Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.354 suscriptores

El Apego. 5 Pautas para un vínculo sano

Los vínculos afectivos son una de las más importantes necesidades del ser humano. Desde el momento del nacimiento comenzamos a desarrollar lazos y vínculos afectivos con las personas más cercanas. Estos primeros vínculos serán la base para las futuras relaciones y lazos afectivos, se constituyen así en un vínculo importantísimo y en los cimientos del desarrollo afectivo y emocional de los niños y niñas.

El apego

El apego es el nombre con el que se conoce a estos primeros lazos afectivos. El niño/a nace incapaz de satisfacer sus necesidades básicas: alimentación, limpieza, cuidados, etc. Esta necesidad le hace depender de otras personas, y reclamará la atención de las mismas para cubrir sus necesidades, esta relación de necesidad es la base de los primeros vínculos. El bebé creara un vínculo afectivo, conocido como apego, con aquellas personas cercanas que se encargan de su cuidado y de satisfacer sus necesidades. El vínculo creado (por esas necesidades), no solo está basado en las necesidades, va más allá, el bebé buscará una proximidad afectiva con las personas de apego, la atención, cuidados y cariño de los mismos.

 Apego

El patrón de apego y los estilos de apego

Los vínculos creados en estos primeros momentos, tienen una importancia crucial. El vínculo lleva a la formación de un patrón de conductas de apego, que determinan la manera de comportarse y de relacionarse. Este patrón viene determinado por el estilo de apego desarrollado. Podemos definir tres estilos de apego:

  • Apego seguro. El bebé confía en los cuidados de la persona/s de apego. Éstas responden y son sensibles a las necesidades del pequeño, por ello tienen la seguridad de que sus personas de apego están allí para ayudarles. Pueden mostrar ciertos niveles de ansiedad ante la separación de estas figuras, sobre todo en las primeras etapas del desarrollo afectivo.
  • Apego ansioso. Cuando el bebé no percibe sensibilidad hacía sus necesidades y no tiene la confianza en que estás serán atendidas, surge el estilo ansioso. No tiene seguridad en sus figuras de apego, ya que estás no están siempre disponibles, esto hace que muestre ansiedad en su relación afectiva. Tenderán a ser personas dependientes emocionalmente. Un estilo ansioso puede desarrollarse de dos maneras.
    • Ansioso evitante. La ansiedad les lleva a aumentar la distancia, entrando en un bucle de conductas acercamiento y huida hacía su figura de apego.
    • Ansioso ambivalente. Buscan la proximidad de la figura de apego y al mismo tiempo se resisten a ser tranquilizados por ella. Responden con mucha angustia ante la separación, creándose una dependencia afectiva.

La importancia de un vínculo seguro

Un vínculo seguro, es la base para un desarrollo emocional sano, lo que conlleva una buena autoestima, habilidades sociales adecuadas y la capacidad de afrontar las relaciones y los vínculos afectivos, sin miedo, sin dependencia y de forma saludable.

Un vínculo de apego seguro es la base para su bienestar actual y futuro.

5 Pautas para un vínculo saludable

  1. Entiende las señales del niño/a y presta atención a su forma de comunicarse. De este modo podrás responder a sus necesidades, y generar la confianza de que serán atendidas.
  2. Crea una base de seguridad y confianza. Cuando el bebé tiene la seguridad de que va a ser atendido, podrá esperar esa atención sin ansiedad y sin miedo.
  3. Responde a sus necesidades afectivas y emocionales. Es importante que juegues con el bebé, sonrías, le acaricies, le hables, etc.
  4. Cuida de tu propio bienestar. El estrés, el cansancio, etc, son factores que pueden interferir en tu relación con el bebé y en la sensibilidad a sus necesidades.
  5. Comparte el papel como figura de apego con otras personas. A veces puede resultar agotador, si hay más de un cuidador, el bebé podrá sentirse atendido, sin que tú te agotes en el intento.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>