Control de Esfínteres

El control de esfínteres es la capacidad de controlar los músculos de la vejiga y los intestinos y, de este modo, poder decidir y controlar sus deposiciones. El control de esfínteres supone un importante paso en el desarrollo de los niños y niñas, para ellos tiene importantes connotaciones positivas y se convierte en un escalón hacía su autonomía y madurez. Aunque se trata de un proceso natural, no siempre su adquisición es algo sencillo.

El control de esfínteres

El control de esfínteres es un proceso que supone un gran avance en el desarrollo de los niños y niñas. Es un gran hito alcanzar el dominio de sus músculos de la vejiga y los intestinos, y de este modo decidir sobre cuando ir al baño.

El control de esfínteres no es algo que se aprenda, es un proceso que se adquiere de forma natural cuando el niño/a está maduro para ello. Aunque la estimulación puede favorecer el desarrollo del proceso, es importante no presionarles, respetar su propio ritmo natural y dejar que el proceso ocurra.

control de esfínteres

Cuando están preparados para el control de esfínteres

Cada niño y niñas siguen su propio y especifico ritmo evolutivo, su maduración es un proceso único y personal. Con las lógicas variaciones individuales, el control de esfínteres es un logro, que tiene lugar alrededor de los dos años de edad, a los cuatro años ya serán capaces de controlar sus músculos para ir al baño.

La edad del niño/a, por sí sola, no determina si están preparados para controlar los esfínteres. Además del nivel madurativo alcanzado, influyen otros aspectos emocionales y afectivos que pueden interferir en la adquisición del proceso.

Para comenzar con el proceso el niño/a tiene que estar preparado mental, física y emocionalmente. Veamos algunas señales que nos indican que está preparado:

  • Permanece varias horas sin manchar el pañal, ni necesitar cambiarlo.
  • Es capaz de seguir instrucciones sencillas.
  • Sabe cuándo tiene que ir al baño, y de hecho lo suele mencionar aunque lleve pañal.
  • Utiliza palabras para decir que tiene ganas de hacer sus necesidades o que se las ha hecho: pipi, caca.
  • Se sienta en el orinal sin que esto suponga un conflicto.
  • Puede quitarse y ponerse solo la ropa interior.

Cómo se desarrolla el control de esfínteres.

  • El control de esfínteres es un proceso que requiere una maduración física, emocional y mental y por lo tanto se enmarca en un proceso de desarrollo.
  • El control de esfínteres, como todo proceso de desarrollo, requiere un tiempo no es cuestión de un día para otro.
  • Es un proceso madurativo, que va guiado por la evolución del niño/a, por lo tanto puede producirse avances y retrocesos de logros ya alcanzados.
  • Es una adquisición secuencial y gradual. Comenzará pidiéndolo alguna vez, aunque otras no. Seguirá pidiéndolo la mayoría de las veces aunque a veces se le escape y continuara con la adquisición durante el día y escapadas durante la noche.

Algunos consejos para el control de esfínteres

  • Espera a que el niño/a este preparado.
  • Puedes ayudarle a estar preparado, para ello explícaselo, muéstrale con naturalidad como lo hacen los adultos, familiarízale con el orinal, etc.
  • No le fuerces, ni presiones. Si el niño/a no está preparado y le forzamos resulta contraproducente y alargamos el proceso innecesariamente.
  • Intenta aprovechar los meses de verano (aunque depende de si coinciden con la maduración del niño/a). Puedes dejar al niño/a sin ropa y evitar que se mojen innecesariamente.
  • Siempre a mano el orinal y deja que se tomen su tiempo sentados, el que ellos necesiten. Pero no les obligues a estar más tiempo de la cuenta sentados.
  • Refuerza sus logros y no des demasiada importancia cuando no lo consiga.

 Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

2 comentarios

    • Alejandra en 31 julio, 2015 a las 3:34 pm
    • Responder

    Buenos días. Necesito consultar por mi sobrina de nueve años. Se hace pis cuando duerme y jamás se da cuenta. Moja todas las sabanas y colchas….el colchón safa Xq se le pone un plástico. La madre (mi hna), la llevó a todas partes sin resultados. Es verdad que hay que esperar a que ella deje de hacerlo naturalmente? No hay solución alguna? Agradezco comentario por favor. Saludos, Alejandra.

    • MAGGY en 21 agosto, 2015 a las 10:43 pm
    • Responder

    Buenas tardes. Yo quisiera ver si pudieran ayudarme, pues tengo una hija que acaba de cumplir 10 años, pero aún tenemos muchos problemas porque no controla su popó y como comprenderá a esta edad es desesperante que le pasen estos ¨accidentes¨ en cualquier lugar sobre todo cuando está fuera de casa, ya la he tratado con médicos, pero a mi me parece que es algo emocional, su problema, lo otro es que no cuento con recursos para atenderla profesionalmente, pues tengo entendido que es bastante costoso y el tratamiento largo. Pero siento que esto está afectando su autoestima, por eso me urge ayudarla a superar esto lo más pronto posible, cualquier ayuda que me puedan brindar se lo agradezco de antemano, estoy muy desesperada. Gracias.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346