Educación de los niños y mensajes contradictorios

Educar a un niño es una tarea maravillosa, fascinante, repleta de momentos únicos e irrepetibles de aprendizaje y desarrollo mutuo. Educar a un niño supone ser magos de las palabras y de los actos, porque solo con eso podemos crear magia en la mente y conducta de un niño. Sin embargo, esta tarea puede resultar muy complicada, no siempre sabemos cómo inculcar ciertos principios y valores. Tratamos de transmitírselos diciéndoles lo que es bueno o malo, más o menos importante, pero si no educamos también con nuestro ejemplo les mandamos mensajes contradictorios a nuestros niños y niñas. Y si no prestamos atención a esos mensajes, en ocasiones les pedimos cosas contrarias y al final los pequeños desconocen lo que esperamos de ellos.

El desarrollo de la conducta en los niños y niñas

Nuestros niños y niñas están en pleno proceso de aprendizaje y desarrollo, en este proceso aprenden también a comportarse, desarrollan patrones en los que engloban diferentes tipos de conductas. ¿Cómo aprenden los niños y niñas los diferentes tipos de conductas?

  • Aprendizaje vicario o social, también conocido por modelado. Los niños y niñas aprenden por observación y la imitación. Aprenden mediante la observación de las conductas de sus personas más cercanas y tienden a imitar lo que ven.
  • Aprendizaje por ensayo-error. De todas las conductas que observan escogen e incluyen especialmente en su repertorio habitual aquellas que tras un proceso de experimentación resultan tener resultados beneficiosos para ellos. Es decir nuestros pequeños ensayan las conductas y valoran las consecuencias, aquellas que suponen errores o consecuencias negativas son eliminadas y las que dan buenos resultados se generalizan y se convierten en habituales.
  • A través de las normas que han de seguir, nuestros pequeños no saben lo que está bien y lo que está mal. Se guían por unas normas que deben entender y hacer suyas para lograr la implicación.

Y aquí es donde podemos entrar en contradicción, cuando las diferentes vías de adquisición de aprendizajes entran en conflicto y el niño/a no sabe qué hacer.

mensajes contradictorios a los niños

 

Los mensajes contradictorios en la educación de los niños y niñas

Al hablar de mensajes contradictorios nos referimos a aquellos mensajes que parten de diferentes vías y se contradicen unos a otros. Imagínate que le pides a un niño que se siente, pero por otro lado le dices que levantarse es bueno y mientras tanto tú permaneces sentado y al mismo tiempo refuerzas a veces que este sentado y otras que este de pie. Un lio importante ¿verdad?

Son muchos los mensajes contradictorios, que sin ser conscientes de ellos enviamos a los niños y niñas sin darnos cuenta de ello. Veamos algunos ejemplos muy comunes:

  • Cuando le pedimos al niño/a que no grite (aprendizaje a través de una norma); pero nosotros gritamos constantemente (aprendizaje por modelado).
  • Cuando forzamos a los niños y niñas a compartir sus cosas y por otro lado no les enseñamos valores y principios que inciten a ello. Es importante educarles para que sean solidarios, y educarles para ello con nuestro ejemplo y nuestra actitud ya que tenderán a imitarla. Sin embargo solemos forzarles a ello, sin educarles en valores y principios para este fin. En este caso tenemos muchos ejemplos similares, como presionar a los niños para que sean amigos de otros niños y niñas, obligarles a pedir perdón, etc.
  • Pedirles que respeten a los demás sin educarles para ello. En muchas ocasiones no les respetamos (al no permitirles ser ellos mismos, no dejarles seguir sus ritmos o necesidades e intereses) y les pedimos que respeten a los demás. Ocurre lo mismo cuando les juzgamos y les pedimos que no juzguen, cuando criticamos y les pedimos que no lo hagan, etc.
  • Otro tipo de mensaje contradictorio aparece cuando nuestras normas son contradictorias. Esto ocurre cuando diferentes agentes educadores se rigen por diferentes normas o adaptamos éstas dependiendo del contexto o situación determinada.

Consecuencias de los mensajes contradictorios

Las consecuencias de estos mensajes contradictorios, no son otras que una conducta irregular  regida por unos principios difusos. Es importante transmitir a los niños y niñas mensajes claros, concisos, que no den lugar a la contradicción. Estos mensajes deben transmitirse mediante la palabra, la actitud y la conducta. Debemos inculcarles la diversidad en su manera de pensar y la tolerancia y el respeto, pero fijar unos principios estables que puedan servirles de guía.

Las claves para evitar los mensajes contradictorios.

  • Presta atención a tu manera de actuar y pensar, ya que a través de ello transmites actitudes y conductas concretas a los niños y niñas. Intenta que estas coincidan con los principios que quieres transmitirles, lo que tu hagas será su referencia más importante.
  • Establece un consenso en cuanto a las normas. Es importante que éstas no sean demasiado estrictas o demasiado exigentes, tampoco es necesario que sean demasiadas en cantidad, pero sí que sean claras y compartidas.
  • Vigila las contingencias que haces a las conductas del niño o niña. Cuidado con las maneras inconscientes en las que reforzamos determinadas conductas.
  • No tienes que ser perfecto o perfecta solo coherente.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346