Cuento infantil: león quiere un dragón rojo

Cuento infantil para aprender a creer en los sueños y a comprender el valor del  esfuerzo para hacer los sueños realidad.

dragónLeón era un niño que quería tener un dragón. León siempre había soñado con tener un dragón, un dragón rojo que le acompañara en sus aventuras. Pero León era un niño que aunque quisiera tener un dragón, no tenía ningún dragón ni tampoco sabía dónde podía encontrar un dragón. Todos los días se apenaba porque no tenía un dragón rojo.

León observaba como los demás niños y niñas tenían cosas que querían, un cohete amarillo, un camello azul y hasta un unicornio rosa. León pensaba que todos los niños y niñas tenían las cosas con las que soñaban pero él, no tenía su dragón rojo. Y todas las tardes León se quedaba mirando por su ventana, observando como los demás niños y niñas jugaban con aquellas cosas que a él le parecían maravillosas.

León miraba por su ventana y se apenaba, siempre se quejaba porque no tenía un dragón de color rojo. Cuando salía a la calle les decía a los demás niños y niñas:

-Yo quiero tener un dragón rojo, pero no tengo un dragón rojo

A veces pedía ayuda a alguno de sus amiguitos y amiguitas para que le ayudaran a encontrar un dragón rojo. Y sus amiguitos y amiguitas le intentaban ayudar a encontrar ese dragón. Pero ocurría que la tarea de encontrar un dragón rojo no era tan sencilla como parecía, alguna vez encontraron un dinosaurio rojo, otra vez encontraron un dragón, pero éste era azul y no rojo como León quería que fuese.

León comenzaba a desesperarse, poco a poco iba convenciéndose de que nunca tendría un dragón rojo. Y así estaba apenado una tarde, muy disgustado porque no tenía su dragón rojo. Cuando la niña del unicornio rosa, se le acerco con su unicornio rosa.

-¿Qué te pasa?-le dijo-pareces disgustado

-Que quiero un dragón rojo y no tengo un dragón rojo-respondió León-Tú tienes un unicornio rosa, yo quiero un dragón rojo.

-No tienes que disgustarte por eso, es sencillo, yo sabía que quería un unicornio rosa y lo busque. Sí quieres un dragón rojo, piensa como puedes encontrarlo y búscalo tú.

León se fue a casa pensando en lo que la niña le había dicho ¿pero él no sabía dónde podía encontrar un dragón rojo? Comenzó a pensar, tal vez la niña tuviera razón. Paso varios días buscando y leyendo información sobre los dragones rojos, preguntando a todo el mundo, dibujo también  varios dragones rojos. Después de pensar, después de buscar información, después de preguntar a todo el mundo y de dibujar dragones, aprendió muchas cosas sobre los dragones rojos.

Aprendió que los dragones rojos salen por la mañana y se esconden entre los arbustos con frutos rojos pasando desapercibidos, aprendió también que para encontrar un dragón rojo tenía que tener paciencia y permanecer quieto cerca de estos arbustos. Aprendió como ganarse la confianza de los dragones rojos.

Y de esta forma con todas las cosas que había aprendido durante varios días, una mañana se colocó cerca de los arbustos de frutos rojos. Tuvo que hacer lo mismo varias mañanas. Pocos días después su esfuerzo tuvo su recompensa y León lleno de alegría y de orgullo encontró su dragón rojo.

Pero lo más importante que aprendió León es que para que los sueños se cumplan hay que ir a buscarlos uno mismo.

 

TRABAJAMOS CON EL CUENTO

A través de la lectura del cuento, los niños y niñas aprenderán que para conseguir sus objetivos y aquellas cosas con las que sueñan han de aprender y esforzarse. Los pequeños podrán comprender que no es suficiente con soñar, que pueden conseguir sus metas y lograr todo lo que sueñen, pero es fundamental esforzarse y buscar los propios sueños.

FICHA LEÓN QUIERE UN DRAGÓ ROJO_003

 

FICHA ACTIVIDADES CUENTO LEÓN QUIERE UN DRAGÓN

  1. ¿Qué es lo que quería León?
  2. ¿Por qué crees que León no tenía un dragón?
  3. ¿Qué hacía León para encontrar su dragón rojo?
  4. ¿Cómo consiguió al final su dragón?
  5. ¿Cómo aprendió tantas cosas sobre dragones?
  6. ¿Por qué crees que antes no hizo esas cosas?
  7. ¿Cómo se sintió cuando encontró su dragón rojo?
  8. Piensa alguna ocasión en la que hayas soñado con algo
    1. ¿Qué hiciste?
    2. ¿Cómo te sentiste?
    3. ¿Lo conseguiste?
    4. ¿Qué crees que tienes que hacer?

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346