El Desarrollo de las Emociones del Bebé

Los bebés desde el momento de su nacimiento comienzan a recorrer un camino en el que poco a poco alcanzarán maduración, crecimiento y aprendizajes para alcanzar un desarrollo sano, que sea la base de su bienestar.

Las emociones del bebé también comienzan a desarrollarse desde un primer momento. El ser humano es un ser emocional, diferentes sensaciones y estados emocionales serán experimentados desde un primer momento. Es nuestra labor proporcionar el clima adecuado para que las emociones se desarrollen de manera sana, fluyendo de manera natural. Debemos prestar atención al desarrollo de las emociones del bebé.

 desarrollo de las emociones del bebé

El Desarrollo de las Emociones del bebé

Cuando nacemos experimentamos emociones. Para los bebés todo a su alrededor es nuevo, todo son descubrimientos, su propio mundo interior y las sensaciones que experimentan también son un descubrimiento.

El desarrollo de las emociones del bebé, atiende al bienestar emocional, favoreciendo los afectos, basándose en un apego seguro. Los bebés que desarrollan un patrón de apego seguro, serán bebés más felices y seguros, con vínculos afectivos que les ayuden a desarrollarse. Podrán dejar fluir sus emociones sin miedo, sin represión.

Es importante desde un primer momento, no reprimir las emociones, y asentar las bases para la identificación de las emociones que les permitirán gestionarlas en un futuro.

La educación emocional es la base de su bienestar,y por ello no debemos descuidarla en los más pequeños.

Ayúdale a desarrollar sus emociones

El desarrollo de las emociones del bebé, debe apoyarse en los siguientes puntos:

  • Clima de confianza y seguridad.
  • Un apego seguro.
  • Expresión emocional de los seres cercanos.
  • No represión emocional.

Cómo podemos favorecer el desarrollo de las emociones del bebé

 

  1. Atiende a sus necesidades para que desarrolle un apego seguro. Si el bebé percibe que sus necesidades son atendidas, tendrá la seguridad de que será así siempre y no experimentará malestar al alejarse de las figuras cercanas.
  2. Desarrolla las emociones del bebé proporcionándole un clima seguro. Es importante que el bebé perciba las emociones positivas, la confianza y el cariño entre sus figuras cercanas. Cuida el ambiente de tu familia, y el clima educativo donde crece y se desarrolla el bebé.
  3. No escatimes en muestras de afectos. Para todos los niños/as es importante sentirse queridos y aceptados. El desarrollo de las emociones del bebé se sustenta en una sana autoestima y para ello es preciso que el bebé perciba la estima de los demás.
  4. No reprimas tus emociones, ni reprimas las emociones del bebé. Las emociones tanto negativas, como positivas son algo natural de las personas, reprimirlas nos lleva a malestar y nos impide identificarlas y gestionarlas.
  5. Llama a las emociones por su nombre, cuando rías dile al bebé que estás contento, y cuando estés triste díselo también.
  6. Da rienda suelta a las emociones positivas. Deja que fluyan y que sean las predominantes. Ríete, hazle cosquillas al bebé, juega con él, además de experimentar alegría, se estrechan los vínculos afectivos.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346