Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.365 suscriptores

Cuando los niños tienen demasiadas cosas

Queremos que nuestros pequeños sean felices, queremos que los niños tengan todo lo que necesitan y que no les falte de nada. En muchas ocasiones, en este afán de facilitarles su día a día, en este afán por cubrir sus necesidades, sentirnos buenos padres y madres, y percibirnos como buenos educadores, tendemos a dotarles de cosas a los niños y niñas.

Les damos muchas cosas, demasiadas cosas, tantas que, en muchas ocasiones,  no tienen  tiempo para disfrutarlas, tantas que, en la mayoría de las ocasiones, no llegan a valorarlas porque no les ha costado nada conseguirlas.

¿Qué cosas necesitan los niños y niñas?

Cuando intentamos darles todo lo que los pequeños necesitan, solemos colmarles de objetos, juguetes y otros artilugios, sin límite alguno. Pero ¿qué es lo que necesitan los niños y niñas?

Normalmente les damos demasiadas cosas, los niños y niñas tienen demasiadas cosas, pero no tienen lo que realmente necesitan. Lo que nuestros pequeños necesitan no son las cosas. Los niños y niñas necesitan valores, necesitan educación emocional, necesitan cariño y atención de sus figuras cercanas, pero no necesitan cosas.

niños demasiadas cosas

Cuando los niños y niñas tienen demasiadas cosas.

En la mayoría de las ocasiones los niños y niñas tienen demasiadas cosas. Y esto además de ser algo que no necesitan puede tener importantes consecuencias negativas. Cuando los niños y niñas tienen demasiadas cosas:

  • No valoran lo que cuesta conseguir las cosas. Están acostumbrados a tener todo lo que quieren cuando quieren, no desarrollan su capacidad de esfuerzo. No han tenido que esforzarse nunca para lograr aquello que quieren.
  • No solo no se esfuerzan, tampoco valoran lo que tienen. Para ellos es demasiado fácil conseguirlo y por lo tanto no tiene ningún valor.
  • Tampoco saben enfrentarse a la frustración. A veces cuando intentamos hacer las cosas, nos equivocamos, obtenemos resultados negativos y experimentamos frustración. Aprender a tolerar la frustración es fundamental.
  • Su autoestima se resiente. Cuando un niño/a, percibe que ha conseguido algo por méritos propios su autoestima se beneficia.
  • Crecen sin límites, consentidos y pensando que son merecedores de todos los bienes que desean. Crecen inmaduros.

Cuando los niños tienen demasiadas cosas

Es fundamental tener en cuenta que el niño/a no necesita tantas cosas, necesita valores, limites, educación emocional, cariño, respeto y comprensión, entre otras cosas.

  • Procura no darle absolutamente todo lo que crees que necesita. Aunque creas que lo necesita para su bienestar, si pruebas a hacerlo veras como sin tantas cosas es tan o más feliz.
  • Cambia las cosas por atención, escucha, comprensión, etc… cambia las cosas por cariño y compañía.
  • Ayúdale a reflexionar sobre lo que realmente quiere o realmente necesita. Los niños y niñas pueden creer que quieren todo, pero es importante que aprendan a seleccionar desde un primer momento.
  • Proporcionales una educación en valores: tolerancia, solidaridad, respeto, compartir, etc.
  • Presta atención a su educación emocional y ayúdale a regular su frustración cuando no tenga lo que quiera.
  • Enséñale a disfrutar y divertirse sin cosas. Jugar con amigos es mucho más divertido.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>