Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.832 suscriptores

Educar desde la crianza respetuosa, pero no desde la permisividad.

Cuando nos enfrentamos a la tarea de educar a un niño o niña, podemos enfrentarnos a un auténtico reto, ante el que nos surgen muchos interrogantes y no siempre sabemos cómo actuar. Una de las bases de la educación que hace posible un sano desarrollo es el respeto al niño/a, respeto a la infancia, a sus necesidades y características. La crianza respetuosa es la base de un desarrollo socioemocional sano y por lo tanto garantiza el bienestar futuro. Sin embargo, no debemos confundir respeto con permisividad. Educar desde la crianza respetuosa, pero no desde la permisividad. 

La crianza respetuosa

La crianza respetuosa, es una forma de criar al niño o la niña que parte del respeto, y considera al niño o la niña como una persona con derechos iguales que los del adulto y se apoya en el amor, el respeto, y la disciplina no punitiva. Es una tendencia de crianza que se aleja de tendencias más arcaicas que abogan por una crianza basada en la autoridad, en los castigos y en los que no se respeta al niño o la niña.

La crianza respetuosa es necesaria para el sano desarrollo socioemocional del niño y la niña. Es importante educar desde el amor y el respeto, comprender al niño o la niña y tratarle con afecto y respeto. Sin embargo este tipo de crianza a menudo se confunde con la permisividad.

crianza respetuosa

La permisividad.

A menudo la crianza respetuosa se confunde con la permisividad, y esto puede ser muy peligroso. Al igual que la crianza respetuosa es la base de un desarrollo socioemocional sano, la permisividad puede ser la raíz de muchos problemas y dificultades.

La crianza respetuosa se basa en el respeto, pero dicho respeto debe ser mutuo, y no centrarse solo en el niño o niña.

La permisividad puede entenderse como aquel estilo educativo que se lleva a cabo, y que pasa del respeto al niño o la niña, a centrarse en cumplir sus deseos y evitarles cualquier peligro o daño. La permisividad es un estilo de crianza que deja de lado los límites por temor a dañar al niño o niña.

 

 

Diferencias entre crianza respetuosa y permisividad

 

Crianza RespetuosaPermisividad
Se aleja de los límites punitivos y aplica límites respetuosos y democráticos. El niño o la niña necesita límites, pero estos deben ser respetuosos con sus necesidades.No hay límites por no dañar al niño o niña.
El niño o niña debe ser respetado y amado, pero no siempre puede hacer lo que quiera.Se le permite al niño o niña hacer lo que quiera para evitar dañar su desarrollo.
Se educa desde la disciplina positiva.No se aplica disciplina.
No se usan castigos punitivos, que puedan dañar al desarrollo socioemocional del niño o niña, pero sí se le enseña al niño o la niña que sus actos tienen consecuencias.No se aplica ninguna consecuencia a sus actos. Se le justifica todo lo que hace mal.
Se favorece el desarrollo de la autonomía y responsabilidad del niño o niña, favoreciendo que se haga poco a poco cargo de sus cosas.No se deja que el niño o niña sea responsable de sus actos, ni que se encargue de sus cosas, no se desarrolla la autonomía.

 

Celia Rodríguez Ruiz Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies