Grooming. Repercusiones del acoso y abuso sexual en la red.

8 Pautas para proteger a los pequeños

Los niños y niñas de hoy en día son nativos de la era digital, esto quiere decir que desde que nacen están en contacto con los aparatos digitales, teléfonos móviles, ordenadores, Tablet, etc. El avance tecnológico ha revolucionado nuestra forma de comunicarnos y de relacionarnos. El alcance de estas nuevas vías de socialización es enorme, y tiene sus ventajas y sus desventajas, nos permite acercarnos, pero también nos aleja, es un medio para dejarnos conocer, pero también nos hace vulnerables de nuestra privacidad.
Los pequeños demuestran un gran interés por los dispositivos digitales, y aprenden a manejarlos de manera natural. Pero esta temprana inmersión en las tecnologías debe ir acompañada de un apoyo educativo relacionado con la seguridad de la información, con el posible alcance de esta información y con la permanencia de la misma. Lo que se publica en la red puede llegar a cualquiera y perdura en la red sin límite de tiempo.

niños gafas pc
GROOMING

En este contexto tecnológico aparece un fenómeno moderno cada vez más extendido, el grooming. El grooming es una forma de violencia que se produce a través de medios electrónicos. Es un acoso ejercido por un adulto, que hace referencia a acciones realizadas con intención para establecer una relación y un control emocional sobre el niño o niña con la finalidad de preparar el terreno para el abuso sexual.
El adulto consigue ganarse la confianza del niño/a y hace uso de su poder para consumar el abuso al menor.

¿Cómo se produce?
El adulto que incurre en este acto delictivo, se aprovecha del menor y le causa un daño con importantes consecuencias emocionales y de diversa índole en la vida de la víctima. Para lograr su objetivo y poder controlar al pequeño siguen las siguientes fases:

  • Toma de contacto, engaño, persuasión y acercamiento. El ciberacosador entra en contacto con el menor a través de internet (chat, redes sociales, etc.). Se hace pasar por alguien atractivo para el menor (otro menor, gustos parecidos, intereses),  engañándole y persuadiéndole para ganar su confianza y lograr un acercamiento.
  • Persuasión y actos que comprometen al menor. Al ganarse la confianza del pequeño, consigue persuadirle y obtener alguna fotografía comprometida  de índole sexual (desnudo, enseñando alguna parte del cuerpo, etc.).
  • Ciberacoso, presión y amenaza. El acosador intentara ejecutar el abuso, para ello, entra en una fase de abuso de poder. Amenazará al niño/A con difundir la imagen a través de internet, enviarla a sus contactos, etc. Le hará sentir culpable, avergonzado y responsable.
  • Abuso y agresiones sexuales. El menor se siente presionado, teme las reacciones del acosador y accede a sus amenazas y chantajes. Consiente los caprichos sexuales a través de la red (y cada vez queda más atrapado en las amenazas), e incluso en ocasiones accede al contacto físico por temor.

Pautas para proteger a los niños y niñas del grooming.

  1. Educa a los niños y niñas en relación al alcance y permanencia de la información. Es importante hacerles conscientes que la información enviada no tiene límites y que puede entenderse de diferentes maneras. Para ello ponles ejemplos.
  2. No les permitas el uso de estos dispositivos y medios (redes sociales, móviles, internet, etc.) a edades muy tempranas. Y siempre mantén un control o vigilancia del uso que hacen de los mismos.
  3. Controla sus vías de comunicación. En este sentido debemos buscar un equilibrio, es decir, dejarles libertad, no se trata de controlar todo, pero saber que medios emplean y como los emplean.
  4. Presta atención a los signos que pueden alertar de la existencia de acoso: cambios en sus hábitos, cambios en el estado de ánimo y en la red social, cambios físicos y en sus pertenencias.
  5. Comunícate con ellos y crea un clima en el que tengan seguridad para contarte lo que les pasa. Ante el acoso, las victimas suelen sentir miedo, culpa y vergüenza. Hazles ver que esto no es así.
  6. Explícales que el ciberacoso es un tipo de violencia que se puede y se debe denunciar, ya sea contra ellos o contra otras personas.
  7. Trabaja la autoestima de los pequeños. En los casos de acoso la victima suele ver dañada su autoestima.
  8. Edúcale para que tenga cuidado en la red. Enséñale que las personas que están al otro lado son desconocidos y que pueden engañarle.

Celia Rodríguez Ruiz
Psicóloga y Pedagoga
@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346