Juego educativo: La botella de la calma

Juego educativo para ayudar a los niños a concentrarse y tranquilizarse.

Juego educativo empleado en mindfulness, yoga, y algunos colegios, como estrategia efectiva para la relajación.

OBJETIVOS

  • Reflexionar sobre nuestros pensamientos y emociones cuando estamos nerviosos.
  • Favorecer la relajación y el autocontrol.
  • Fomentar la capacidad de concentración.

PARTICIPANTES

Niños y niñas de 5años en adelante.

MATERIALES

  • Bote o botella transparente, purpurina, agua, pegamento transparente y colorante alimenticio.
  • Ficha “MIS ALEGRÍAS”

EN QUE CONSISTE EL JUEGO

El juego es una dinámica educativa empleada en yoga y en la práctica del mindfulness para favorecer la relajación y la concentración. La botella o bote de la calma, también conocido como botella mágica o botella de la paz, supone elaborar un reflejo de los estados emocionales alterados y en movimiento, al igual que cuando estamos alterados o nerviosos. Es una herramienta de relajación que ayuda a los niños a dar un respiro en su ajetreado día.

Juego educativo La botella de la calma

INSTRUCIONES

Preparación: Preparamos el material y un espacio tranquilo.

Explicación: Les explicaremos a los niños y niñas lo siguiente: “Vamos a hacer una botella de la calma que nos ayudará a relajarnos y a entender lo que ocurre en nuestro interior cuando nos ponemos nerviosos. Para ello seguimos las siguientes instrucciones:

  • Llenamos la botella de agua.
  • En una cuchara sopera mezclamos un poco de pegamento con purpurina del color que más nos guste. Introducimos la mezcla en nuestra botella y agitamos bien para que se mezcle.
  • Introducimos ahora toda la purpurina y el colorante, cerramos la botella.

Ahora agitamos todos, nuestra botella de la calma. Y la dejamos apoyada en una superficie y les explicamos lo siguiente:

“Si miramos la botella, podemos ver como los copos de purpurina se mueven muy rápido y en todas las direcciones. Lo mismo ocurre con nuestros pensamientos, sentimientos y emociones cuando estamos nerviosos, alterados, o asustados. Si agitamos la botella de nuevo, los copos volverán a agitarse, en cambio si dejamos la botella quieta, poco a poco los copos irán moviéndose más lentamente, hasta alcanzar el reposo y la calma. Lo mismo ocurre con nuestros pensamientos y sentimientos. Vamos a pensar si alguna vez nos ha pasado que estamos muy alterados y nuestros pensamientos aparecen en nuestra mente como los copos de purpurina y solo tenemos ganas de gritar. ¿Qué nos pasa en esas situaciones?, cuando gritamos estamos agitando más la botella, es muy importante que en esos momentos dejemos de agitar la botella y la dejemos quieta. Cuando estemos nerviosos vamos a usar nuestra botella de la calma, da igual si estamos asustados, si vamos a ir de excursión, tenemos una celebración importante o estamos muy enfadados, todas estas son situaciones que pueden alterarnos. Cuando estemos alterados en lugar de gritar o hacer otras cosas, vamos a buscar nuestra botella de la calma y la agitamos con fuerza y después la dejamos en el suelo y observamos. Primero los copos se moverán rápidamente, pero poco a poco irán quedándose quietos, al mismo tiempo nuestros pensamientos y emociones irán relajándose, hasta que se queden quietos completamente.”

Juego educativo por Celia Rodriguez Ruiz

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346