Cuento infantil: Qué no nos separe un rio

Cuento infantil para enseñar el valor de la comunicación, y comprender como las distancias que nos separan de las personas queridas no son más que lo que imaginamos.

Cuento infantilDice una bonita historia que hace mucho tiempo, en la selva encantada, vivían muy felices un león y una leona. Eran el rey y la reina de la selva. En aquella época se les podía ver felices paseando por su reino. Todos los animales les apreciaban porque el rey león y la reina leona eran muy buenos con todos ellos.

Pero un día comenzaron unas terribles tormentas, las tempestades parecían invadir todo el reino. El rey león y la reina leona intentaron refugiarse del mal tiempo, y en este intento de superar la tempestad, se separaron. Poco después de esta separación comenzó a llover sin parar. Una tremenda lluvia inundo todo el territorio. Mientras llovía cada uno de ellos se resguardo como pudo para no mojarse, pero ambos se calaron.

Cuando dejó de llover, asombrados todos pudieron comprobar como un gran y caudaloso río había nacido en medio de la selva. El territorio ahora estaba dividido por una enorme línea de agua. El rey león y la reina leona salieron de sus refugios decididos a reunirse de nuevo, pero cuando se encontraron, descubrieron que para su sorpresa estaban cada uno de ellos en un lado del río.

Desde su orilla del río, se miraron y al principio gritaban para hablarse, pero a gritos apenas se entendían. Finalmente dejaron hasta de gritarse. El león pensaba que la leona ya no quería hablarle y la leona creía que el león era feliz al otro lado sin su compañía. Ambos estaban muy tristes. Pero como los leones son animales poderosos y de gran nobleza, ninguno quería demostrar su tristeza, ambos decidieron hacer como si no les importarse. Eso sí, todos y  cada uno de los días, de forma sigilosa buscaban ambos un rato para acercarse al río, y observar al otro sin ser vistos.

Estaban muy tristes y todos los demás animales lo notaban, la vida ya no era igual en la selva encantada. El rey león y la reina leona ya eran los mismos que antes, parecían no preocuparse por nada, no darse cuenta de nada.

Los demás animales hicieron con una gran rama un puente que les permitía cruzar el río de un lado a otro sin problemas. Pero ni el león, ni la leona lo cruzaban pues al pensar que el otro era feliz en su lado no querían molestarle.

Así pasaron muchos días. Los demás animales, que estaban muy preocupados, idearon un plan. A la leona le dijeron que el rey león se había herido y que había pedido la presencia de la leona. Al león le contaron que la leona estaba muy enferma y que había pedido verle.

De este modo, sin pensárselo dos veces, ambos rápidamente se decidieron a cruzar el puente. Justo en medio del puente se encontraron, solo tuvieron que mirarse y con sus miradas se dijeron todo lo que no hace falta decir. Estaban contentos al comprobar que el otro estaba bien, y estaban felices al estar tan cerca de nuevo.

Comenzaron a hablar y con sinceridad se explicaron cómo se habían sentido y lo tristes que habían estado. Se dieron cuenta de lo estúpidos que habían sido. Desde aquel mismo instante, decidieron no separase jamás por muy grande que fueran las tempestades, ya que ese había sido su primer error. Decidieron también que si esto ocurriera por alguna extraña razón, buscarían la forma de reencontrarse y hablarse.

La selva encantada, volvió a ser la selva que había sido siempre. De nuevo se podía ver al león y la leona paseando felices por el reino.

TRABAJAMOS CON EL CUENTO

A través de la lectura del cuento, los niños y niñas podrán comprender como a veces las tempestades, conflictos, nos hacen separarnos de las personas queridas y como pueden aparecer distancias que nos parecen insalvables. Es importante que reflexión sobre el valor real de estas distancias, y que muchas veces es mayor la distancia que nos crean nuestras ideas (ambos pensaban que el otro no quería hablarles), que la verdadera distancia. La importancia de la comunicación es clave.

FICHA ACTIVIDADES CUENTO QUÉ NO NOS SEPARE UN RÍO.

  1. ¿Qué ocurrió cuando el león y la leona se separaran?
  2. ¿Por qué dejaron de gritarse?
  3. ¿Qué opinaba cada uno de ellos?
  4. ¿Crees que tenían razón en sus opiniones?
  5. ¿Por qué no cruzaban el río si sabían que podían?
  6. ¿Qué pasó para que finalmente se decidieran a cruzar el río?
  7. ¿Por qué cuando estuvieron juntos se dieron cuenta de todo?
  8. Piensa en algún momento en el que te hayas separado de alguien a quien querías
    1. ¿Qué paso?
    2. ¿Os echabais de menos?
    3. ¿Hablasteis?

 ficha que no nos separe un río_003

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

1 comentario

    • Concepciòn en 12 abril, 2015 a las 6:38 pm
    • Responder

    Un cuento muy bonito para trabajar con los niños/as la inteligencia emocional.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346