Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.356 suscriptores

El Síndrome del Emperador o niños/as tiranos

El Síndrome del niño emperador es un fenómeno cada vez más común, que hace referencia a un tipo de trastorno de conducta, en el que los niños/as se hacen tiranos,desobedecen normas, no aceptan limites, responden con violencia hacia los mayores, y llegan incluso a maltratar a los padres.

 

Causas del Síndrome del Emperador.

Los problemas de conducta en los niños y niñas suelen estar causados por una carencia educativa.

Los niños/as están en una etapa de crecimiento y aprendizaje, inmersos en el desarrollo de sus capacidades. Aún no están preparados para ejercer su autonomía de manera plena, es importante desarrollar su responsabilidad para lograr una autonomía adecuada. Necesitan límites y normas, los pequeños prueban sus conductas y no están preparados para diferenciar lo que pueden o no pueden hacer, es fundamental que poco a poco vayan aprendiendo conductas adecuadas.

Las carencias educativas mencionadas, pueden hacer referencia a:

  • Un estilo de crianza permisivo, donde se sobreproteja al pequeño.
  • Discrepancia educativa entre los familiares. Es importante mantener una actitud educativa firme y llegar a normas comunes.
  • Cambios en la estructura familiar que llevan a proporcionar todos los caprichos al niño/a.
  • Ausencia de normas y límites claros y concisos.

 Síndrome del Emperador

Característicasde los niños/as con el Síndrome del Emperador

  • Son niños/as que manifiestan un carácter violento, gritan, insultan a los padres y logran controlarlos e imponer sus exigencias. Muestran un comportamiento agresivo (verbal y físico), conductas desafiantes y violación de normas y reglas.
  • Son inteligentes yrápidos en sus contestaciones y argumentos.
  • No acepta límites a su autonomía; discuten las normas y les cuesta adaptarse a las demandas de las situaciones.
  • Baja o nula tolerancia a la frustración y a la incomodidad.Cuando no obtiene lo que quiere se frustra y estalla.
  • Se creen con derecho a exigir y recibir, piden hasta el extremo de la exigencia. Tienen un sentido exagerado de lo que les corresponde.
  • Son egocéntricos están muy centrados en sí mismos y se creen el centro del mundo. Exigen atención de todo su entorno.
  • Ausencia de empatía, no ven la manera en que su comportamiento afecta a los demás.
  • Baja autoestima, se sienten constantemente tristes o enfadados, o ansiosos.
  • Escasas habilidades para solucionar problemas.
  • No sienten culpa:Justifican sus conductas y culpan a los demás de sus conductas.

 

10 Trucos para evitar el Síndrome del Emperador.

 

  1. Define reglas y límites claros y precisos. Explica al pequeño las razones de las mismas y el porqué es importante cumplirlas.
  2. Maten coherencia y acuerdo en las normas. Evita la discrepancia entre los educadores, las normas deben ser puestas por todos.
  3. Evita las amenazas y actúa, los pequeños intentan llevarnos al límite, probaran lo que pueden o no pueden hacer. Las amenazas de castigo que luego no se cumplen, les enseña que pueden hacer lo que quieran.
  4. Emplea los refuerzos positivos para gratificar sus buenas conductas, en lugar de los negativos para las malas. Prestar más atención a lo que hace bien en lugar de lo que no hacen o hacen mal.
  5. Dedicarles tiempo para el desarrollo emocional y moral.Es fundamental la educación emocional en los pequeños, de este modo desarrollaras sus habilidades emocionales y sociales, y fortalecerás su autoestima.
  6. Explícales las consecuencias de determinadas acciones.No se trata de castigarles, pero deben aprender que determinadas acciones tienen consecuencias.
  7. Fomenta su empatía.Habla con ellos y explícales cómo te sientes, evita juzgarles, juzga su conducta (y no a ellos) y explica tus sentimientos.
  8. Desarrolla su autonomía, ofreciéndoles responsabilidades acordes a su edad. No le recargues de responsabilidades, dales aquellas que pueda cumplir.
  9. No le sobreprotejas, deja que afronte sus frustraciones y que aprenda a desenvolverse.
  10. Sirve de ejemplo. No actúes como un tirano.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

1 comment...

  1. SONIA 21 noviembre, 2015 a las 7:28 pm

    Me gusto las sugerencias de ayuda pero como deben actuar la escuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>