Cambiar la escuela que se basa en el resultado

La escuela tradicional se basa en los resultados de los alumnos y alumnas, y en muy pocas ocasiones tiene en cuenta el proceso y con ello el camino recorrido por el estudiante. Por desgracia este tipo de escuela limita a los alumnos y alumnas y aquellos que aunque avancen en su progreso personal, puede que no alcancen los resultados considerados “normales”, en un tiempo determinado.

La escuela que se basa en el resultado

La escuela que se basa en el resultado considera a los alumnos y alumnas como si fueran iguales, no considera las maneras específicas de ser de cada uno, de pensar, y de aprender. La escuela que se basa en el resultado por lo tanto no respeta las diferencias y no hace posible una verdadera igualdad de oportunidades.

la escuela

Características de la escuela que se basa en el resultado

  • Es una escuela que hace agrupaciones rígidas y poco flexibles de los alumnos y alumnas, atendiendo a criterios poco pedagógicos como la edad del alumnado.
  • Utiliza métodos de aprendizaje iguales para todos. Estos métodos solo sirven para los que piensan de acuerdo con el método pero aquellos que no piensan igual se condenan al fracaso.
  • Es una escuela que no considera el proceso de aprendizaje que solo mira las calificaciones finales y no tiene en cuenta el camino, el esfuerzo o lo que cada uno avanza. No es lo mismo un niño que parte de 0 y obtiene un 4, que un niño que parte de 4 y obtiene un 5.
  • Además las calificaciones son medidas y ¿cómo se puede medir el conocimiento?, normalmente este tipo de escuela se basa en el resultado de uno o varios exámenes y no tiene en cuenta variables personales como que el día del examen puede tener una enfermedad, un disgusto, etc.

¿Es posible cambiar la escuela que se basa en los resultados?

La escuela que se basa en los resultados no favorece un verdadero aprendizaje y no ayuda a todos los alumnos y alumnas. Sin embargo cambiar parece algo complicado ¿es posible cambiar la escuela que se basa en los resultados? Y, en ese caso ¿cómo podemos hacerlo?

En primer lugar claro que es posible cambiar, siempre podemos hacerlo. Puede parecer complicado porque no conocemos otro sistema y nos aferramos al que creemos sino bueno, al menos aceptable. Para cambiar tenemos que cambiar nuestra manera de pensar, nuestra idea de la educación.

¿Cómo podemos cambiar la escuela que se basa en los resultados?

  • Comienza por cambiar tu mentalidad, poco a poco. Pensamientos más flexibles te ayudaran a encontrar la manera.
  • Conoce a todos los alumnos y entiende que cada uno tiene sus propias necesidades, pero todos tienen derecho a las mismas oportunidades. En este caso se trata de dar a cada uno lo que necesita, o al menos intentarlo.
  • En lugar de una clase magistral convierte el aula en un espacio de aprendizaje, donde todos participen y donde puedan emplearse diferentes formas de aprender.
  • Quita importancia a la evaluación y céntrate en los procesos. Haz de cada proceso de aprendizaje una experiencia única y no necesitaras evaluar lo aprendido porque sin ninguna duda sabrás que su proceso ha sido un éxito.

Cambiar la escuela que se basa en el resultado

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346