Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.355 suscriptores

El mundo del bebe: Quitar el pañal

10 Pautas para dejar el pañal

La retirada del pañal es un momento muy importante para muchas familias. Decir adiós al pañal supone que el niño/a ya ha alcanzado el nivel de desarrollo para controlar sus esfínteres e ir al baño solo y supone para los padres y madres olvidarse de los cambios de pañal.

El momento de abandonar el pañal no es algo sencillo, algunos pequeños aprenden a usar el orinal en unos días, pero otros tardan meses. Es importante conocer como ocurre este proceso y estar preparados para ello.

Por qué algunos niños y niñas aprenden en pocos días y otros en meses

Para retirar el pañal a un niño/a, primero ha de alcanzar el nivel de desarrollo que le permita controlar sus esfínteres. Si el pequeño no está preparado para ello, el aprendizaje se demorara meses y la adquisición del hábito puede resultar hasta traumático. Todos los niños y niñas alcanzan de manera natural un nivel de desarrollo que les permite controlar sus necesidades, pero si pretendemos que las controlen antes de alcanzar este nivel de maduración, lo único que conseguimos es presionar al pequeño para algo que no está preparado y alargamos el proceso.

 cartelpañal

¿Cuándo es conveniente retirar el pañal?

 

Cada niño/a lleva su propio ritmo de desarrollo, pero a rasgos generales, alrededor de los 2 años 2 años y medio de edad los pequeños alcanzan la maduración que les permite controlar sus esfínteres y por lo tanto están preparados para dejar el pañal.

Es aconsejable en todo caso tener paciencia y no presionar a los pequeños, aún en el mejor de los casos es normal que este aprendizaje dure algo de tiempo y que en algunos momentos observemos retrocesos.

Es aconsejable aprovechar las épocas de calor, para evitar manchar la ropa y cambiarle varias veces al día.

¿Cómo podemos saber si está listo?

 

Algunas señales de que ha adquirido el nivel de maduración necesario para controlar sus esfínteres son las siguientes:

  • Obedece y entiende ordenes e instrucciones sencillas
  • Camina solo y se sienta solo
  • Trata de imitar a los adultos y niños/as mayores cuando van al baño.
  • Puede ponerse y quitarse ropa el solito.

 

10 Pautas para retirar el pañal

 

  1. Facilítale la acción al pequeño. Para ello compra un orinal adecuado, y colócalo en un lugar accesible, ponle ropa cómoda y que pueda quitase y ponerse el solo (fácil de abrochar y desabrochar, subir y bajar, etc..)
  2. Crea una rutina, y haz que se familiarice antes de quitar el pañal. Para comenzar puedes hacer que el pequeño se siente vestido en el orinal varias veces al día, de esta forma se familiariza y empieza a generar un hábito. No le fuerces ni le presiones para sentarse en el orinal, debes dejar que lo haga poco a poco.
  3. Cuando consigas que se siente en el orinal, es momento de retirar el pañal. Quita el pañal durante el día y muéstrale como cuando quiera hacer sus necesidades tendrá que sentarse en el orinal. Podéis ensayar el proceso.
  4. Puedes acompañarle cuando este sentado y distraerle con un cuento o juguete para evitar temor o inseguridad.
  5. Deja que observe sus necesidades, le ayuda a entender el proceso.
  6. Sirve de ejemplo y muéstrales que es algo natural. Los niños y niñas aprenden de lo que ven e imitan conductas. Si te ven cómo vas al bañó tenderán a imitar tus actos y lo verán como algo natural.
  7. Refuerza de manera positiva sus avances, celebra con él/ella cuando consiga usar el orinal.
  8. Ante los posibles accidentes, ten en cuenta que ocurrirán, tómatelo con humor. No riñas al niño/a, ni te enfades demasiado con él/ella. Recuérdale que debe prestar atención para que no le vuelva a ocurrir y que ha de usar el orinal.
  9. Ante estos accidentes, sin reñir al pequeño le haremos responsable de sus actos, es bueno que colabore en su higiene y en el lavado de la ropa.
  10. Cuando consiga controlar sus necesidades durante el día, podemos empezar con el entrenamiento nocturno.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>