Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.353 suscriptores

Estimular al bebé en la piscina

Con la llegada del verano, comenzamos también la temporada de piscinas, es un buen  momento para pasar tiempo en familia y para estimular el desarrollo de nuestros bebés. Los bebés se mueven de maravilla en el agua, son muchas las actividades que podemos hacer en la piscina para potenciar su desarrollo psicomotor.

 

El desarrollo del bebé en la piscina

 

El desarrollo del feto se produce en un medio líquido, después de 9 meses de gestación podemos decir que el medio natural de los bebés es el medio acuoso. Además todavía su sistema locomotor no se ha desarrollado lo suficiente como para permitir el movimiento autónomo. Por lo tanto el agua les va a permitir unas posibilidades de movimiento, que serían inalcanzables en otros medios.

Está demostrado que las actividades en la piscina favorecen el desarrollo del bebé. En un principio podemos tener algo de miedo por meter a nuestros bebés en el agua, pero enseguida comprobaremos que dentro del agua ganan agilidad y destreza de movimientos.

bebé en la piscina

Beneficios de la natación en bebés.

  • La natación en bebés, favorece su movimiento y por lo tanto su desarrollo muscular y psicomotor.
  • Serán más agiles fuera del agua y probablemente aprenderán antes a caminar.
  • Es una actividad que tienen que hacer en compañía del adulto y por lo tanto contribuye a pasar un tiempo de juego y de distensión que contribuye a fortalecer los vínculos y estrechar los lazos afectivos.
  • El bebé gana seguridad de movimiento.

Algunas ideas para impulsar el desarrollo del bebé en la piscina

 

  • Aprovecha para bañarte en la piscina con tu bebé y hacer algunas actividades con él o ella. Lo primero que tienes que tener en cuenta es tomar precauciones para protegerle del sol y no dejarle solo en ningún momento. Aunque el bebé tenga mayor agilidad dentro del agua, siempre tiene que este en el agua debe estar en compañía de un adulto.
  • Lo ideal es permanecer en la piscina en una zona donde el adulto haga pie y pueda estar seguro, pero donde el bebé pueda moverse y tener todo el cuerpo dentro del agua.
  • Una vez dentro del agua, podemos mantenerle por la tripita, siempre con la cabeza fuera del agua y dejar que mueva piernas y brazos.
  • Otra opción es sujetarle por la espalda y dejar que mueva piernas y brazos.
  • Podéis usar utensilios destinados a flotar, para hacer algún juego.
  • Sujétale por las axilas mientras su cuerpo está dentro del agua y hazle muecas mientras se mueve.
  • Puedes jugar con él o ella, metiendo y sacando su cuerpo del agua en sucesivas repeticiones.
  • En el caso de ser dos adultos, podemos ponernos muy cerca uno del otro, casi al lado y soltar al bebé apenas unos segundos para que vaya de uno a otro. En ese desplazamiento podemos ayudarle poniendo nuestro brazo debajo. La distancia aconsejable debe permitir que cualquiera de los dos adultos pueda sujetar al bebé sin desplazarse.
  • Lleva juguetes a la piscina, cualquier actividad que potencie el movimiento dentro del agua y que garantice la seguridad del bebé puede ser una buena opción.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>