Infografía: Refuerzos y Castigos

Los refuerzos y los castigos son empleados con mucha frecuencia para mejorar la conducta de los niños y niñas. Sin embargo, no siempre están claros los significados de estos términos, ni cuándo deben usarse estas técnicas.

  • REFUERZO: El refuerzo consiste en presentar una recompensa o premio a una conducta deseada para favorecer que ocurra más veces. Es decir, unir un estímulo positivo a la ocurrencia de la conducta deseada.
    • Refuerzo Positivo: el refuerzo positivo consiste en aplicar directamente un premio a la conducta. Puede ser un premio material u otro tipo de cosas no materiales.
    • Refuerzo Negativo: consiste en eliminar algo negativo cuando ocurre la conducta deseada. En ambos casos refuerzo positivo y negativo se asocia un beneficio, algo positivo a la conducta deseada.
  • CASTIGO: El castigo consiste en ofrecer una consecuencia negativa a la conducta no deseada. En este caso asociamos un estímulo negativo a esa conducta que queremos eliminar.
    • Castigo Positivo: Consiste en aplicar directamente una consecuencia negativa a la conducta no deseada. En este caso es importante que el castigo esté relacionado con el mal que ha hecho con su conducta para que el niño pueda asociarlo a su conducta.
    • Castigo Negativo: Consiste en suprimir algo positivo, algún beneficio cuando el niño realiza la conducta indeseada. Por ejemplo quitarle la tele. En ambos tipos de castigo se pretende eliminar una conducta.

imagenes educativas infografía

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346