Introduce tu email para suscribirte

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6.039 suscriptores

Ciberacoso: El acoso en las redes sociales

Todos los niños y adolescentes usan las nuevas tecnologías, una parte muy importante de su vida social se sustenta en las redes sociales y aplicaciones de mensajería. Gracias a las nuevas tecnologías la comunicación se agiliza, el número de contactos y de relaciones se multiplican, las interacciones son continuas y rompen barreras de tiempo y espacio. Esta nueva vida social virtual tiene ventajas, pero también esconde muchos peligros, entre ellos el acoso en las redes sociales. El acoso es un acto de violencia muy peligroso, con graves consecuencias para la víctima. Actualmente existe una nueva versión del acoso que agrava el problema, el ciberacoso en las redes sociales también conocido como ciber acoso. 

Ciberacoso

Ciberacoso: Acoso escolar en las redes sociales

El acoso escolar es un grave problema con trágicas consecuencias. Las víctimas del acoso escolar, viven una verdadera tortura que se agrava con las nuevas tecnologías y las redes sociales, a través del fenómeno conocido como ciber acoso.

Las propias ventajas de las redes sociales y aplicaciones de mensajería, depende del uso de las mismas, pueden llegar a convertirse en un arma peligrosa y dolorosa para atacar a las víctimas.

  • Por un lado el anonimato y la distancia que pueden aportar las redes sociales, hacen más fácil el acoso escolar. Los acosadores pueden actuar protegidos por la distancia física y el anonimato, lo que hace crecer los actos de acoso. 
  • Por otro lado, a través de las redes sociales, la información puede extenderse a gran velocidad y llegar a un gran número de personas en poco tiempo. Esto puede ser positivo para algunas cosas, pero cuando la información se usa para acosar el impacto sobre la víctima es tremendo. 
  • Las redes sociales permiten recoger actos de acoso, desde imágenes y situaciones, hasta insultos, etc. y repetirlas una y otra vez. La tortura que vive la víctima es constante, no cesa. Y la víctima no puede ocultarlo, está expuesta a muchas más personas, desde familiares, otras amistades, etc. 
  • Antes de la era virtual, la víctima tenía espacios seguros, en casa podía sentirse cómoda alejada de los acosadores. Ahora eso no es posible, la conexión a internet hace que el acoso pueda suceder en cualquier lugar y en cualquier momento. No importa si la víctima no está físicamente con el acosador, puede ser acosada. Esta situación hace que aumente la sensación de desamparo y desesperanza de la víctima, que vive el acoso como algo de lo que no puede escapar. 
Te puede interesar leer
El ciberbullying. ¿Cuáles son las consecuencias del ciberbullying?

Claves para actuar frente al ciberacoso

El acoso es una trágica realidad que desgraciadamente se extiende en las redes sociales. Es una labor social, una labor de todos, no solo docentes y familias, concienciarnos por un uso responsable de las redes sociales, una educación virtual que permita prevenir el acoso escolar a través de las redes sociales y pueda proteger a los niños de esta situación.

  • En primer lugar es imprescindible ofrecer ciertas pautas para el uso de las redes sociales, aplicaciones y el manejo del mundo virtual. Al igual que enseñamos otro tipo de cosas a los niños, debemos enseñarles a relacionarse virtualmente de manera segura. Es básico ayudarles a escoger sus contactos, y explicarles que todo lo que se sube a la red queda para siempre, por lo que deben tener cuidado con lo que publican sobre ellos y sobre otros niños. 
  • Debemos prestar mucha atención a la posibilidad de ocurrencia de acoso escolar y tendremos en cuenta que en la mayoría de los casos este acoso se extiende al mundo virtual. Algunas señales de alarma son cambios de conducta, cambios en hábitos de sueño y alimentación, aislamiento, apatía, no quiere ir al colegio, dolores de cabeza, etc. 
  • Ten en cuenta que la víctima se siente desprotegida y que no sabe y no puede solucionar el problema solo, y además tenderá a esconderlo por vergüenza. Por ello tenemos que ponernos en su lugar y ser comprensivos, no podemos forzar a que nos cuenten sus cosas, pero sí darles la oportunidad de hacerlo. Por otro lado es conveniente tomar medidas: restringir el uso de redes sociales, vigilar las mismas y denunciar los abusos o hechos de acoso, así como enseñarles a proteger su privacidad en sus redes sociales. 

Te puede interesar
10 claves para prevenir la violencia y el acoso escolar desde la familia

© 2017 El Ciberacoso. Celia Rodríguez Ruiz Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>