Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.356 suscriptores

Cuento infantil: Un corazón lleno de agua

Cuento infantil para trabajar la tristeza y la necesidad de expresar la tristeza

cuento infantilAl llegar Octubre comenzó el frío, y Tristán preocupado por las heladas protegió su casa, compro ropas de abrigo y se preparó para el invierno. Tristán tenía una bufanda para proteger su cuello del aire frío, tenía también guantes para calentar sus manos, y calcetines de lana que cubrían sus pies, un bonito gorro que hacía lo mismo con su cabeza y sus orejas, y así con cada parte de su cuerpo. Tristán se dio cuenta entonces de que su corazón también debía protegerse del frío.  Pensando pensando cómo podría proteger su corazón, decidió dejar su corazón buen recaudó envuelto en una mantita de lana, para evitar que se quedará helado, para  protegerlo del viento y de las tempestades del invierno.

Pero el frio llegó y poco a poco alcanzó todo a su pasó, el frio trajo consigo una gran tormenta. Una lluvia incesante y fría, gotas de agua caían sin cesar, gotas de agua que calaban todo a su paso. Llovió y llovió sin parar durante varios días, durante varias semanas, e incluso durante algún que otro mes.

La lluvia fue imparable, la lluvia llego a todas partes, la lluvia caló la bufanda, los guantes y el gorro, empapando el cuello, las manos y la cabeza de Tristán. La lluvia empapo los calcetines de lana y los pies quedaron calados. A pesar de los esfuerzos de Tristán por protegerse del frio, no pudo evitar mojarse. Tristán que tanto se había abrigado, no había contado con la lluvia y ésta le pilló desprevenido.

El corazón fue la parte más perjudicada. El corazón se llenó de lluvia, calado como estaba repleto de agua. Tan lleno de agua estaba el corazón que apenas podía funcionar bien y Tristán no podía querer a los demás, a veces le costaba ser amable, cariñoso, y hasta reír. Así que no quedó más remedio que sacar el agua del corazón, y el agua salió por los ojos en forma de lágrimas. Había mucha agua en el corazón, así que fueron muchas, muchísimas las lágrimas que salieron, lagrimas grandes, lágrimas pequeñas, lágrimas redondas, y lágrimas cuadradas, lágrimas negras, lágrimas transparentes, y lágrimas azules, puede que alguna también de color rojo. Muchas fueron las lágrimas, y Tristán tampoco podía llevar una vida normal ya que las lágrimas le impedían hacer muchas cosas, además todo el mundo le miraba y le preguntaba.

Pero poco a poco, con las lágrimas el corazón se fue vaciando de agua. Poco a poco el agua de la lluvia salía del corazón. Y, lo que es aún mejor, con el agua se iba limpiando el corazón, salían trozos que había roto la lluvia, y otras cosas que había traído consigo.

Cuando todo el agua salió y ya no había más lágrimas que llorar. Ocurrió algo sorprendente, el corazón quedo limpio, reparado y como nuevo. El corazón ahora estaba mejor que antes, ahora podía de nuevo querer.

TRABAJAMOS CON EL CUENTO INFANTIL

A través de la lectura del cuento, los niños y niñas comprenderán que a veces no podemos protegernos de las tristezas. Aunque intentamos protegernos, siempre puede pasar algo que no esperábamos, como ocurre con Tristán en el cuento. Tristán se protege del frio pero la lluvia le invade. También podrán reflexionar sobre cómo nos afecta la tristeza, Tristán no podía querer porque tenía el corazón lleno de agua. Finalmente comprenderán que es importante dejar que la tristeza fluya que salgan las lágrimas para poder estar bien.

FICHA ACTIVIDADES CUENTO INFANTIL UN CORAZÓN LLENO DE AGUA

  1. ¿Por qué crees que Tristán quería protegerse del frio?
  2. ¿Crees que era buena idea?
  3. ¿Qué hizo con el corazón?
  4. ¿Qué paso cuando llegó la lluvia?
  5. ¿Cómo se quedó el corazón?
  6. ¿Por qué crees que no podía querer?
  7. ¿Cómo se limpió el corazón?
  8. Piensa en alguna ocasión en la que hayas sentido tristeza, y hayas sentido cómo si tuvieras el corazón lleno de agua
    1. ¿Qué hiciste?
    2. ¿Cómo te sentías?
    3. ¿Qué ocurrió?

 

Cuento infantil por

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>