Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.023 suscriptores

Educar sin gritos ¿Por qué no debemos gritar a los niñ@s?

8 Consejos para educar sin gritos

Educar a los niños y niñas no siempre es fácil. El día a día puede ser agotador y la energía insaciable de los pequeños nos puede hacer perder los nervios. Es común que ante determinados comportamientos respondamos con un grito, intentando hacerles ver que no deben hacer eso, que no es un comportamiento adecuado.

Pero los gritos no educan, no se logra ningún objetivo a través de los gritos. Es importante que las familias y educadores aprendamos a controlar nuestras emociones y enseñar a los niños y niñas a entender lo que hacen mal.

No debemos olvidar que están creciendo y desarrollándose, en este proceso están inmersos en un aprendizaje conductual y emocional.

 desobediencia

¿Qué conseguimos con los gritos?

Puede parecernos que un grito hace que el pequeño nos escuche y que nos haga caso. Y en cierto modo, esto puede ser así a primera vista. Pero el grito lo que hace es cortar la conducta, y provoca un estado en el niño/a, por eso deja de hacer lo que estaba haciendo, pero no entiende lo que hizo mal y volverá a repetirlo en futuras ocasiones.

  • El niño/a no entiende que es lo que hizo mal.
  • Reforzamos conductas indeseadas. Al gritar prestamos atención a determinada conducta y le damos una atención a la misma.
  • Enseñamos con nuestro ejemplo una forma de conducta que tratamos de eliminar.
  • Suele ser incoherente. Si les gritamos para pedirles que no griten, entramos en una incoherencia que provoca que el pequeño no entienda nada.
  • Podemos crear un malestar emocional en el niño/a, que afecta a su desarrollo.
  • Los gritos dañan la autoestima de los niños y niñas, al gritarles dejamos una huella psicológica difícil de borrar.
  • Con los gritos provocamos ansiedad en los niños y niñas, para ellos es percibido como un castigo, algo que les daña y no saben cuándo va a ocurrir.

 

Evitar los gritos es posible

8 Consejos para educar sin gritos

  1. Aprende a reconocer e identificar tus estados emocionales. Identificar nuestro enfado, rabia, ira, nos ayuda a poder descargarlas de otro modo y no a través de gritos a los niños/as.
  2. Cuando sientas que estas al límite, antes de gritar es mejor que cortes la situación. Sal de la habitación, cuenta tranquilamente y reflexiona.
  3. Busca alternativas a los gritos, como unas normas claras y una disciplina positiva.
  4. Ayuda a los pequeños a entender lo que hacen mal. No se trata de no gritarles y dejarles hacer todo lo que quieran, ya que esto es malo para su desarrollo, se trata de hacerles entender lo que han hecho mal a través del dialogo sin dañar sus emociones.
  5. No repitas las mismas frases constantemente, esto nos puede hacer centrarnos en un solo aspecto, sin darnos cuentas de que el pequeño no ha entendido algo e inconscientemente hacernos subir el tono de voz. Si repetimos lo mismo muchas veces, nuestro enfado aumenta y no vemos otras alternativas ya que solo estamos centrados en el mensaje que repetimos.
  6. Es más efectiva una advertencia serena, que un grito. Antes de que el pequeño haga algo, le recordaremos lo que puede y no puede hacer. Le daremos las advertencias de forma tranquila y serena, nos escucharan con más atención y el mensaje será más firme.
  7. Expresa tus estados de ánimo desde el dialogo y una comunicación positiva sin gritos. Los adultos, no tenemos que ser perfectos, también podemos sentir enfados y frustraciones, antes de llegar al grito es aconsejable expresar a los pequeños como nos sentimos.
  8. Cuando hables con ellos asegúrate de que te escuchan. Pídeles silencio y atención, espera a que lo hagan. Con un poco de paciencia conseguiremos la escucha que pretendemos y ahorraremos los gritos y tiempo.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>