácticos para potenciar y entrenar la memoria prospectiva. Estos ejercicios son efectivos para mejorar la capacidad de recordar y realizar acciones en momentos específicos en el futuro.

El calendario ilustrado

  • Objetivo: Fomentar la organización y la planificación visual de actividades futuras.
  • Cómo hacerlo: Entrega a cada niño un calendario grande con espacio suficiente para que puedan escribir y decorar. Enséñales cómo anotar eventos importantes y cómo hacer que cada entrada sea visualmente llamativa usando colores, símbolos o pegatinas. Por ejemplo, pueden usar rojo para los exámenes y verde para las actividades deportivas.
  • Beneficios: Este ejercicio no solo ayuda a los niños a recordar sus compromisos futuros, sino que también los incentiva a tomar control de su tiempo y responsabilidades de una manera creativa y personalizada.

El juego de los recordatorios

  • Objetivo: Mejorar la capacidad de los niños para recordar realizar acciones en momentos específicos.
  • Cómo hacerlo: Establece varios recordatorios al día que los niños deban seguir. Cada vez que suene una campana o alarma, deben realizar una acción predeterminada. Empieza con una o dos acciones simples y aumenta gradualmente la cantidad y complejidad de las tareas.
  • Beneficios: Este ejercicio desarrolla la memoria prospectiva a través del refuerzo repetitivo y la asociación entre un estímulo auditivo y una acción física, entrenando a los niños para responder automáticamente a señales y recordatorios.

La lista de tareas temáticas

  • Objetivo: Organizar y recordar una serie de tareas agrupadas por tema o contexto.
  • Cómo hacerlo: Crea con los niños listas de tareas relacionadas con diferentes aspectos de su día, como la escuela o el hogar. Cada lista debe tener un tema claro y ser visualmente distintiva. Revisen las listas juntos al comienzo y al final del día para discutir lo que se logró y lo que queda pendiente.
  • Beneficios: Este método ayuda a los niños a segmentar y priorizar tareas, mejorando su habilidad para recordar y ejecutar secuencias de actividades relacionadas.

Las pistas visuales

  • Objetivo: Utilizar señales visuales para recordar tareas específicas.
  • Cómo hacerlo: Ayuda a los niños a elegir objetos o imágenes que puedan servir como recordatorios de ciertas actividades o tareas. Por ejemplo, colocar una pelota de tenis en su mochila puede recordarles que tienen práctica después de la escuela. Estas pistas deben ser colocadas en lugares estratégicos que vean regularmente.
  • Beneficios: Las pistas visuales son efectivas para reforzar la memoria prospectiva porque crean un vínculo directo entre un objeto y una acción, facilitando que el niño recuerde lo que necesita hacer al ver el objeto.

Estas actividades están diseñadas para ser tanto educativas como divertidas, asegurando que los niños no solo mejoren su memoria prospectiva, sino que también disfruten el proceso de aprendizaje. ¿Te gustaría agregar alguna actividad específica o tienes alguna otra pregunta sobre cómo implementar estos ejercicios? Déjalo en comentarios.


Al entrenar la memoria, podemos obtener una serie de beneficios a largo plazo que pueden mejorar tanto nuestro funcionamiento cognitivo como nuestra calidad de vida en general.

Una memoria prospectiva saludable nos permite recordar y realizar acciones en momentos específicos en el futuro, lo que nos ayuda a ser más organizados y eficientes en nuestras tareas diarias.

Uno de los beneficios más destacados de mantener una memoria prospectiva entrenada es la mejora de nuestras funciones ejecutivas. Las funciones ejecutivas son habilidades cognitivas superiores que nos permiten tomar decisiones, resolver problemas y planificar nuestras actividades de manera eficiente. Al entrenar la memoria prospectiva, fortalecemos estas funciones ejecutivas, lo que nos ayuda a tener un pensamiento más claro, una mayor capacidad de concentración y una mejor capacidad para establecer metas y seguirlas.

Además, una memoria prospectiva saludable puede tener un impacto positivo en nuestro estilo de vida. Al recordar y realizar acciones en momentos específicos en el futuro, nos volvemos más organizados y comprometidos con nuestras responsabilidades y objetivos. Esto nos ayuda a evitar olvidos y retrasos, lo que reduce el estrés y aumenta nuestra sensación de control sobre nuestra vida diaria. También nos permite aprovechar al máximo nuestro tiempo, ya que podemos planificar y priorizar nuestras actividades de manera más efectiva.

Es importante tener en cuenta que para obtener estos beneficios a largo plazo, es necesario mantener la constancia en los ejercicios y técnicas para potenciar la memoria prospectiva. Como cualquier habilidad, esta memoria requiere práctica y dedicación para desarrollarse y fortalecerse. Al incorporar los ejercicios mencionados anteriormente en nuestra rutina diaria, podemos asegurarnos de entrenar de manera efectiva nuestra memoria prospectiva y disfrutar de los beneficios a largo plazo que esto conlleva.


© 2024 ▷ Educa y Aprende ➡➤ [ Memoria prospectiva en niños: Ejercicios básicos ] Escuela de padres ✏️ Ángel Sánchez Fuentes | 👨‍🎓Docente y creador de blogs educativos @educa_aprende

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *