¿Cuál es el mejor complemento para la ventana de la habitación de tu peque?

complemento para la ventana de la habitación

A la hora de vestir la ventana de una habitación infantil, no solo hay que pensar en un estilo decorativo cálido y agradable para los peques, sino también en la funcionalidad de los accesorios que vamos a usar y en la seguridad e intimidad.

Para empezar, al hablar de seguridad, tenemos que pensar en los elementos que suponen riesgos de accidentes, en especial cuando hay bebés empezando a gatear o caminar, y en general peques menores de diez años.

Las cortinas y visillos pueden suponer un riesgo cuando están colgando, son una buena opción cuando hay bebés que no gatean aún o peques más mayores, pero son más seguros los estores.

No obstante, los estores también tienen sus riesgos y pueden sufrir daños si no están fijos en guías entre los junquillos de la ventana. Lo principal es buscar siempre modelos de estores, venecianas o cortinas que cuenten con un soporte de seguridad infantil en su cinta o cadena de accionamiento, ya que este es el elemento más peligroso.

Dicho esto, pasemos a ver tres ideas de complementos prácticos y bonitos para las ventanas de tu peque.


Estores estampados con cajón

Los estores enrollables clásicos son una buena opción porque están disponibles en modelos con estampados muy variados, así que puedes escoger el que más se adapte al estilo de la habitación o al gusto de tu peque. Como comentamos previamente, lo importante es que cuente con guías laterales para que quede bien ajustado a la ventana y con bloqueo de seguridad en su elemento de accionamiento.

Si quieres oscurecer más la habitación y reforzar el aislamiento térmico, opta por modelos opacos térmicos. Estos modelos tienen el reverso con revestimiento plata para crear más efecto blackout y evitar la transferencia de frío y calor desde el exterior.


Estores noche y día

Este tipo de estores, que se ha popularizado en los últimos años, es una opción muy práctica y duradera. La gran ventaja de un estor noche y día es que permiten regular bien la cantidad de luz que queremos dejar pasar en la habitación porque cuentan con una serie de franjas opacas y traslúcidas intercaladas que se pueden mover para ganar más oscuridad o claridad.

Los estores noche y día pueden crear un ambiente cálido durante los primeros meses del bebé, en los que se busca crear un ambiente más tenue en las horas de descanso, pero sin bloquear del todo la luz, y a medida que tu peque crece, puedes ir clareando más la habitación.

También son buenos aliados para crear ambientes íntimos seguros que no dejen pasar las miradas intrusas al espacio infantil, y aunque no tengan estampados, son más divertidos que los modelos de estores lisos.


Vinilos

Si prefieres evitar colocar complementos en la parte interna de las ventanas, sobre todo por seguridad, una genial opción es combinar unas buenas persianas exteriores, para evitar el paso del frío y conseguir un blackout total, con vinilos o adhesivos para ventanas.

Los adhesivos para ventanas son económicos, fáciles de aplicar, se pueden despegar sin dañar el vidrio y hay modelos con diseños super variados, así que los puedes ir actualizando según los gusto de tu peque.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *