El desarrollo del bebé (4-6 meses). Cómo madura nuestro bebé de 4 a 6 meses

Durante los primeros meses de vida, el bebé alcanzará importantes desafíos en su desarrollo, físico, emocional y psicológico. En tan solo un año de vida el desarrollo es sorprendente, crecerá más rápido que en toda su vida y aprenderá importantes habilidades y recursos. En estos primeros momentos crecerá físicamente, se asentarán las bases de su personalidad, desarrollará su inteligencia y asimilará patrones conductuales y afectivos.

El desarrollo del bebé

El desarrollo del bebé está inmerso en un proceso con etapas claramente diferenciadas. Cada bebé es único y por lo tanto, aunque existan unos hitos generales de desarrollo son orientativos, ya que cada uno seguirá su propio ritmo de desarrollo, maduración, crecimiento y aprendizaje. El desarrollo será específico de cada uno.

Es importante estimular al bebé para favorecer su desarrollo sano, pero debemos tener mucho cuidado para no forzarle. Respetar su ritmo de desarrollo es la premisa por la que debemos guiarnos. A medida que el bebé alcanza la maduración biológica necesaria, irá aprendiendo cosas y adquiriendo destrezas. Si no ha alcanzado esta maduración, forzarle no sirve de nada pues no podrá aprenderlo. Tiene que madurar bilógicamente, su cuerpo, su mente, las estructuras neurológicas, los músculos, los sentidos, etc.

 El desarrollo del bebé

El bebé de cuatro meses

A los cuatro meses de vida comienza el desarrollo de la sociabilidad del bebé.

  • Su desarrollo social le facilita adquirir importantes hitos de su desarrollo social. Ya es consciente de las personas que están a su alrededor, el bebé no querrá estar sólo. Aprende a reír a carcajadas y experimenta el efecto de su risa en las demás personas. Buscará la compañía de las personas cercanas. Si éstas se alejan del bebé, llorará mucho y no parará hasta volver a escuchar la voz de sus seres queridos o verlos cerca. Sigue con la mirada a sus seres queridos.
  • Comienza el desarrollo de su yo. Sonríe a su imagen en el espejo y a las personas conocidas y empieza a mostrar timidez y recelo ante los extraños.
  • Su capacidad de emitir sonidos se desarrolla, ahora es capaz de emitir sílabas y entonar balbuceos.
  • Su peso y crecimiento físico aunque sigue siendo importante se irá ralentizandoen comparación con los meses previos.
  • Su vista continúa su desarrollo a un ritmo asombroso: Comienza el desarrollo de la visión del color. La habilidad adquirida le permite reconocer y buscar objetos. Prestará mucha atención a las caras.
  • Alcanza una mayor agudeza auditiva, es capaz de diferenciar sonidos.
  • La fuerza de la musculatura del cuello le permite ejercer un mayor control sobre la cabeza en posición erecta.
  • Comenzará a darse la vuelta y preferirá estar sentado para ver lo que ocurre a su alrededor. No para de moverse, hay que tener más cuidado con él.
  • La coordinación óculo manual aumenta, es capaz de coger cosas con las manos.

El bebé de cinco meses

A los cinco meses están cada vez más despiertos y activos.

  • Puede jugar con objetos en sus manos y pasarlos de una mano a otra. Intentará llevarse objetos a la boca. Comienza el juego con los pies.
  • Sus movimientos le dotan de libertad. Puede girar la cabeza y sus manos tienen más fuerza.
  • Es capaz de identificar su imagen en un espejo, emitiendo sonidos cada vez que se vea reflejado.
  • Su lenguaje se va desarrollando, hará pedorretas y emitirá palabras y sonidos.
  • Sus músculos ya tienen bastante fuerza lo que le proporciona una movilidad apreciable. Levantará la mitad superior de su cuerpecito, se dará la vuelta solo y cogerá todo lo que encuentre en su camino.
  • Aprenderá a no sonreír a todo el mundo. Sonríe solo si reconoce a la persona. El recelo ante los desconocidos se hace manifiesto.
  • En cuanto a su desarrollo afectivo, intentará llamar la atención de sus personas cercanas. Le encanta que le cojan en brazos y le den cariño. Responde a su llamada y háblalemientras te acercas.

El bebé de seis meses

El bebé de seis meses entra en la etapa en la que ya interactúa de un modo más elaborado con el adulto.

  • Sus sentidos alcanzan hitos de desarrollo. La vista es la misma que la de un adulto. Puede acompañar sus movimientos de una visión precisa.
  • El desarrollo de su musculatura le permite incorporarse si esta boca abajo. También podrá mantenerse sentado sin apoyo y llevarse el pie a la boca. Tiene mayor agilidad y precisión en los movimientos, puede pasar de una mano a la otra, objetos sin dificultad.
  • El desarrollo del lenguaje es sorprendente, cuando sus familiares le hablen, responderá en forma de balbuceo, aunque sin significado aún.
  • Empieza a aparecer la dentición. Los primeros dientes de leche hacen su aparición, puede causarles dolor y molestias.
  • La interacción y el apego con los adultos, es ahora algo real. Observaremos como responde a nuestras acciones.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346