Aprender Inglés Jugando. 8 Claves para un aprendizaje lúdico del inglés

El aprendizaje de otros idiomas se ha convertido en una necesidad en las sociedades actuales. Saber comunicarnos, lo que implica expresarnos y comprender adecuadamente otras lenguas, se hace imprescindible en una sociedad global donde las distancias se han acortado y las posibilidades de comunicación se han multiplicado, convirtiendo el mundo en una aldea global, en un espacio común de diferentes culturas, idiomas y costumbres.

La Enseñanza de otros idiomas a los niños y niñas

El aprendizaje de otros idiomas abre las puertas a los niños y niñas a múltiples posibilidades. Les permite tener acceso a conocimientos e informaciones, les permite comunicarse y potencia su desarrollo y aprendizaje.

El inglés es la lengua en la que se incide cuando nos disponemos a aprender otro idioma. Las razones de enseñar el inglés antes que otros idiomas son evidentes: es un idioma global, empleado en muchos países.

 inglés

Las dificultades del aprendizaje del inglés

Los seres humanos adquirimos la capacidad de comunicarnos en nuestra lengua materna, de manera natural a una edad muy temprana. Nuestro cerebro está preparado para adquirir el lenguaje, y lo emplea como herramienta de pensamiento y de comunicación. La necesidad de comunicarnos hace que desarrollemos nuestra lengua materna de forma natural, sin ningún esfuerzo.

Pero la cosa se complica cuando tenemos que aprender otros idiomas.

Los fonemas o sonidos característicos de la lengua materna, así como las estructuras sintácticas y gramaticales, se quedan como aprendizajes fijos en nuestra mente. De este modo tenemos más facilidad para comprender, reconocer y expresar estos fonemas y estructuras que otros diferentes. Por otro lado nuestro pensamiento se basa en el lenguaje, nuestro idioma materno. Cuando hablamos lo hacemos de manera natural porque se corresponde con nuestro pensamiento.

En cambio cuando se trata de otra lengua, nos cuesta asimilar esos fonemas y estructuras diferentes, no entra en nuestros aprendizajes o esquemas primarios, adquiridos de manera natural. Al mismo tiempo cuando intentamos expresarnos o comprender otro idioma, nuestra mente emplea primero el idioma materno, es decir antes de hablar pensamos en nuestra lengua y luego traducimos y al escuchar intentamos traducirlo a nuestro idioma.

Todo esto se une a una falta de motivación por el aprendizaje de los idiomas. Tradicionalmente aprender inglés se ha convertido en una tarea aburrida y sin sentido para los niños y niñas.

Resulta fundamental por lo tanto convertir la enseñanza del inglés en una experiencia lúdica y dotarla de sentido para que motive a los pequeños. Por otro lado debemos fomentar que empleen el pensamiento en el idioma en el que han de comunicarse y exponerlos a los fonemas y estructuras de dicho idioma.

8 Claves para Aprender Inglés Jugando.

  1. Emplea actividades lúdicas para enseñar inglés, basadas en la comunicación más que en la escritura y repetición de estructuras sobre un papel. Buenas opciones para ello son los juegos, cuentos, películas, teatros, etc.
  2. Desarrolla su capacidad comunicativa en inglés. Desde un primer momento comunícate o busca que se comuniquen en inglés. Céntrate en el lenguaje mismo, más que en el aprendizaje de la gramática y estructuras complicadas.
  3. Exponles a los sonidos del idioma desde un primer momento, para ello puedes ponerles los dibujos en inglés, de este modo poco a poco y de forma natural irán adquiriendo los sonidos básicos de la lengua.
  4. Estimúlales para que piensen en inglés, para ello debes centrarte en la práctica del idioma, y explicarles que en ocasiones hacer traducciones literales es complicado, que debemos comprender el mensaje y expresar lo mismo pero posiblemente empleando otras estructuras o palabras.
  5. No les presiones, deja que sigan su propio ritmo. Un aprendizaje con presión puede provocar un efecto desmotivador y conseguiremos el efecto contrario.
  6. Cuando se expresen de forma oral. Procura no prestar demasiada atención a los errores, se lo repetiremos de manera correcta, pero no les reñiremos por ello ni nos burlaremos, es importante considerar que están aprendiendo y que es difícil emitir sonidos diferentes a los de la lengua materna. Si se sienten ridiculizados, se frenaran a practicar y la práctica es imprescindible. Es mejor que hablen aunque lo hagan mal a que se no practiquen la lengua. Ante sus logros refuérzales y animales.
  7. Ponles metas que supongan un reto, pero asequibles. Si son demasiado complicadas es probable que tiren la toalla.
  8. Propón temas para hablar o escribir en inglés que sean de su interés y a los que encuentren utilidad.

 

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.


Notice: Undefined index: deny_text in /home/educayaprende/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 346