La Magia de la Lectura y la Escritura

La Magia de la Lectura y la Escritura

10 Consejos para la estimulación de los procesos de Lectura y Escritura

La lectura y la escritura son dos habilidades fundamentales que permiten desarrollar el pensamiento y el lenguaje y nos abren las puertas a un mundo increíble de conocimientos, aprendizajes, comprensión y expresión.

Podemos decir que son dos habilidades necesarias para desenvolverse en el mundo actual y que son imprescindibles para el desarrollo personal.

El aprendizaje de los procesos de lectura y escritura es uno de los más importantes en la vida de las personas, con muchos matices y múltiples beneficios. Es la base de aprendizajes posteriores y es además motor de desarrollo del pensamiento, del lenguaje, y de la inteligencia. Dominar estos procesos es garantía de éxito en los estudios y en la vida.

 hábito de la lectura

La magia de la Lectura y la Escritura

La lectura y la escritura están repletas de magia.La magia de comprender y de poder expresar, que nos lleva a la ilusión por aprender y que nos mete de lleno en el conocimiento y en el saber.

El ritmo de vida actual, ha cambiado el sentido de la educación, perdiendo su verdadero valor para el desarrollo de las personas. Los niños y niñas no pueden disfrutar de los aprendizajes, en muchas ocasiones se ven sumergidos en un camino lleno de metas por superar lo antes posible. Esto les lleva a recorrer el camino, pero perder su ser en el mismo camino, perder la experiencia de desarrollo y aprendizaje que supone el camino en sí.

Nos quejamos de que no comprenden y de que no saben expresarse y por consiguiente no aprenden, solo repiten lo que saben que han de repetir para superar los objetivos. Detengámonos en el camino y démosles las herramientas de comprensión y expresión, que no son otras que las habilidades de LEER y ESCRIBIR. Herramientas estas que aportan la ilusión imprescindible para el desarrollo y la creación de aprendizajes.

Desarrollar estos procesos supone devolverles la magia, de aprender y de desarrollarse.

Estimulación de los procesos de lectura y escritura

La construcción del aprendizaje de estos procesos no es una tarea sencilla. En primer lugar los pequeños deben aprender la relación arbitraria producida entre cada letra y su sonido, deben aprender a realizar trazos y dominar nociones de orientación, pero la cosa no se queda aquí. Conocer las letras, sus sonidos y saber escribirlas no es saber leer y escribir; los pequeños deben dar un paso más y aprender a entender el sentido de lo que leen y a dar un sentido adecuado a lo que escriben.

  1. Crea un ambiente donde los niños y niñas convivan con la lectura y la escritura desde pequeños. Es importante que los pequeños observen estas habilidades en su vida diaria, que nos vean leer y escribir, que vean libros y cuentos en casa.
  2. Proporcionales aprendizajes relacionados, en lugar de aprendizajes aislados. Les ayuda a motivarse y a entender el sentido. Por ejemplo si el niño o niña nos pregunta por una letra de una palabra, le diremos que letra es, y relacionaremos esa letra con otras palabras (siempre del vocabulario que conoce el niño/a y de su interés)
  3. Lee en voz alta a los pequeños desde un primer momento. Cuando les leemos en voz alta, incluso cuando son bebés contribuimos al desarrollo de su lenguaje y de su pensamiento, y favorecemos el futuro aprendizaje de la lectoescritura.
  4. Escribe conjuntamente con ellos. Cuando estén aprendiendo a escribir, es bueno que no lo vean como algo súper complicado o como una actividad aburrida o una obligación. Por ello transformaremos esta ardua tarea en una actividad lúdica compartida.
  5. Relaciona la lengua oral con la lengua escrita. Haz hincapié en los diferentes sonidos y en como las letras se colocan para dar lugar a esos sonidos. Para ellos esto es un aprendizaje complicado es fundamental ayudarles a dar sentido a ese conjunto de símbolos.
  6. Anima al niño/a a experimentar leyendo y escribiendo. El aprendizaje se basa en la experimentación. No debemos poner límites a su experimentación. Es bueno que el pequeño lea palabras que encuentra en un cartel, en un bote, etc.
  7. Ten en cuenta la edad y el nivel de desarrollo de cada niño/a. Los aprendizajes son personales y cada persona los va construyendo a su propio ritmo.
  8. Valora más los aciertos que los errores. No prestes demasiada atención a los errores, siempre que aprendemos es habitual equivocarnos.
  9. Usa materiales del medio. Todo lo que podamos emplear es bueno. Ya que hace que los pequeños vean la lectura y la escritura presentes en todo lo que les rodea.
  10. Háblales de la lectura y de la escritura.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies