Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.358 suscriptores

Cuento infantil: La isla de los monstruos

Cuento infantil para entender que tenemos que conocer a los demás antes de juzgarlos.

Existe una isla misteriosa a la que nadie quiere ir, esta isla de frondosa vegetación es conocida como la isla de los monstruos. Dicen los ancianos que hace muchos muchos años, cuando las tierras estaban invadidas por monstruos, tras una gran lucha éstos fueron enviados a una isla, y de esta manera niños, niñas, mayores y ancianos quedaron libres de monstruos. Nadie se atrevía a ir a la isla de los monstruos, ya que estando llena de monstruos muchos eran los peligros  a los que allí tendrían que enfrentarse.

Y fue una tarde de verano cuando por casualidad alguien llegó a la isla de los monstruos. Lara y su hermano Milo, jugaban en su barco una tarde de verano, los dos niños llegaron a una isla sin saber que se trataba de la isla de los monstruos de la que tantas terroríficas historias habían escuchado. A los dos hermanos les encantaba explorar y descubrir sitios nuevos, así que les encanto encontrarse en aquella isla.

Lara y Milo no sabían que aquella era la isla de los monstruos y tampoco se lo podían imaginar una vez en ella. En aquella isla encontraron unos personajes muy curiosos, eran criaturas de colores, todas diferentes unas de otras, algunas de ellas eran peludas, otras eran pequeñas y otras gigantes. Lo que si tenían en común todas aquellas fascinantes criaturas era que todas ellas parecían muy simpáticas y amigables. En seguida se acercaron a los pequeños y estuvieron jugando con ellos durante horas. Lara y Milo regresaron a su casa después de una estupenda tarde. Pero volvieron a la isla al día siguiente y varios días después.

CUENTO INFANTIL

Cuando fueron muy amigos de aquellas simpáticas y alegres criaturas, fue entonces cuando les contaron que en realidad esa era la famosa isla de los monstruos. Los niños muy sorprendidos no podían creérselo, y enseguida preguntaron:

  • Pero si esta es la isla de los monstruos, ¿Dónde están los monstruos? Y ¿qué hacéis vosotros aquí?

A lo que las criaturas respondieron:

  • Los monstruos somos nosotros, todos y cada uno de nosotros somos los monstruos.

Los niños no podían creérselo, y dijeron:

  • Pero, no puede ser, no podéis ser los monstruos. Los monstruos son horribles criaturas que atacan a las personas.

Entonces los monstruos explicaron:

  • No somos horribles, vosotros habéis podido comprobarlo durante todos estos días. Todo depende de lo que querías creer y de cómo nos veáis las personas. Durante años nos habéis creído criaturas horribles y habéis creado esa imagen de nosotros, sin preocuparse en conocernos.

Lara y Milo, comprendieron enseguida y fueron a contárselo a las demás personas. Así fue como los monstruos y las personas volvieron a convivir ahora en paz, porque los monstruos no eran malos, solo los habían visto como malos.

TRABAJAMOS CON EL CUENTO

A través de la lectura del cuento, los niños y niñascomprenderán que no podemos juzgar a los demás sin conocerlos. Que los monstruos tal vez no lo sean tanto, pero si insistimos en verlos como monstruos no les daremos la oportunidad de demostrar lo que realmente son. Gracias a la lectura del cuento los niños y niñas aprenderán a no tener prejuicios con los demás.

FICHA ACTIVIDADES CUENTO LA ISLA DE LOS MONSTRUOS.

  1. ¿Por qué crees que los monstruos estaban encerrados en una isla?
  2. ¿Por qué los niños no sabían que eran monstruos?
  3. ¿Por qué no podían creer que eran monstruos?
  4. ¿Por qué crees que sin conocerlos creían que eran monstruos?
  5. ¿Crees que es importante conocer a los demás antes de dar una opinión sobre ellos?
  6. ¿Crees que los monstruos eran terribles?
  7. ¿Por qué crees que las personas creían que eran terribles?
  8. Piensa en alguna ocasión en la que te hayan dado una opinión de alguien
    1. ¿Creíste lo que te dijeron?
    2. ¿Crees que tenían razón?
    3. ¿Qué hiciste?
    4. ¿Qué otra cosa podrías haber hecho?

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>