Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.356 suscriptores

Cómo captar la atención del niño

Conseguir captar la atención de los niños y niñas, es todo un reto para familias y educadores.  Lograr que se mantengan atentos a lo que les decimos o enseñamos puede resultar muy complicado, y como consecuencia no siempre comprenden lo que les queremos decir, o explicar. Para llevar una clase es muy importante ser capaces de captar la atención de los niños y niñas, y también para educarlos desde casa.

La importancia de la atención

Atender consiste en centrar nuestra mente en algo. Atender por lo tanto, es importante para aprender, para entender y enterarnos de lo que nos dicen. Conseguir que el niño centre su atención en lo que queremos que aprenda o que entienda va a resultar fundamental para enseñarle o educarle.

Para los progenitores y los docentes, poder conocer estrategias que les permitan atraer la atención de los más pequeños es una gran ventaja que les va a permitir impulsar su labor y hará posible que lleguen al niño.

Cómo captar la atención del niño

Consejos para captar la atención de los niños y niñas

  • En primer lugar presta atención a tu manera de hablar con ellos, ya no a lo que les dices sino a como lo dices. Para hablar con los niños de manera efectiva es importante hacerlo de una manera atractiva para ellos.
  • Es importante por lo tanto, adecuar el tono de voz a las circunstancias y procurar no hacerlo monótono. Utilizar pausas, y diferentes entonaciones para dar énfasis al mensaje o no, será de gran utilidad.
  • Acompaña su mensaje de gestos y de comunicación no verbal. Recuerda que no solo hablamos con la voz, también transmitimos con nuestro cuerpo, con nuestras expresiones, con nuestras manos, etc.
  • Mantén una postura abierta y orientada hacia ellos. Y mantén contacto visual mientras les hablas.
  • Utiliza la sorpresa para despertar su curiosidad y captar la atención.
  • Hazles preguntas y fomenta su implicación y participación. Se trata de crear un dialogo y no un monologo. Si ellos están activos y en comunicación contigo, es más fácil que estén prestando atención.
  • Trata de ser novedoso, introduce algún elemento nuevo en el discurso. La novedad de un estímulo atrae irremediablemente la atención. Para hacer esto solo tienes que usar la imaginación, hay muchas maneras de ser original.
  • Utiliza el sentido del humor, si se divierten es más difícil que se distraigan. Para mantenerlos atentos nada mejor que la risa y el sentido del humor, si se divierten estarán atentos. Para ello puede que tengamos que modificar nuestros métodos y dejar a un lado métodos tradicionales.
  • Cuéntales historias y ejemplos reales. Está demostrado que utilizar historias favorece su atención y aprendizaje. Al contarles una historia, el niño visualiza la situación, se posiciona y de alguna manera lo vivencia y lo hace suyo.
  • Evita explicaciones demasiado largas y repetitivas. Recuerda para mantener la atención es más efectivo emplear explicaciones cortas. Para ello trata de ir a lo concreto y exponer las ideas claves, y si te tienes que alargar recuerda introducir historias, ejemplos, y hacer preguntas y permitirles opinar.
  • Dirígete a ellos por su nombre.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>