Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.359 suscriptores

Cuento infantil: El túnel mágico

Cuento infantil para enseñar a los niños y niñas a vencer sus miedos y recorrer caminos para lograr sus deseos.

Cerca del rio había un largo, larguísimo túnel con una pequeña apertura en su entrada. Pero no era un túnel normal y corriente, este túnel era un túnel muy especial, todos los habitantes de la zona conocían la especial y mágica naturaleza del túnel. Era un túnel mágico, aquél que recorría el túnel completo, aquél que llegaba al otro lado del mismo salía transformado en aquello que anhelaba ser. Al atravesar el túnel su magia concedía el deseo de transformarse en lo que lo que se desease ser. Pero no era un recorrido sencillo, decían aquellos que lo habían atravesado que el recorrido era largo y oscuro. No todos se atrevían a atravesar el recorrido y cumplir así sus deseos. El miedo a lo que pudiese suceder dentro del túnel, largo y oscuro frenaba a muchos que se quedaban fuera mirando la pequeña apertura.

cuento infantil

Cerca del río también vivía en una linda madriguera el ratoncito Piecito. Piecito era un ratoncito de color blanco y grandes ojos negros. Piecito era un ratoncito muy miedoso y esto le preocupaba, él deseaba ser muy valiente y no temer a nada ni a nadie. Piecito deseaba ser un valiente león o un atrevido tigre. A sus oídos habían llegado las fantásticas historias del mágico túnel capaz de transformarte en aquello que deseabas ser. Más de una vez se acercaba a la pequeña apertura del túnel, pero como era un ratoncito muy miedoso, nunca se atrevía a recorrer el camino que le llevaría al otro lado y le permitiría transformarse en un valiente animal como un león o en un tigre.

Una tarde decidió adentrarse dentro del túnel. Despacito dio los primeros pasitos y cruzó la pequeña apertura de entrada al mágico túnel. Una vez dentro una tremenda oscuridad inundaba todo, no podía ver el final del túnel, y tampoco podía ver nada a su alrededor. Muerto de miedo como estaba, a punto estuvo de dar la vuelta y salir del túnel por donde había entrado. Pero decidió llegar al otro lado y transformase en un valiente león o un atrevido tigre, así que corrió y corrió. Corriendo se le haría más rápido el camino y antes llegaría al otro lado. Piecito corrió y corrió tan rápido como pudo. Cuando llevaba un rato corriendo aquel túnel mágico, que en lugar de mágico parecía interminable, le pareció escuchar un misterioso ruido que le hizo detenerse. Casi temblando de miedo, se detuvo y escuchó con atención, un golpe seco y repetitivo escuchaba. No podía ver nada a su alrededor y ahora estaba lejos de la entrada, pero tampoco veía el final del túnel.

Se acercó hacía el lugar de donde venía el ruido y pudo comprobar que no tenía nada que temer, solo eran gotas de agua cayendo y golpeando el suelo. El eco del túnel las hacía sonar como tambores. Continuó su camino, esta vez más despacio, ya se había acostumbrado a la oscuridad y a los ruidos que el eco del túnel hacían sonar terroríficos.

El último trayecto del túnel lo hizo caminando tranquilamente, sin miedo. El camino le hizo aprender de sus miedos, supo que muchas veces temía sin saber lo que temía y sin razones para ello, como ocurrió con las gotas de agua.

Finalmente tras un largo camino, que había comenzado corriendo y muy asustado llegó al otro lado tranquilo y sin miedo. Al atravesar la apertura de salida, se sintió más valiente ya que mucho era lo que había aprendido sobre sus miedos. Salió además pensando que debía ser un león o un tigre. Rápidamente se acercó al rio para ver su imagen de león o de tigre reflejada en el agua, pero al asomarse comprobó que seguía siendo un ratoncito, el ratoncito Piecito.

Piecito no entendía nada, pero entonces se dio cuenta de que ya no tenía miedo. Ahora era valiente. Al atravesar el túnel se había transformado en un ratoncito valiente, ya no necesitaba ser algo que no era para ser valiente, porque el mismo era valiente.

TRABAJAMOS CON EL CUENTO

A través de la lectura del cuento, los niños y niñaspodrán comprender que con esfuerzo pueden conseguir ser lo que quieran ser. Cada uno sigue su propio camino personal, la magia del túnel consiste en dejar el tiempo necesario para recorrer el propio camino y aprender recorriéndolo sobre uno mismo. No hace falta ser algo distinto de lo que somos para ser mejor. La mejor versión de uno mismo está en nuestro interior, solo hay que dejarla salir.

  Ficha el túnel mágico_003

FICHA ACTIVIDADES CUENTOEL ´TÚNEL MÁGICO

  1. ¿Por qué era mágico el túnel?
  2. ¿Por qué no todos recorrían este camino?
  3. ¿Qué deseaba el ratoncito Piecito?
  4. ¿Por qué crees que quería ser un león o un tigre?
  5. ¿Cómo comenzó su recorrido en el túnel?
  6. ¿Qué aprendió dentro del túnel?
  7. ¿Por qué salió más valiente?
  8. Piensa en alguna ocasión en la que hayas deseado algo
    1. ¿Hiciste algo para lograrlo?
    2. ¿Lo conseguiste?
    3. ¿Crees que es posible hacerlo?

Cuento infantil por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>