Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.363 suscriptores

Las indiscreciones en los niños y niñas

 

Cuando tratamos de educar a los niños y niñas son muchos los dilemas y las posibles dificultades con las que nos vamos a encontrar, la indiscreción  es una de ellas. Todas las familias hemos pasado por comentarios de parte de nuestros niños y niñas del tipo: “Mira que señora tan fea” “Mira que nariz tan grande tiene ese señor”, e incluso ante personas con rasgos característicos debido a una enfermedad. Ante estos comentarios nosotros mismos nos sentimos avergonzados y no sabemos cómo actuar.

Las indiscreciones en los niños y niñas

No suele hablarse mucho sobre ello, pero lo cierto es que a menudo nuestros pequeños nos hacen comentarios en voz alta, en público, que pueden resultar indiscretos. La indiscreción en determinadas etapas del desarrollo suele ser algo normal y natural que no esconde ninguna maldad por su parte, ni intención de dañar al otro, pero puede ser ofensiva para los demás.

Es normal que para las familias la indiscreción suponga un momento de vergüenza, bochorno y que no sea fácil de tratar.

El dilema de tratar la indiscreción en los niños y niñas

Tratar la indiscreción puede convertirse en un dilema porque

  • Por un lado les queremos enseñar a ser sinceros y decir la verdad, así como a tener confianza con nosotros.
  • Por otro lado no queremos que hagan comentarios indiscretos, que puedan ser molestos u ofensivos para los demás.
  • Además no queremos llegar al otro extremo y que sean demasiado diplomáticos. No es cuestión de que se callen todo lo que piensan, o todo lo que pueda molestarles.

Tratar la indiscreción puede ser complicado, pero debemos encontrar la manera.

indiscreción-en-los-niños

Consejos para tratar la indiscreción en los niños y niñas

  • La clave para encontrar el equilibrio entre la diplomacia y la indiscreción está en la asertividad. Desarrollar la asertividad en nuestros pequeños es un objetivo fundamental. Se trata de educarles para que sean capaces de dar su opinión, de defenderse y decir sus ideas, pero sin dañar a los demás. Esto que puede parecer complicado, no es tan difícil, veamos cómo hacerlo:
  • Cuando el niño o niña haga algún comentario indiscreto, lo mejor que podemos hacer es tratar la situación con normalidad. Debemos entender que la intención del niño o niña no ha sido mala. En lugar de una gran reprimenda, lo que podemos hacer es mandarle callar, y pedir disculpas con educación.
  • Luego tranquilamente, explicamos al niño o la niña, porque hemos pedido disculpas e insistimos en el desarrollo de su empatía. Es muy importante ayudar a nuestros pequeños a comprender que las demás personas tienen sentimientos y que, aunque no sea nuestra intención, a veces podemos hacer sentir mal a los demás con nuestras palabras o actos.
  • Podemos entrenar al niño o niña y modular su manera de actuar. Le explicaremos que cuando algo llame su atención, antes de hablar piense si puede molestar al otro. Si cree que sí o tiene dudas, le enseñaremos que es mejor callarse, y comentarlo después o al menos hacerlo en privado.
  • Otra cuestión importante es educar con nuestro ejemplo. Aprenden más de lo que nos ven hacer que de lo que les decimos.
  • Recuerda, en lugar de reñir o reprimir, explica y ayúdale a entender y ponerse en el lugar del otro.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>