Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.355 suscriptores

Cuento para niños: Lía y el bosque de las preocupaciones

Cuento para niños que trabajar las excesivas preocupaciones

Cada mañana antes de salir de casa la pequeña Lía tenía que revisar su cartera del cole preocupada por si algo se le olvidaba, también revisaba su habitación preocupada por si se había dejado la ventana abierta, o algo mal colocado, o tal vez la luz encendida, hasta que no revisaba todo y comprobaba que todo estaba bien, Lía no podía salir de casa para ir al cole. Cuando iba de camino al cole también solía preocuparse, y revisaba mentalmente que hubiese hecho todos los deberes y hubiese cogido todo el material necesario. A veces se angustiaba mucho porque pensaba que algo se le había olvidado y se imaginaba que la profesora se enfada mucho con ella. Pero raras veces se le olvidaba algo, Lía era una niña muy responsable y casi siempre llevaba todo hecho y preparado.

bosquePero a Lía le preocupaban muchas más cosas, se preocupaba antes de salir de casa porque pensaba que pasaría si se manchaba la ropa y su mamá la regañaba. También se preocupaba antes de que alguien saliera de viaje, ¿qué pasaría si a alguien le pasa algo? Lía sabía que podían muchas cosas malas y se preocupaba mucho porque no ocurriesen esas cosas. Trataba de controlarlo todo, pero no siempre era posible hacerlo. A veces no podía dormir porque eran muchas sus preocupaciones sobre todas las cosas que debía hacer al día siguiente, o en los próximos días o sobre ciertas cosas que le causaban miedo o temor.

Ocurría que Lía se despertaba muchas mañanas bastante cansada y que le costaba rendir en clase. Además Lía tenía bastante malestar porque siempre estaba preocupada por demasiadas cosas.

Y una mañana Lía se miró en el espejo y vio algo extraño en su cabeza. Tenía allí mismo un bosque entero de preocupaciones. Los árboles tenían las ramas enredadas unas con otras, frondosos, llenos de ramas, pero sin apenas flores. Un bosque entero de preocupaciones poblaba su cabeza y apenas le dejaba pensar, ni hacer otra cosa que no fuera preocuparse. Lía recordó que antes del bosque de las preocupaciones en su cabeza había un bonito jardín con muchas flores, algunos árboles y mucha calma.

Y fue entonces cuando decidió dejar de sembrar preocupaciones y recuperar las flores que poblaban su jardín.

TRABAJAMOS CON EL CUENTO PARA NIÑOS

A través de la lectura del cuento, los niños y niñas comprenderán que aunque es bueno ser responsables, preocuparse en exceso puede llegar a ser muy perjudicial. Es importante que sean conscientes de que si siembran preocupaciones, su cabeza se volverá un lugar frio y oscuro lleno de preocupaciones que no dejaran espacio para nada más.

FICHA ACTIVIDADES CUENTO LÍA Y EL BOSQUE DE LAS PREOCUPACIONES

  1. ¿Por qué crees que Lía se preocupaba tanto?
  2. ¿Crees que era bueno para ella?
  3. ¿Cómo crees que se sentía?
  4. ¿Crees que tenían razones para preocuparse tanto por todo?
  5. ¿Por qué crees que Lía no podía dormir?
  6. ¿Qué es lo que vio al mirarse al espejo?
  7. ¿De qué pudo darse cuenta?
  8. Piensa en alguna ocasión en la que hayas tenido una preocupación grande
    1. ¿Qué hiciste?
    2. ¿Cómo te sentías?
    3. ¿Qué ocurrió?

Cuento para niños por

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>