Real Time Web Analytics

Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.175 suscriptores

Cuento para trabajar la frustración: Marieta polvoreta quiere ser ciclista

Cuento para trabajar la frustración: Marieta polvoreta quiere ser ciclista

Esta es la historia de una niña que siempre estaba soñando, una niña que soñaba con ser una gran ciclista. Marieta Polvoreta, siempre estaba montada en la bicicleta, le gustaba hacer carreras e inventar competiciones, siempre sobre su bicicleta. Marieta también pasaba muchas horas viendo las competiciones en la televisión, le encantaba saber cosas acerca de los grandes ciclistas y se sabía la vida de todos ellos, las competiciones en las que habían participado y los premios que habían ganado. Pero apenas había mujeres ciclistas y eso era algo que llamaba mucho su atención.

cuento, cuento infantil, cuento para niños, cuento con valores, cuentos infantiles cortos

Marieta, quería ser una gran ciclista, se pasaba las horas soñando despierta. En sus sueños, pedaleaba sobre su bicicleta, rápidamente y participaba en grandes competiciones. Todo el mundo le decía que pasaba demasiado tiempo con la bicicleta que debía ocuparse de otras cosas y no dejar sus tareas escolares de lado. Pero Marieta era una niña muy aplicada en su colegio y tareas escolares, nunca dejaba nada sin hacer y sacaba buenas calificaciones en sus exámenes, y sin embargo todo el mundo, intentaba desanimarla para que dejara de perder el tiempo con la bici. Solían decirle “Está bien que hagas deporte, pero deberías dejar de perder tu tiempo todo el día con la bici”, “Es muy difícil ser un gran deportista” e incluso le decían cosas como “No es un deporte de chicas, deberías hacer baile o gimnasia rítmica”. Aunque Marieta a veces se desanimaba, no se dejó convencer y siguió soñando y practicando con su bici.

Marieta encontró un club de ciclistas, donde se apuntaban chicos de su edad, todos ellos hacían un equipo, entrenaban juntos y participaban en competiciones. Marieta se puso muy contenta al enterarse de esto, por fin podría entrenar de verdad, podría ser un gran paso para lograr su sueño. Pero cuando Marieta fue a apuntarse  no le dejaron apuntarse porque era un equipo masculino, le dijeron que no tenían equipo femenino que si se apuntaban más chicas contarían con ella. Marieta insistió en que podría entrenar y competir con los chicos, pero no le sirvió de nada.

Volvió casa enfadada, desanimada y con ganas de dejar su sueño, tal vez tenían razón todos y lo de la bici estaba bien para pasar un rato, pero debía dejar sus sueños de lado. Marieta Polvoreta se pasó toda la noche llorando, tanto lloro que se quedó sin lágrimas. A la mañana siguiente dio una patada a su bici y se fue al colegio. Pero al llegar a casa, y ver su bici en el suelo, no pudo evitar coger la bici para irse a pasear. Estaba tan enfadada que pedaleo a gran velocidad y consiguió relajarse.

Entonces Marieta pensó que entrenaría por su cuenta y participaría en las competiciones por su cuenta. Entreno muchos días y cuando se enteró de que pronto habría una competición decidió apuntarse, pero de nuevo los organizadores le negaron la oportunidad. Era una carrera masculina, solo podían participar chicos, cuando hubiera alguna competición para chicas contarían con ella. Marieta Polvoreta no podía creérselo, después de todo lo que había entrenado, llena de rabia montó en su bicicleta y pedaleo y pedaleo a gran velocidad.

Marieta no pudo participar en la competición pero el entrenador del equipo, de aquel equipo en el que no la habían dejado entrar, estaba allí y vio como no la dejaron apuntarse, también vio su insistencia, sus ganas y la velocidad con la que salía con la bicicleta, así que decidió cambiar las normas de su equipo y darle una oportunidad. Marieta estaba súper contenta, cuando el entrenador habló con ella y le dijo que podía entrenar con el equipo.

Marieta empezó a entrenar con el equipo y juntos buscaron competiciones en las que todos podían participar. Y así paso casi un año completo, Marieta estuvo entrenando para la competición, todos los días entrenaba, estaba muy ilusionada porque por fin podría participar en la competición. Pero una tarde mientras entrenaba comenzó a llover, y las ruedas de su bici resbalaron con tan mala suerte que Marieta cayó al suelo y se rompió la pierna y no podría participar en la competición. Marieta se sintió enfadada, desanimada y de nuevo pensó que tal vez debía dejar la bici. Y de nuevo lloró, pero esta vez no solo lloró una noche, fueron varias noches hasta que se quedó sin lágrimas.

Y el tiempo pasó y la pierna se curó y Marieta volvió a montar en bici, con más ganas que antes. Y Marieta volvió a entrenar con su equipo y Marieta por fin pudo participar en la competición. Pasaron los años y Marieta siguió practicando y siguió compitiendo, se convirtió en una gran ciclista, llegó a ser una de las primeras mujeres ciclistas. Marieta logró cumplir sus sueños.

TRABAJAMOS CON EL CUENTO

A través de la lectura del cuento, los niños y niñas comprenderán que es la frustración, podrán ver como Marieta se siente frustrada en varias ocasiones, como está a punto de abandonar sus sueños. Pero también podrán ver como Marieta tras cada obstáculo vuelve a montarse en la bici y sigue intentando lograr sus metas. Aprender a superar la frustración es esencial para lograr nuestros objetivos en la vida y a través de la lectura y trabajo con el cuento conseguiremos que nuestros niños y niñas lo logren.

FICHA ACTIVIDADES CUENTO MARIETA QUIERE SER CICLISTA

  1. ¿Por qué las demás personas querían desanimar a Marieta?
  2. ¿Cómo crees que se sentía Marieta cada vez que aparecía algún obstáculo?
  3. ¿Por qué crees que a veces tuvo ganas de abandonar sus sueños?
  4. ¿Por qué no abandono sus sueños y volvió a subirse a la bici?
  5. ¿Crees que hizo bien o tal vez debería haber dejado la bici?
  6. ¿Crees que fue difícil para ella?
  7. ¿Por qué crees que consiguió su sueño al final?
  8. ¿Cómo crees que se sintió cuando lo logró?

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

© 2016 Cuentos en Educa y Aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR