Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.325 suscriptores

La Depresión Infantil. 10 Consejos para ayudar a los pequeños a superar la tristeza

La depresión no solo afecta a las personas adultas. La depresión es un estado de ánimo, común y universal a los seres humanos. Puede ocurrir a cualquier edad y es causado por diversas y variadas causas.

Lo normal y natural en la infancia, es que ésta se desarrolle en un entorno seguro y sano que proporcione felicidad y tranquilidad al niño/a. Los pequeños pueden mostrar sentimientos puntuales de tristeza, pero estos son pasajeros y lo habitual es que se produzca una rápida recuperación de los mismos.

Sin embargo, en algunos casos, esta tristeza puede ser severa y persistente, llegando a interferir en los aspectos de la vida diaria y en el funcionamiento normal del niño/a. En estos casos estamos ante una depresión infantil.

Todos los niños y niñas deben tener derecho a una infancia plena, feliz y tranquila que les posibilite su desarrollo y crecimiento. Por ello es fundamental prestar atención a estos estados de tristeza persistentes y generalizados, y actuar ante la depresión en los niños y niñas.

depresión infantil

¿Cómo sabemos cuándo un niño/a tiene depresión?

Síntomas para identificar la depresión infantil.

Los síntomas pueden variar dependiendo de la personalidad del niño/a y de su edad y etapa de desarrollo. Como síntomas generales, a modo orientativo, podemos enumerar los siguientes, que nos servirán para alertarnos y consultar con un especialista. No tienen que ocurrir todos los síntomas y tampoco por la presencia de uno de ellos podemos hablar de depresión. Ante la duda lo recomendable es consultar con un médico.

  • Estado de ánimo caracterizado por la tristeza y/o irritabilidad, de forma persistente y duradera.
  • Perdida de interés por actividades de su gusto, como el juego, la televisión, etc.
  • Aislamiento social.
  • Agitación y nerviosismo.
  • Problemas o cambios de conducta, en el apetito y en el sueño.
  • Baja autoestima.
  • Sentimientos de desesperación.
  • Dificultad para concentrarse y descenso del rendimiento escolar.
  • Llanto frecuente sin motivo aparente.
  • Quejas físicas, de dolores, cansancio, etc.
  • Subida o bajada de peso.
  • Conducta dirigida a lastimarse a sí mismo.

10 Consejos para ayudar al niño/a con depresión ¿Cómo podemos ayudarle?

  1. Indaga en las causas de la depresión. No ignores lo que pasa, pensando que ya se le pasara. Habla con él,  puedes aprovechar juegos y/o cuentos, crearas un ambiente cercano y sin tensiones.
  2. Presta atención a su autoestima. Averigua lo que el pequeño piensa sobre sí mismo y ayúdale a tener una sana autoestima.
  3. Establece y mantén unas rutinas. Los niños y niñas se sienten seguros con las rutinas, les aporta confianza y tranquilidad.
  4. Evita que el pequeño tenga estrés. Presta atención a su calendario de actividades.
  5. Comprueba que no se sienta culpable por cosas que están fuera de su control. Enséñale a distinguir entre los acontecimientos que puede controlar y los que no.
  6. Tranquiliza al niño/a. Estate pendiente de sus cambios y ayúdale a comprender aquellas situaciones que le pueden hacer sentirse triste.
  7. Muéstrale tu cariño y amor. Es importante que los niños/as se sientan queridos.
  8. Busca y comparte con ellos, actividades para la distensión y la diversión. La alegría genera felicidad y elimina la tristeza, poder desconectar y disfrutar de las pequeñas cosas es imprescindible.
  9. Trata la depresión con naturalidad. Debes prestar atención a esta circunstancia, pero evita que el niño/a se sienta culpable por sentirse triste y preocupar a sus familiares (tenderá a esconder sus sentimientos si así lo percibe).
  10. Acude a un especialistasi las consecuencias son graves y el estado de ánimo persiste y no mejora.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

1 comment...

  1. Vanessa Supicio 5 octubre, 2017 a las 11:35 pm

    Tenemos que estar atentos a estos síntomas … a veces pasan desapercibidos por nosotros los padres! Gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>