Aprendo a expresar las emociones

8 Trucos para una adecuada expresión emocional

Las emociones son algo inherente a los seres humanos. Todas las personas tenemos emociones, forman parte de nosotros y tienen una influencia enorme en nuestra manera de actuar, sentir y pensar.

Las emociones

Podemos entender las emociones como procesos psicológicos que se tienen una causa (se activan ante un cambio importante), conllevan un análisis e interpretación de la situación, esto nos lleva a sentirnos de determinada manera, y finalmente expresamos como nos sentimos y llevamos a cabo una conducta determinada. Es decir las emociones nos preparan para adaptarnos y responder al entorno.

Función social de las emociones

Las emociones y la expresión de las mismas cumplen una función social muy importante, ya que contribuyen a la comunicación de aspectos muy concretos sobre cómo nos sentimos las personas. Nos permiten dar a conocer a los demás nuestros estados emocionales y al mismo tiempo comprender el estado emocional de los otros que nos rodean.

 emociones

Expresión de las emociones

Desde una edad temprana, aprendemos a expresar las emociones, recibimos determinadas respuestas cuando expresamos lo que sentimos. Es común que en este aprendizaje las personas asimilen que es bueno expresar las emociones positivas como la alegría y el amor (cuando desde pequeños reímos y sonreímos todos a nuestro alrededor nos refuerzan positivamente) y por el contrario se adquiere la idea de que expresar las emociones negativas como la ira, el enfado o la tristeza es algo malo (cuando expresamos alguna de estas emociones el refuerzo general suele ser negativo).

Pero ocurre que cuanto más reprimimos este tipo de emociones peor nos sentimos, ya que reprimirlas no es lo mismo que hacerlas desaparecer, se quedan dentro dando lugar a posibles trastornos y finalmente a una expresión inadecuada e incluso exagerada de estas emociones.

Por todo esto es fundamental que desde una edad temprana aprendamos a expresar las emociones, liberándonos de este modo de aquello que nos hace daño a nosotros mismos y probablemente a nuestras relaciones.

¿Cómo podemos enseñar a los niños y niñas a expresar sus emociones de forma sana?

  1. Dales confianza para expresar sus emociones. No hay que censurar determinadas expresiones emocionales o burlarse de las mismas. No debemos reírnos si el pequeño llora o reñirles cuando muestra un enfado.
  2. Enséñales a identificar cada emoción. En ocasiones determinadas emociones nos llevan a conductas similares, pero la emoción que está en la base no es la misma. Para ello cuando el pequeño se muestre enfadado es importante hablar con él, preguntarle qué le pasa, como se siente y que él mismo llegue a identificar su propia emoción. También es bueno que nosotros les expliquemos nuestras emociones de manera natural: “estoy enfadado porque…” “estoy triste porque…” o usemos las emociones de terceras personas, para ello podemos emplear cuentos, dibujos animados e incluso conocidos “el niño esta triste y por eso llora, esta triste porque…”
  3. Hazles saber que es normal sentir emociones negativas. Que no es malo y que no pasa nada. Que es algo que les pasa a todas las personas. Para ello debemos mostrar nuestros estados emocionales con naturalidad, sin dramatizar y sin reprimirlos. Es importante que cuando lo hagamos llevemos a cabo una forma sana de expresar estas emociones. Es decir, si estamos enfadados con alguien, expresaremos con palabras y con respeto hacia la otra persona ese enfado “esto me ha enfadado porque…..”
  4. Proponles actividades que les permitan soltar determinadas emociones de forma adecuada, como practicar algún deporte, caminar, permanecer un rato a solas pensando, etc.

  1. Explícales que si algo nos sienta mal debemos decirlo, tenemos derecho a expresarlo, pero han de ser conscientes de que también podemos estar equivocados. Por ello el hecho de decirlo cumple una doble función nos ayuda a expresar la emoción de forma adecuada y a modificar nuestro pensamiento sobre la situación que nos ha hecho sentirnos así. Es importante también que comprendan que pueden equivocarse y en ese caso también tenemos derecho a pedir perdón.
  2. Proporcionales un vocabulario amplio relativo a las emociones desde una edad temprana, no evites llamar a las emociones por su nombre. Llama a las emociones por su nombre: enfado, ira, rabia, tristeza, etc.
  3. Enséñales a usar mensajes tipo yo cuando expresen sus emociones. Han de expresar lo que ellos sienten, no culpar u ofender a los demás. “A mí me molesta….y yo me he sentido….” En lugar de “tú has hecho esto…no deberías….”
  4. Sírveles de ejemplo y muestra tus propias emociones.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346