Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.358 suscriptores

Discapacidad intelectual: Proporcionales la oportunidad de Aprender

10 Pautas para educar a niños/as con discapacidad intelectual

La Discapacidad Intelectual

 

La discapacidad intelectual es definida por la AAIDD (American AssiciationonIntellectual and DevelopmentalDisabilities) como: “Discapacidad caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa que se manifiestan en habilidades conceptuales, sociales y prácticas.” Es decir, la discapacidad intelectual implica una limitación en el aprendizaje de aquellas habilidades para funcionar en su vida diaria.

Una limitación en el aprendizaje de estas habilidades, no implica que no sean capaces de aprenderlas, pero si necesitaran una atención, educación y enseñanzas especiales que respondan a sus características y les permita, a través de la estimulación adecuada, desarrollar las máximas posibilidades en su desarrollo y aprendizaje.

Una discapacidad intelectual no es una enfermedad mental. Es de carácter crónico, no tiene cura. A las personas con discapacidad intelectual mental les cuesta más aprender, comprender y comunicarse, pero esto no quiere decir que sean incapaces de aprender.

Pueden y deben aprender para lograr un desarrollo que les permita desenvolverse y funcionar en su vida diaria. La mayoría de las personas con discapacidad intelectual pueden aprender muchas cosas, solo necesitan más tiempo y esfuerzo que otras personas, pero no son incapaces de hacerlo.

 Discapacidad intelectual

Causas de la Discapacidad Intelectual

La discapacidad intelectual puede ser debida a diversas causas, las más comunes son:

  • Condiciones genéticas: como el síndrome de Down y phenylketonuria.
  • Problemas durante el embarazo. Ocurre cuando el bebé no se desarrolla adecuadamente en la gestación.
  • Problemas en el momento del parto. Determinadas complicaciones en el momento del nacimiento pueden provocar una discapacidad intelectual, como la ausencia de oxígeno durante el parto.
  • Problemas de salud. Algunas enfermedades (varicela, mal nutrición extrema, meningitis,…) pueden causar la discapacidad intelectual.

10 Pautas para educar a niños/as con discapacidad intelectual

  1. Infórmate y aprende sobre la discapacidad intelectual. Entender al niño/a es fundamental. La información nos permite entenderle.
  2. Favorece la independencia del niño/a. Ayúdale a aprender las destrezas necesarias para ser independiente, teniendo en cuenta su edad, capacidad y nivel de desarrollo. Puedes empezar por las destrezas de cuidado diario (vestirse, comer sólo, usar el baño) y seguir poco a poco con otras destrezas más complicadas (ir a comprar algo, coger el autobús, etc.)
  3. Dale tareas al niño/a, teniendo en cuenta su edad, capacidad y nivel de desarrollo. Es importante que aprendan a responsabilizarse de sus tareas.
  4. Ayúdale a cumplir con las tareas que le ofreces, para ello divide las tareas en pasos pequeños, explícale paso a paso y de manera concreta lo que tiene que hacer. En un principio prestaremos atención y le ayudaremos cuando lo necesite y poco a poco irá creando estrategias que le permitan hacerlo solo.
  5. Conoce bien al niño/a, es importante saber lo que ya puede hacer y cuáles son sus potencialidades (lo que es capaz de hacer). Concéntrate en aquello que sabe y en aquello que sabes que puede hacer con un poco de entrenamiento.
  6. No limites su acción, ni le sobreprotejas, es fundamental entender que los niños/as con discapacidad intelectual pueden hacer muchas cosas, solo necesitan un poco más de tiempo. Ser conscientes de ello nos ayudará a no limitarle.
  7. Busca oportunidades para que desarrolle habilidades que le permitan adquirir habilidades que le permitan desenvolverse en diferentes contextos. Es muy importante que le proporciones la oportunidad de participar en actividades de diferente tipo como musicoterapia, deportes, piscina, etc. con estas actividades desarrollan su coordinación motriz, su esquema corporal y espacial y mejoran sus habilidades para desenvolverse en el entorno, así como su autoestima y habilidades sociales.
  8. Procura que se relacione con otros niños y niñas, sin intervenir o haciéndolo lo menos posible. Es fundamental que desarrolle habilidades sociales que le permitan relacionarse e interrelacionar con otras personas.
  9. Explícale sus características especiales, es importante que le hagas ver que no es ni mejor ni peor que otras personas, que es capaz de hacer lo que hacen otras personas, pero que necesitara algo más de tiempo.
  10. Ayúdale a superar los retos, pero deja que haga las cosas por sí mismo. Si haces todo por él/ella, pensará que no es capaz de hacerlo solo.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>