Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.363 suscriptores

El papel de los progenitores en la Autoestima de los niñ@s

Los padres y madres tienen un papel fundamental en la autoestima de los niños y niñas. Conocer la influencia determinante que nuestras actitudes pueden tener en su autoestima y tomar conciencia de la misma resulta fundamental para potenciar un desarrollo sano de la misma. Es la armadura que les va a permitir enfrentarse a adversidades, conflictos y dificultades y en definitiva será la base de su bienestar.

 

La autoestima es la valoración que cada uno hace de sí mismo, incluye creencias, actitudes y emociones relacionadas con uno mismo. La autoestima es una construcción personal, es decir, nadie nace con alta o baja autoestima, sino que esta se va configurando a lo largo del tiempo, a través de la experiencia.

En la construcción de la autoestima tienen mucha influencia las experiencias sociales tempranas, es decir, como la persona interpreta que le valoran los demás y como se siente con esa valoración, son los elementos determinantes de la autoestima. Siendo los progenitores las figuras más cercanas en la primera infancia, son las más influyentes en este periodo en la construcción que cada niño y niña hace de su propia autoestima.

autoestima

El papel de los progenitores en la autoestima de sus hijos e hijas

 

Los progenitores son las primeras figuras de socialización en la vida de los niños y niñas, como tales, son los primeros que ofrecen una imagen de sí mismo al niñ@. Vamos a entender cómo se produce este proceso.

  • Los progenitores funcionan como un espejo que les devuelve una imagen al niñ@.
  • Con la imagen que recibe, el niñ@ forja su autoconcepto, toma conciencia de su yo.
  • Interpreta la imagen que le devuelven y desarrolla unas emociones en relación a esa imagen y el resultado puede ser una imagen positiva o negativa, dependiendo del mensaje que le enviamos, de la interpretación que hace y sobre todo, de cómo se siente con dicha interpretación.
  • Poco a poco en futuras interacciones con otras personas, irá añadiendo matices a su imagen y definiendo su autoestima. Pero la base en la que se apoya es en esa primera construcción, en el seno de la relación familiar.

Pautas para favorecer el desarrollo de una sana autoestima.

 

  • Presta atención a tus actitudes y conductas, para tomar conciencia de la imagen de sí mismo que le transmites al niñ@. En este sentido evita criticar, comparar, etiquetar, juzgar, etc.
  • Presta atención a cómo interpreta el niñ@ la imagen que le estamos dando y, sobre todo a cómo se siente el niñ@ con dicha imagen. Ayúdale a hacer interpretaciones ajustadas y positivas y evita las emociones negativas.
  • Proponle metas asequibles pero que supongan un reto, de este modo podrá demostrarse que es capaz y podrá ir desarrollando su autoestima.
  • Elogia sus logros, pero emplea elogios creíbles.
  • Analiza tu manera de decir las cosas, para saber cómo le llegan al niñ@.
  • Respeta su forma de ser y de actuar. Si muestras una atención de aceptación y de respeto hacia su persona, él o ella podrá hacer lo mismo.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

>