Juegos para aprender los colores en educación infantil

juegos para aprender los colores

Hay muchos métodos de aprendizaje de los colores, mediante bits de inteligencia, fichas, manualidades o juegos. Hoy hemos elaborado 10 juegos para aprender los colores en educación infantil con las que será sencillo empezar a reconocer los colores básicos.

Juegos para trabajar el aprendizaje de los colores


El niño que juega es feliz y, cuando un niño es feliz con toda seguridad aprenderá. El primer acto creativo del ser humano es jugar y, jugar es indagar, conocer, descubrir.

Jugar es la razón de ser de la infancia, pero también ofrece al pedagogo un medio para conocer al niño y renovar las estrategias a utilizar.

El juego en la escuela o casa es determinante, ayuda al desarrollo intelectual, emocional y físico de los niños.

Promueve el pensamiento independiente y la capacidad para la resolución de problemas.

Los Juegos para trabajar el aprendizaje de los colores, refuerzan el aprendizaje de forma lúdica y mejoran la retención de los conceptos.


10 Juegos para aprender los colores

A continuación te dejamos estos juegos para aprender los colores ¡Didácticos y divertidos para trabajar en el aula o en casa!

Arco iris de colores ¡crear su propio arco iris de colores!

Materiales

Con agua, colorante alimenticio, unas cartulinas, pegamento, sal y algunas pequeñas pipetas de plástico.

Desarrollo del juego

Coloca pegamento, de manera abundante, en una de las cartulinas.

Pon la otra encima y frota para que se mezcle.

Añade un buen puñado de sal.

Con las pipetas los niños toman diferentes colores del arco iris y van creando su dibujo dejando caer pequeñas gotas sobre el papel.

 

Jardín de colores ¡Tu propio jardín casero!

Materiales

En una bandeja de plástica pon un poco de arena y crema de afeitar

Necesitarás unos limpiapipas verdes, hojas hechas con goma eva y flores artificiales diferentes colores.

Desarrollo de la actividad

Debes ir poniendo en primera fila flores de un determinado color.

En la siguiente, más flores de otro color, y así ir intercambiando colores, como se le indique.

Es una actividad muy dinámica que incluso permite que los pequeños cuenten hojas, tallos o flores o hagan series.

La imaginación es el límite y el profesor su guía.

 

Piezas de colores ¡Colores, tamaños y figuras!

Materiales

Con piezas de fieltro o goma eva de diferentes tonos.

Desarrollo

Dibuja y corta figuras geométricas simples que los niños puedan manejar. Coloca las piezas en una bolsa y deja unos cuadrados de fieltro de mayor tamaño en el suelo.

El juego consiste en sacar las piezas una a una y colocarlas sobre el color correspondiente. Posteriormente, tienen que decir el nombre del tono, podrás empezar a trabajar las figuras geométricas.

 

Pinzas y palitos ¡Palitos de helados y pinzas de tender (broches)!

Poner cinta adhesiva sobre los palos y las pinzas. También, con ayuda de los niños, puedes pintarlas. Unir los palitos según sus colores, luego harán lo mismo con las pinzas.

Se le indica que en el palo azul solo ponga una pinza del mismo color.

En el amarillo dos pinzas y así consecutivamente para trabajar tanto los colores como los números.

 

Castillo de colores ¡Pequeños objetos en ranuras!

Materiales

Necesitas una caja, con ventanas por diversos lados.

Desarrollo del juego

Pinta cada ventana de un tono.

El niño deberá introducir los pompones según correspondan el color.

Puedes añadir pompones diversos colores, los de las ventanas y otros, para que ellos puedan pensar y ver las diferencias entre unos tonos y otros,

 

¿Dónde está el color?

El niño debe elegir el color o se le indica uno, para luego buscarlo.

Una vez que lo encuentra, se le anima a buscar otro una vez que volvemos a repetir juntos el nombre del tono.

Permite conocer los colores y ampliar el vocabulario, así como la capacidad de relación entre objetos.

Otra manera es colocar varios objetos de diversos colores.

Pídele al pequeño que muestre el objeto del color que le indicas.

 

Conector de colores

Además de memorizar los colores, también será capaz de relacionarlos con los colores de su entorno.

Muéstrales diferentes imágenes: libros de cuentos infantiles o recortes de revistas.

El niño debe relacionar los colores de cada imagen con los colores de juguetes o de objetos a su alrededor.

Identificará varios objetos de un mismo color o podrá cambiar de color al encontrar un objeto de ese tono.

 

¡El día del color! ¿Y si de repente una mañana decidís dibujar el día de un color?

Elige un color para cada día e intentar que todas las actividades de la jornada estén relacionadas con ese color.

Si fuese posible, escoger un día viernes para que los chicos vayan vestidos o vistan una prenda de un color específico. Si se aplica en casa, puedes pedirle tender su cama del color escogido para ese día.

Una manera muy divertida y sencilla de enseñarle o reforzar los colores, en el colegio o en el hogar.

 

Veo, veo cromático

Pídele al niño que encuentre los objetos que empiezan con una vocal o consonante y que luego busque objetos de determinado color:

 

  • Veo, veo, le dices ¿Qué ves?, pregunta el niño. Un objeto de color ———-.

 

El pequeño  sale en busca del objeto u objetos de color azul.

Luego se vuelve a empezar, esta vez con un nuevo color.

 

Bloques de colores ¡A Construir!

Pídele que construya figuras, casas o cualquier otra estructura con los bloques de un solo color.

Combina las construcciones usando diferentes colores en secuencia. De este modo, se estará estimulando la secuencia lógica del pensamiento.

10 Juegos para aprender los colores en #educacion #infantil Clic para tuitear


© 2020 ▷ Educa y Aprende ➡➤ [ 10 Juegos para aprender los colores ] Juegos educativos @educa_aprende 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *