Escuela basadas en el juego

La escuela es el lugar donde los niños y niñas van a aprender, donde se supone adquieren conocimientos, habilidades, y completan su desarrollo. La escuela les ayuda a aprender a ser, aprender a aprender, aprender a hacer y aprender a pensar.

El papel de la escuela

Dicho esto, el papel de la escuela es indiscutible, es por ello que un  análisis de las escuelas y centros educativos, de los sistemas y métodos que siguen parece ser una necesidad. Es curioso que la mayoría de las escuelas y centros educativos muestran una misma dinámica: en la educación infantil son espacios lúdicos, donde se fomentan las experiencias de aprendizaje, se respetan los ritmos, el aprendizaje colaborativo y los rincones de aprendizaje. En cambio pasada esa etapa se produce un cambio bastante radical, las escuelas se convierten en “pequeñas fábricas”, donde los niños y niñas, a veces uniformados, siguen unas reglas fijas, guiados por horarios, sirenas, etc. El juego queda bastante alejado de estas escuelas, donde las clases son magistrales, el docente expone contenidos y los alumnos y alumnas escuchan pasivamente.

La nueva escuela

Últimamente, las nuevas teorías y tendencias, nos hablan de una nueva educación. Una educación centrada en el alumno y no en el contenido. Una educación que aboga por el papel activo del aprendiz y por las emociones positivas en el proceso de aprendizaje. Una educación que se apoya en el aprendizaje significativo. Sin embargo, las nuevas tendencias llegan poco a poco a nuestras escuelas y sistemas educativos.

El sistema educativo y escuela actual, muestra su ineficacia, cuando observamos los alarmantes datos de fracaso escolar, la desmotivación y desinterés de los alumnos, los niños y niñas se aburren en la escuela, aprender que es algo natural se vuelve algo aburrido e impuesto, el fracaso es un factor cada vez más extenso. Y los que no fracasan, en la mayoría de los casos se limitan a repetir contenidos.

La necesidad de una nueva escuela es indiscutible, una escuela que se acerque a los alumnos y alumnas a su modo de aprender, una escuela entendida como un espacio lleno de experiencias de aprendizaje.

Escuela basadas en el juego

Cómo debe ser la nueva escuela

  • Una escuela basada en el juego.
    • El juego motiva y despierta el interés de los niños y niñas. Su manera natural de actuar es el juego.
    • El juego les divierte y entretiene con lo que se impulsa el aprendizaje.
    • A través del juego les permitimos un papel activo, se pueden implicar con su aprendizaje y, por lo tanto hacerse responsables del mismo.
    • Jugar es su manera natural de aprender.
    • El juego permite un desarrollo global y conjunto.
    • Mediante el juego se estrechan lazos afectivos y se fortalecen los vínculos.

 

¿Es posible hacer una escuela basada en el juego?

Tradicionalmente hemos tendido a separar rígidamente el juego del aprendizaje. Parece que si es divertido no puede ser aprendizaje. Es muy importante rechazar esa concepción y comprender que aprender también puede ser divertido.

  • El juego es un recurso muy bueno y puede tener muchos aprendizajes. Con un poco de imaginación, podemos hacer muchos juegos, desde sopas de letras para aprender a leer, o juegos de preguntas, hasta juegos de pistas y experimentos.
  • Recuerda que cada edad tiene sus propias características y que por lo tanto los juegos de cada etapa deben adaptarse a la misma.
  • Deja que descubran los contenidos mediante el juego, limítate a guiar y orientar su aprendizaje.
  • Convierte el aula en un espacio de diferentes experiencias de aprendizaje, donde cada rincón te permita aprender algo diferente.
  • Son cada vez más las escuelas que apuestan por estos métodos menos tradicionales y los resultados son excelentes.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346