El Apego ➤ 5 Pautas para un vínculo afectivo sano

5.0
01

El vínculo afectivo es una necesidad vital del ser humano. Desde el momento del nacimiento comenzamos a desarrollar lazos y vínculos afectivos con las personas más cercanas. Estos primeros lazos afectivos o apego serán la base para las futuras relaciones, se constituyen así en un vínculo importantísimo y en los cimientos del desarrollo emocional y afectivo de los niños y niñas.

vínculo de apego, teoría del apego, apego, vinculos afectivos

¿Cuál es el significado de la palabra apego?


El apego es el nombre con el que se conoce a estos primeros lazos afectivos. El niño nace incapaz de satisfacer sus necesidades básicas: alimentación, limpieza, cuidados, etc. Esta necesidad le hace depender de otras personas, y reclamará la atención de las mismas para cubrir sus necesidades, esta relación de necesidad es la base de los primeros vínculos.

El bebé creará un vínculo afectivo, con aquellas personas cercanas que se encargan de su cuidado y de satisfacer sus necesidades. El vínculo creado (por esas necesidades), no solo está basado en las necesidades, va más allá, el bebé buscará una proximidad afectiva con las personas de apego, la atención, cuidados y cariño de los mismos.

Teoría del apego de John Bowlby

El psicólogo John Bowlby desarrolló la Teoría del apego, que explica cómo está primera relación es determinante en el desarrollo afectivo y de la personalidad. Los elementos clave para desarrollar el apego:

  • Sintonía: El primer paso para el desarrollo del apego es la sintonía, que incluye la armonía entre el estado emocional del bebé y sus cuidadores. La sintonía se desarrolla cuando el adulto responde a las necesidades afectivas del niño.
  • Equilibrio: El equilibrio es el siguiente paso y tiene lugar cuando el bebé es capaz de equilibrar sus estados internos gracias a la sintonía.
  • Coherencia: La coherencia se produce cuando el bebé es capaz de integrar el estado emocional.

Apego, vínculos afectivos, teoría del apego de John Bowlby

¿Cuáles son los tipos de apego?


Los vínculos creados en estos primeros momentos, tienen una importancia crucial. El vínculo lleva a la formación de un patrón de conductas, que determinan la manera de comportarse y de relacionarse. Este patrón viene determinado por el estilo de apego desarrollado.

Podemos definir tres estilos :

  • Apego seguro. El bebé confía en los cuidados de la persona de apego. Éstas responden y son sensibles a las necesidades del pequeño, por ello tienen la seguridad de que sus personas de apego están allí para ayudarles. Pueden mostrar ciertos niveles de ansiedad ante la separación de estas figuras, sobre todo en las primeras etapas del desarrollo afectivo.
  • Apego ansioso. Cuando el bebé no percibe sensibilidad hacía sus necesidades y no tiene la confianza en que estás serán atendidas, surge el estilo ansioso. No tiene seguridad en sus figuras de apego, ya que estás no están siempre disponibles, esto hace que muestre ansiedad en su relación afectiva. Tenderán a ser personas dependientes emocionalmente. Un estilo ansioso puede desarrollarse de dos maneras.
    • Ansioso evitante. La ansiedad les lleva a aumentar la distancia, entrando en un bucle de conductas acercamiento y huida hacía su figura de apego.
    • Ansioso ambivalente. Buscan la proximidad de la figura de apego y al mismo tiempo se resisten a ser tranquilizados por ella. Responden con mucha angustia ante la separación, creándose una dependencia afectiva.
  • Apego inseguro evitativo. Se produce cuando los cuidadores evitan el contacto afectivo con el pequeño y evitan atender a sus cuidados. Crecerán siendo excesivamente independientes, ya que han percibido insensibilidad a sus necesidades.

La importancia de un vínculo seguro


Un vínculo seguro, es la base para un desarrollo emocional sano, lo que conlleva una buena autoestima, habilidades sociales adecuadas y la capacidad de afrontar las relaciones y los vínculos afectivos, sin miedo, sin dependencia y de forma saludable.

Un vínculo afectivo seguro es la base para su bienestar actual y futuro.

5 Pautas para un vínculo sano y saludable

  1. Entiende las señales del niño y presta atención a su forma de comunicarse. De este modo podrás responder a sus necesidades, y generar la confianza de que serán atendidas.
  2. Crea una base de seguridad y confianza. Cuando el bebé tiene la seguridad de que va a ser atendido, podrá esperar esa atención sin ansiedad y sin miedo.
  3. Responde a sus necesidades afectivas y emocionales. Es importante que juegues con el bebé, sonrías, le acaricies, le hables, etc.
  4. Cuida de tu propio bienestar. El estrés, el cansancio, etc, son factores que pueden interferir en tu relación con el bebé y en la sensibilidad a sus necesidades.
  5. Comparte el papel como figura de apego con otras personas. A veces puede resultar agotador, si hay más de un cuidador, el bebé podrá sentirse atendido, sin que tú te agotes en el intento.

Infografía


apego seguro
Infografía: 5 Pautas para desarrollar vínculos afectivos sanos

© 2019 ▷ Educa y Aprende ➡➤ [ 5 Pautas para desarrollar vínculos afectivos sanos ] Escuela de padres por Celia Rodríguez Ruiz | Psicóloga y Pedagoga @educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies