Cuando los niños tienen demasiadas cosas

Cuando los niños tienen demasiadas cosas

Queremos que nuestros pequeños sean felices, queremos que los niños tengan todo lo que necesitan y que no les falte de nada. En muchas ocasiones, en este afán de facilitarles su día a día, en este afán por cubrir sus necesidades, sentirnos buenos padres y madres, y percibirnos como buenos educadores, tendemos a dotarles de cosas a los niños y niñas.

Les damos muchas cosas, demasiadas cosas, tantas que, en muchas ocasiones,  no tienen  tiempo para disfrutarlas, tantas que, en la mayoría de las ocasiones, no llegan a valorarlas porque no les ha costado nada conseguirlas.

¿Qué cosas necesitan los niños y niñas?

Cuando intentamos darles todo lo que los pequeños necesitan, solemos colmarles de objetos, juguetes y otros artilugios, sin límite alguno. Pero ¿qué es lo que necesitan los niños y niñas?

Normalmente les damos demasiadas cosas, los niños y niñas tienen demasiadas cosas, pero no tienen lo que realmente necesitan. Lo que nuestros pequeños necesitan no son las cosas. Los niños y niñas necesitan valores, necesitan educación emocional, necesitan cariño y atención de sus figuras cercanas, pero no necesitan cosas.

niños demasiadas cosas

Cuando los niños y niñas tienen demasiadas cosas.

En la mayoría de las ocasiones los niños y niñas tienen demasiadas cosas. Y esto además de ser algo que no necesitan puede tener importantes consecuencias negativas. Cuando los niños y niñas tienen demasiadas cosas:

  • No valoran lo que cuesta conseguir las cosas. Están acostumbrados a tener todo lo que quieren cuando quieren, no desarrollan su capacidad de esfuerzo. No han tenido que esforzarse nunca para lograr aquello que quieren.
  • No solo no se esfuerzan, tampoco valoran lo que tienen. Para ellos es demasiado fácil conseguirlo y por lo tanto no tiene ningún valor.
  • Tampoco saben enfrentarse a la frustración. A veces cuando intentamos hacer las cosas, nos equivocamos, obtenemos resultados negativos y experimentamos frustración. Aprender a tolerar la frustración es fundamental.
  • Su autoestima se resiente. Cuando un niño/a, percibe que ha conseguido algo por méritos propios su autoestima se beneficia.
  • Crecen sin límites, consentidos y pensando que son merecedores de todos los bienes que desean. Crecen inmaduros.

Cuando los niños tienen demasiadas cosas

Es fundamental tener en cuenta que el niño/a no necesita tantas cosas, necesita valores, limites, educación emocional, cariño, respeto y comprensión, entre otras cosas.

  • Procura no darle absolutamente todo lo que crees que necesita. Aunque creas que lo necesita para su bienestar, si pruebas a hacerlo veras como sin tantas cosas es tan o más feliz.
  • Cambia las cosas por atención, escucha, comprensión, etc… cambia las cosas por cariño y compañía.
  • Ayúdale a reflexionar sobre lo que realmente quiere o realmente necesita. Los niños y niñas pueden creer que quieren todo, pero es importante que aprendan a seleccionar desde un primer momento.
  • Proporcionales una educación en valores: tolerancia, solidaridad, respeto, compartir, etc.
  • Presta atención a su educación emocional y ayúdale a regular su frustración cuando no tenga lo que quiera.
  • Enséñale a disfrutar y divertirse sin cosas. Jugar con amigos es mucho más divertido.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies