Discalculia: Signos de alerta y pautas para tratarla

DISCALCULIA

Imaginemos que intentamos usar los números para hacer cálculos, pero no comprendemos que número se asocia a cada cantidad. Podemos tener nociones de las cantidades, pero no comprendemos porque determinados números se asocian a una cantidad determinada.  Los números en nuestra cabeza parecen tener vida propia,  y se mueven caprichosamente, cambiando su orden y lugar, siguiendo una incomprensible danza, que se nos presenta sin orden, ni lógica, ni sentido.

discalculia

¿Seriamos capaces de ordenarlos, dar un sentido a las cantidades y hacer cálculos?

En esta situación sería casi imposible hacer operaciones matemáticas.

La discalculia es una dificultad en el aprendizaje de las matemáticas. Es una dificultad de aprendizaje específica, que consiste en la dificultad para comprender y realizar cálculos matemáticos. La discalculia es poco conocida, por lo tanto no suele diagnosticarse y por lo tanto tampoco se trata de la manera adecuada.

SIGNOS DE ALERTA

Debemos prestar atención a los siguientes signos que nos pondrán en alerta.

  • Utiliza los dedos para sumar, aún con números pequeños.
  • Tiene dificultades para contar hacia atrás.
  • Le cuesta usar cifras y cantidades grandes.
  • Presenta problemas para el cálculo mental y realizar aproximaciones.
  • No sabe reconocer cual es la operación que hay que utilizar para resolver un problema.
  • Realiza grandes esfuerzos para aprender las tablas de multiplicar y las olvida fácilmente.
  • Dedica mucho tiempo a las tareas de matemáticas y no obtiene los resultados deseados.
  • Frecuente dificultades con los números, confusión de signos (+ -).
  • Dificultades con itinerarios, señas y direcciones.
  • Buena capacidad en otras materias como ciencias y geografía hasta que tienen que usar los números.
  • Presenta dificultades con conceptos abstractos como tiempo y dirección.
  • Dificultad para llevar la puntuación durante los juegos.

Pautas Efectivas para tratar la Discalculia

  1. Conócele y comprende sus dificultades.
  2. Trabaja los conceptos de cantidad y proporción (mucho, poco, menor, mayor, etc.) y la seriación.
  3. Utiliza referentes visuales concretos para asociar el número con la cantidad (si le enseñas el número 3, enséñale tres elementos)
  4. Trabaja la correspondencia entre operaciones y lenguaje matemático. (Sumar: juntar cosas. Restar: quitar cosas. Multiplicar: sumar repetidas veces. Dividir: repartir).
  5. Proporciónale apoyo emocional, refuerzos y motivación, hazle saber que puede hacerlo.
  6.  Anima a los estudiantes a “visualizar” los problemas de matemáticas y deles tiempo suficiente para ello mismo.
  7. Dótalos de estrategias cognitivas que les faciliten el cálculo mental y el razonamiento visual.
  8. Adapta los aprendizajes a las capacidades del alumno, sabiendo cuales son los canales de recepción de la información básicos para éste.
  9. Haz que el estudiante lea problemas en voz alta y escuche con mucha atención.
  10. Da ejemplos e intente relacionar los problemas a situaciones de la vida real.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346