Niños con mucho carácter Consejos para desarrollar su autocontrol

Algunos niños destacan por un carácter fuerte, que les ocasione dificultades a la hora de relacionarse ya que les cuesta autocontrolar determinados estallidos.

Se trata de niños que ante la frustración, el enfado, o simplemente cuando les llevan la contraria responden con irá ya sea física o verbal. A veces tiran objetos, insultan, gritan y pueden golpear a otros niños.

Tener un carácter fuerte no es malo, al contrario puede ser muy positivo, pero los niños con mucho carácter pueden tener importantes problemas para controlar sus estallidos.

autocontrol-infantil

Consejos para desarrollar el autocontrol en niños con demasiado carácter

 

  1. Trata de educar con tu ejemplo. Recuerda que somos modelos constantemente para los niños, a menudo, nos imitan y siguen nuestro modo de actuar. Los niños suelen hacer lo que ven que hacemos más que aquello que les decimos. Es decir, aunque les digamos que no pueden o no deben comportarse así, no servirá de nada si ellos ven que nosotros respondemos igual.
  2. Ayúdales a reconocer e identificar sus estados emocionales. El primer paso para aprender a autocontrolarse y de este modo gestionar las respuestas que tienen ante determinadas emociones, estará en reconocer lo que sienten.
  3. Ayúdales a identificar los pensamientos que les llevan a sentirse así. Después de reconocer la emoción, damos otro paso más y reconocemos el pensamiento.
  4. Enséñales a transformar sus pensamientos negativos por otros más positivos. La emoción viene determinada por los pensamientos, si hacemos interpretaciones más realistas de lo que nos sucede aprenderemos a sentirnos mejor.
  5. Ayúdales a conocer cómo responden ante determinadas emociones en determinadas situaciones. Se trata de ayudarles a darse cuenta de cuándo y porque pierden el control, conocer el tipo de situación puede ayudarles a prestar atención a esas situaciones, darse cuenta de los indicadores del estallido, para iniciar estrategias de control desde un primer momento.
  6. Enséñales a analizar las consecuencias de sus estallidos ¿Qué pasa cuando? Se trata de ayudarles a darse cuenta de con el estallido no consiguen nada.
  7. Explícales que hay otras maneras de responder que son alternativas al estallido y que son más eficaces y más positivas para todos. Como por ejemplo el dialogo.
  8. Enséñales estrategias de relajación. La respiración, la meditación, etc.
  9. Enséñales técnicas de autocontrol. Pueden variar dependiendo de la edad del niño, pero algunas de estas técnicas pueden ser el semáforo, la tortuga, etc.
  10. Ayúdales a establecerse auto instrucciones ante determinadas situaciones. A veces no necesitan que nadie les diga como tienen que reaccionar si son ellos mismos capaces de decírselo.
  11. Desarrolla su asertividad. Recuerda que no se trata de hacer que se callen o que se dejen atacar. El objetivo es que aprendan a responder y a defenderse desde el respeto al otro, sin atacar y sin dañar.
  12. Desarrolla su empatía. La empatía es de gran utilidad para ponerse en el lugar del otro y comprender las consecuencias negativas de sus estallidos.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

© 2016 Autocontrol infantil. Escuela de padres, Educa y Aprende

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346