El estrés infantil

El estrés

El estrés es una respuesta natural del organismo que se pone en marcha ante situaciones de peligro. Es una respuesta que a su vez engloba una serie de respuestas fisiológicas, mentales, físicas que permiten la movilización  del organismo para protegerse de las amenazas. El estrés, por lo tanto tiene una función y ayuda a la supervivencia, el problema aparece cuando la respuesta de estrés es muy intensa y frecuente.

El estrés es una respuesta momentánea que desaparece cuando desaparece el peligro. Sin embargo, cuando la respuesta de estrés no desaparece y se mantiene el alto nivel de activación, el organismo sufre importantes repercusiones.

Esto ocurre cuando nos enfrentamos a demasiadas amenazas, cuando valoramos excesivas situaciones como amenazantes, cuando nuestra respuesta es muy intensa y se extiende.

 

El estrés infantil

El estrés también es una respuesta que puede aparecer en los niños y las niñas. En este caso la situación es más grave, ya que los niños y niñas están en desarrollo y aún no disponen de estrategias suficientes para superar determinadas situaciones o emociones.

El ritmo de vida actual, demasiado acelerado, hace que nos veamos envueltos en muchas situaciones amenazantes, que tengamos que enfrentarnos a muchas exigencias para salir de ellas, este ritmo está afectando a nuestros niños y niñas y cada vez son más los que padecen estrés.

El estrés infantil

Síntomas del estrés infantil

Los síntomas del estrés infantil, son parecidos a los síntomas que padecen los adultos. Estos síntomas son muy visibles con un poco de atención.

  • Sufrir diferentes dolores, de manera continua y constante. Dolores de estómago y de cabeza, que se repiten como si de algo crónico se tratase.
  • Cambios bruscos en su estado de ánimo.
  • Estado de ánimo negativo que se manifiesta o bien mediante enfados, irritación, gritos,…. O mediante depresión, tristeza, retraimiento, distracciones, etc.
  • Cambios en sus hábitos: alimentación, sueño, etc.
  • Dificultades y problemas en su funcionamiento diario.

 

Consecuencias del estrés infantil

El estrés infantil tiene importantes consecuencias negativas en niño/a tanto en su presente como en su futuro. El estrés afecta directamente a su día a día y afecta a su futuro ya que condiciona a un tipo de respuesta de estrés.

Las consecuencias en la niñez son:

  • Aislamiento
  • Malas notas
  • Problemas en las relaciones con los demás
  • Inestabilidad emocional

Las consecuencias futuras del estrés en la niñez son:

  • Altos niveles de cortisol (sustancia que se genera con la respuesta de estrés), hacen que el organismo tienda a generar esos mismos niveles, incluso sin que exista situación de amenaza.
  • Tendencia a padecer estrés en la vida adulta.
  • Problemas para afrontar situaciones amenazantes.

 

Consejos para prevenir y tratar el estrés infantil

  • Vigila el horario y tareas del niño o la niña, evita sobrecargarlo demasiado. Si tiene la sensación de enfrentarse a demasiadas cosas, su cuerpo responderá con estrés.
  • Favorece el tiempo para el juego, la actividad lúdica y la distensión. El estrés se disipa cuando nos relajamos, es fundamental enseñar al niño y la niña a relajarse a disfrutar de esos momentos de descanso y desconexión.
  • Educa sus emociones, si enseñamos al niño o la niña a reconocer sus emociones y controlarlas evitaremos muchas situaciones de estrés.
  • Presta atención a la interpretación que el niño o la niña hace de las diferentes situaciones.

 

 

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies