Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.358 suscriptores

Manías infantiles

Las manías son conductas que se repiten con excesiva frecuencia, aparecen como fruto de una preocupación excesiva y caprichosa. Teniendo la manía la finalidad de calmar dicha preocupación, aunque solo es una calma aparente. Las manías pueden parecer propias de los adultos, sin embargo, nada más lejos de la realidad. Las manías infantiles son muy frecuentes y comunes. Es importante conocer dichas manías infantiles y saber cómo podemos actuar ante ellas.

Las manías infantiles.

En la infancia es normal que aparezcan en determinados momentos del desarrollo, algún acto repetitivo a modo de costumbre, que sirven de ayuda al niño o niña para controlar los acontecimientos externos. Este tipo de manías son normales y, en cierto modo, necesarias para su desarrollo.

Para los niños y niñas todo es un mundo nuevo por descubrir, el mundo que conocen cambia constantemente y se escapa a su control. Es difícil para ellos saber lo que va a ocurrir y surge una necesidad de tener algo controlable, es por ello que a través de determinadas conductas que siempre son iguales, ellos adquieren seguridad y una falsa sensación de control que necesitan.

A medida que van creciendo, lo normal es que la mayoría de las manías desaparezcan. En algunos casos pueden durar demasiado tiempo, en estos casos es necesario actuar, ya que las manías demasiado intensas o duraderas pueden interferir en el funcionamiento diario del niño o niña y pueden llegar a confundirse en obsesiones.

manías

Manías más frecuentes en los niños y niñas

  • Conductas repetitivas, a modo de rutina infranqueable para vestirse, acostarse o lavarse. Ejemplo: ponerse en determinado orden las prendas de vestir, entrar por un lado en la cama, etc.
  • Tienden a escoger los cuentos, historias o películas que ya conocen a la perfección.
  • Evitar pisar las juntas de las baldosas del suelo o pisar solo las de un color, etc.
  • Repetir frases o palabras, como ir diciendo adiós a todo lo que ven.
  • Realizar las cosas en un determinado orden que bajo ningún concepto puede alterarse.
  • Formar filas o series con sus juguetes.
  • Insistir en que los demás hagan las cosas de una determinada manera.
  • Comprobar varias veces que todo está como y donde tiene que estar.

Cómo podemos actuar ante las manías infantiles

  • En primer lugar entiende el porqué de dichas manías. Son acciones que le aportan seguridad. Necesitan saber que ciertas cosas son siempre iguales. Estas acciones pueden formar parte de su desarrollo sano. Las conductas rituales alivian la tensión y les tranquilizan.
  • La mayoría de las manías infantiles serán transitorias por ello es mejor tratarlas con naturalidad y no darles demasiado importancia.
  • Es importante aceptar las manías con comprensión y paciencia.
  • Evita reforzarlas, si el niño/a precisa hacer su ritual deja que lo haga pero no le premies por ello (tampoco le riñas o ridiculices).
  • Presta atención al tipo e intensidad de sus manías, si éstas suponen un impedimento en las actividades diarias del niño/a, es el momento de consultar con un especialista.
  • Presta atención a tus propias manías y educa con tu ejemplo, ya que en numerosas ocasiones se las transmitimos al niño o niña sin ser conscientes de ello.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

1 comment...

  1. MARTHA 27 julio, 2015 a las 10:44 pm

    Mirando estos datos nos damos cuenta que no solo los niños autistas tienen estas manías sino que todos los niños, segun parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>